Inicio » Opinión » Historia Judía » Conoce la mención más antigua de Israel en la historia: La Estela de Merenptah

Conoce la mención más antigua de Israel en la historia: La Estela de Merenptah

 ENLACE JUDÍO : -Un importante hallazgo arqueológico: hasta ahora, la arqueología no ha podido ofrecer una prueba más antigüa que esta.


P HUERGO CASO:  La más antigua evidencia arqueológica de la existencia de Israel como nación está datada en el año 1208 antes de la era común. (Aproximadamente, por supuesto)

O lo que es lo mismo,  hace  unos 3.226 años. O dicho de otra forma: 200 años después de Moisés (más o menos)  y por tanto de la salida del Pueblo de Israel de la esclavitud en  Egipto.

El artefacto en cuestión  se llama “La Estela de Israel” . Una estela es un monumento monolítico con inscripciones -una lápida- que tiene  siempre una función conmemorativa: una muerte, un hito político-geográfico, o un triunfo. Las hay muy famosas: El código de Hamurabi, la Piedra Rosetta, o la Estela de Israel.

¿Pero quién fue Merenptah?

Merenptah fue el cuarto faraón de la XIXª dinastía de Egipto. Decimotercer hijo de Ramsés II y cuarto de los que concibió con Isis Nefert. Ramsés II fue muy longevo, por lo cual cuando murió los tres hermanos de Merenptah ya habían muerto también y a pesar de ser el cuarto en la línea sucesoria, a los sesenta años heredó el poder  de Egipto durante diez años. De su vida privada sabemos que se casó con su hermana, primero y con su sobrina, después. Esta sobrina era fruto de la relación incestuosa de Ramsés con su propia hija. Hizo que la capital de Egipto retornara a Menfis. La estela de Israel, o de Merempath, hace referencia a hechos acaecidos seis años después de la muerte de Ramsés II, cuando su sucesor emprendió campañas bélicas contra los pueblos vecinos, bien sean los libios, bien sean los cananeos. Estas campañas estaban destinadas en último término a enseñar a los sacerdotes de Amón quién tenía el poder.

La estela en cuestión  fue descubierta  en 1896,   por el arqueólogo inglés Flinders Petrie, excavando en la tumba del faraón Merneptah,  en un Templo de Tebas, la antigua capital egipcia en la ribera occidental del Nilo.

Su altura es de aproximadamente 318 cms.  y un ancho de 163 cms. El material, granito negro.  Se puede contemplar  en el Museo Nacional Egipcio , de  El Cairo, y una copia de  la lápida se  colocó en  Karnak. William M. Flinders Petrie, que murió en Jerusalén en el verano del ´42, fue un pionero de los métodos arqueológicos modernos, catedrático de Egiptología en el Reino Unido. El descubrimiento de la Estela de Israel fue su momento culminante en su carrera como egiptólogo. Antes de excavar en Tebas ,  lo hizo en Jerusalén, buscando la ciudad de Lakish, al norte del Neguev y al este de Gaza. Lo cual concluyó uno de sus discípulos.

Henry Wallys,  “Professor Sir William Flinders Petrie  in Thebes”. UNIVERSITY COLLEGE, LONDON

En 1896 su equipo excavaba un templo en Luxor -Alto Nilo- y ese templo resultó que había sido construido por Merenptah -con piedras de la tumba de Amenhotep III. Y una estela en la que se documentaban los logros arquitectónicos de Amenhotep. Por el otro lado, la victoria de Merenptah contra los pueblos del mar.  El filólogo alemán Wilhelm Spiegelberg, que formaba parte del equipo, corrió a traducir los nombres de esos pueblos. Se encontró con uno que decía “I.si.ri.ar” . En egipcio  los fonemas consonánticos de /r/ y /l/  son uno  solo. Los dos , el filólogo y el arqueólogo fueron conscientes de que habían encontrado la que hasta hoy mismo sigue siendo la más antigua prueba arqueológica de la existencia de Israel en  la antigüedad.

En concreto lo que dice de Israel es que es una nación que ha sido arrasada hasta que no le queda semilla alguna con la que regenerarse. Lo cual es una exageración jactanciosa, pues sólo tres siglos después tenemos constancia de los reinos de Ajab y Omrí.

Petrie, después de una excavación en el Delta del Nilo -Tel Al Yehudi- abandonó Egipto y se dedicó a investigar la época anterior a la invasión de los filisteos (S XIII  a.e.c.) en el sur de Israel y el Sinaí.

Trabajó hasta los 85 años, muriendo en Jerusalén el 28 de julio de 1942; está  enterrado en el cementerio protestante del Monte Sión.

      Bibliografía básica:

  1.  F. Petrie, Temples of Thebes,  1896, London

© ENLACE JUDÍO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend