Inicio » Opinión » Arte y Cultura » Ricardo Cortez se llamaba en realidad Jacob Krantz

Ricardo Cortez se llamaba en realidad Jacob Krantz

ENLACE JUDÍO MÉXICO : Biografía de un famoso actor del cine clásico,  hoy olvidado, y  que todo el mundo creía español  en Hollywood.


P HUERGO CASO: Ricardo, antes de ser Ricardo Cortez, uno de los mayores galanes del celuloide de los años ´30 y ´40, se dedicaba a las finanzas -broker en Wall Street. Había nacido el 19 de septiembre de 1901, en Nueva York, y era hijo de un matrimonio judío de origen austro-húngaro. Además de trabajar en las finanzas se dedicaba, de forma amateur, al boxeo, lo que le permitía -junto a su juventud- tener un aspecto físico que fue notado por la Paramount como muy de latin lover.

Era la época de Rodolfo Valentino y  el hispano-mexicano Ramón Navarro o le español Antonio Moreno-estrellas masculinas del cine mudo que arrancaban suspiros y pasiones inconfesables- así que la Paramount decidió convertir a Mr. Krantz en un latin lover más, cambiándole el nombre a algo que evocara un punto intermedio entre el Mar Mediterráneo y el Golfo de México: Ricardo Cortez.

Como era la época del cine mudo, no había por qué preocuparse de acentos hispanos al hablar inglés; lo mismo le pasaba a Greta Garbo, que empezó por esta época a hacer películas con él : “Torrent”, de 1926. El reencuentro de unos amores contrariados entre el hijo de un noble déspota y una muchacha que triunfó en la Opera de París.

 

Crawford y Cortez

Pero con la década de los años ´30 , tras el éxito de otra película muy judía, El cantor de Jazz, se inicia la era del cine sonoro y se inicia también el declive de Cortez. Cuando empezaron a hacerse muy notorios los rumores sobre su no latinidad le quisieron hacer pasar por francés.  No obstante actuó con Joane Crowford, “Montana” y seguidamente tuvo un papel en “El halcón Maltés”, con Humphrey Bogart, o con  Bettie Davies, en The Big Shakedown , de  1934., Al Johnson, Dolores del Río, todas las estrellas mayores de su época. Incluso hizo una película en México, pero ya en 1973: “Mujercitas”  una adaptación moderna del clásico ( ver aquí)

Cortez-Rubens

En 1926 se casó con la hija de un judío, Alma Rubens, también actriz. Un desastre del que se hizo eco la prensa y que terminó en divorcio en 1931. Ella era cocainómana desde los años´20 . Se supo públicamente en el ´29 cuando intentó acuchillar a un médico que debía rehabilitarla.  Se escapó de un hospital en Pasadena. Aparentemente se rehabilitó -ella hablaba de ello con naturalidad ante la prensa-  y hasta rodó una película. Pero poco después  fue detenida en San Diego por tenencia de cocaína.Además fue imputada por tráfico ilegal de morfina desde México a los Estados Unidos.  Ella le pidió el divorcio y murió de neumonía. Cortez tuvo que denunciar que ni le habían avisado de su muerte ni de que estuviera tan enferma.

Cortez, a partir de los ´40, dejó la interpretación para pasar a la dirección. Luego abandonó el cine y regresó a Nueva York para retomar su carrera en el mundo de las finanzas y se puso a trabajar  para la empresa de los Solomon Brothers.

Falleció en Nueva York en 1977 y fue enterrado en el cementerio Woodlawn, en el Bronx. Hollywood le honra con una estrella a la altura del  1500 Vine Street.

   © P HUERGO CASO / ENLACE JUDÍO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend