Inicio » Opinión » Análisis » Silencio ante la evidencia

Silencio ante la evidencia

Enlace Judío México.- No hay peor sordo que quien no quiere oír, ni peor ciego que quien no quiere ver.

EDUARD YITZHAK PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Irán ha admitido que ayudó a los yihadistas de Al Qaeda que perpetraron el atentado del 11-S del 2001 en los EEUU que causó la muerte de 3.016 personas y dejando a otras seis mil heridas. Funcionarios iraníes admitieron haber facilitado los ataques terroristas del 11 de septiembre en los Estados Unidos al ayudar secretamente a viajar libremente a los operativos de Al Qaeda que eventualmente volaron aviones comerciales a las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York, según un nuevo comunicado.

Mohammad-Javad Larijani, asistente de Asuntos Internacionales en la Judicatura de la República Islámica de Irán, reveló en comentarios en idioma farsi transmitidos por la televisión estatal iraní que los oficiales de inteligencia iraníes ayudaron secretamente a los atacantes de Al Qaeda y les dieron refugio en la República Islámica, según una traducción al inglés publicada por Al Arabiya. [1]

Mohammad-Javad Larijani ha declarado en la entrevista del 30 de mayo, que está ganando popularidad en las redes sociales: “Nuestro gobierno acordó no sellar los pasaportes de algunos de ellos porque estuvieron en vuelos de tránsito durante dos horas, y reanudaron sus vuelos sin sellar sus pasaportes. Sin embargo, sus movimientos estaban bajo la supervisión completa de la inteligencia iraní. […] Los estadounidenses tomaron esto como evidencia de la cooperación de Irán con Al-Qaeda y vieron el paso de un avión a través del espacio aéreo de Irán, que tenía uno de los pilotos que llevaron a cabo los ataques y un líder militar de Hezbollah sentado a su lado a bordo, como evidencia de la cooperación directa con Al-Qaeda a través de Hezbollah libanés”.

Larijani admitió que los funcionarios iraníes no sellaron los pasaportes de los militantes de Al Qaeda para ofuscar sus movimientos e impedir que sean detectados por gobiernos extranjeros. El operativo de Al Qaeda también recibió refugio seguro en Irán.

Las declaraciones representan la primera vez que altos funcionarios iraníes admiten públicamente que ayudaron a Al Qaeda y jugaron un papel directo en la facilitación de los ataques del 11 de septiembre.

El gobierno de EEUU ha acusado a Irán de jugar un papel en los ataques e incluso multó a la República Islámica con miles de millones como resultado. La Comisión de los EEUU del 11 de Septiembre se reunió para investigar los ataques y concluyó que Irán ayudó a los yihadistas de Al Qaeda.

El ex Primer Ministro de Pakistán Nawaz Sharif ha admitido tácitamente en una entrevista que Pakistán jugó un papel en los ataques terroristas del 26/11 de 2008 Bombay. En declaraciones a Dawn, Sharif afirmó que las organizaciones terroristas estaban prosperando en Pakistán y que “actores no estatales” fueron responsables de la serie de ataques coordinados en Mumbai el 26 de noviembre de 2008, que se cobró más de 160 vidas.

Sin nombrar a la mente maestra del ataque de Mumbai, Hafiz Saeed y los grupos terroristas de Masood Azhar, Jamaat-ud-Dawah y Jaish-e-Mohammad, que operan en el país con impunidad, el ex Premier Nawaz Sharif dijo: “Las organizaciones militantes están activas. Llámales actores no estatales”. [2]

El 26-N de 2008 tuvo lugar una serie de atentados islamoteroristas perpetrados por diez miembros de Lashkar-e-Taiba, una organización yihadista con base en Pakistán, que llevó a cabo una serie de 12 ataques coordinados de disparos y bombardeos que duraron cuatro días en la ciudad india de Mumbai. Los ocho ataques islamistas comenzaron el miércoles 26 de noviembre y duraron hasta el sábado 29 de noviembre de 2008. 164 personas murieron y 308 resultaron heridas en South Mumbai: en Chhatrapati Shivaji Terminus, Oberoi Trident, Taj Palace & Tower, Leopold Cafe, Cama Hospital, en el centro judío Nariman House Jewish Community Centre, Metro Cinema, y en un carril detrás del edificio Times of India y St. Xavier’s Collage. También hubo una explosión en Mazagaon, en la zona portuaria de Mumbai, y en un taxi en Vile Parle.

El gobierno de la India dijo que los atacantes provenían de Pakistán y que sus controladores estaban en Pakistán. El 7 de enero de 2009, Pakistán confirmó que el único perpetrador sobreviviente de los ataques era un ciudadano paquistaní. El 9 de abril de 2015, se le concedió libertad al principal cabecilla de los ataques, Zakiur Rehman Lakhvi.

El ex Premier de Pakistán ha tardado diez años en “reconocer” -y en reconocerlo indirectamente-, su participación en los asesinatos contra turistas, población india y judíos en centro de estudios judíos de Chabad Lubavitch del Nariman House Jewish Community Centre.

Tanto la República Islámica de Irán y Pakistán no reconoce públicamente sus respectivas implicaciones en los atentados del 11-S de 2001 y del 28-N de 2008, aunque hace pocos días altos funcionarios si que los han reconocido explícitamente.

La Unión Europea no quiere ver las implicaciones de Irán en los atentados en la AMIA Asociación Mutual Israelita Argentina en Buenos Aires, Argentina, el lunes 18 de julio de 1994. Se trató de uno de los mayores ataques terroristas ocurridos en Argentina, con un saldo de 85 personas muertas y 300 heridas, y el mayor ataque sufrido por judíos desde la Segunda Guerra Mundial. Tampoco quiere ver las implicaciones de Irán en el ataque terrorista a la Embajada de Israel en Argentina que sucedió el martes 17 de marzo de 1992 y causó 22 muertos y 242 heridos.

Ningún líder político ni de opinión europeo osará criticara Irán y Pakistán por su participación criminal en atentados contra población en Argentina, India, Estado Unidos. Business is business. Todos quieren vender a Pakistán y a Irán, a pesar de que sus gobiernos apoyan el islamoterrorismo, es el costea pagar para tener negocios y obtener pingües beneficios. Los países de la Unión Europea cierran sus ojos, ensordecen sus oídos y desvían la mirada hacia el vacío para no enterarse de los atentados terroristas y quieren creer las falsedades en las promesas de los ayatolás de Irán de que han frenado su carrera armamentística nuclear, aún sabiendo que la República Islámica de Irán está buscando el arma nuclear, lo que pone en peligro a la misma Europa. Parece que Europa que el dios Cronos – el tiempo en versión moderna- generará una democratización. ¿Todo lo contrario! esa actitud chamberlaina europea, de dhimmitud y apaciguamiento -refuerza el poder totalitario y terrorista de los ayatolás de Irán.

No hay peor sordo, que quien no quiere oír, ni peor ciego, que quien no quiere ver.

Europa cree que desviando la mirada, tapándose los oídos y cerrando los ojos, los muyahidines (yihadistas) que gobiernan Irán y Pakistán serán más discretos y no atentarán contra las naciones europeas.

La Unión Europa quiere creer en Papa Noel, en su versión adulta, y anhela vivir en el país de fantasía de Mary Poppins.

¿Hasta cuándo durará la fantasía e hipnosis europea, seducida y narcotizada por el petróleo y los business?

Europa tardó en despertarse ante el nazismo, se desveló herida y ensangrentada. Parece que la Unión Europea vuelve a repetir el mismo error.

NOTAS

[1] Iran Admits To Facilitating 9/11 Terror Attacks

Top Iranian official admits for first time Iran aided al Qaeda terrorists. Adam Kredo

June 8, 2018

http://freebeacon.com/national-security/iran-admits-facilitating-9-11-terror-attacks/

[2] https://timesofindia.indiatimes.com/world/pakistan/nawaz-sharif-admits-pakistan-played-a-role-in-26/11-mumbai-terror-attacks/articleshow/64137414.cms

https://www.thequint.com/news/india/baby-moshe-what-happened-at-chabad-nariman-house-on-2611

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend