Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » Jaime Edelson, el hombre que benefició a 1.250,000 niños mexicanos, es candidato a diputado

Jaime Edelson, el hombre que benefició a 1.250,000 niños mexicanos, es candidato a diputado

Enlace Judío México – El Dr. Jaime Edelson es un hombre que se autocalifica como “necio”, y probablemente lo es, porque gracias a él existe una ley que ha beneficiado a más de un millón de niños mexicanos y ahorrará millones al Estado. Ahora es candidato a diputado por el Distrito XIII de la Delegación Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México.

El Dr. Edelson nos cuenta que, antes de aceptar ser candidato, el Partido Nueva Alianza lo invitó cuatro veces a comer, proponiéndole ser candidato a disputado por el distrito XIII. A la quinta invitación, Jaime aceptó porque, dice, “con mis convicciones y valores como judío mexicano, me creí esa historia de que debemos de dejar este mundo mejor de como lo encontramos”.

La idea era sencilla: si se regala a los niños de preescolar cepillo y pasta de dientes, y se pide a los maestros que los lleven a cepillarse en el transcurso de su estancia escolar, se puede formar un hábito que disminuirá en gran medida la caries dental. Esta idea fue primero aplicada a un grupo de 30,000 niños en la Ciudad de México, en el marco de un programa de la Fundación de la Asociación Dental Mexicana: niños de escasos recursos se quedaban en la escuela, donde recibían alimentos y practicaban actividades deportivas y culturales.

En entrevista, el Dr. Edelson cuenta algunas anécdotas sobre el arduo camino que tuvo que recorrer para alcanzar su objetivo.

“Me reuní con la directora de Educación del entonces D.F. y le pregunté: “¿Se van a lavar los niños las manos antes de comer?” Ella respondió: “Dónde haya agua y jabón, sí”. Indagué: “¿Podrán cepillarse los dientes después de comer?” La mujer dijo: “Uy, no tenemos presupuesto”.

“Continuamos con ellos, y de hecho el programa continúa hasta la fecha. Con ese estudio me fui a tocar puertas, y llegué a la Asamblea Legislativa del D.F. Y a través de la comisión de educación les gustó mi idea de convertir esto en una ley. Pero estos programas o proyectos duran mientras alguien está regalando, y en el momento en que se acaban los cepillos y las pastas, probablemente el programa se iba a venir abajo”.

“Trabajé con la comisión y les gustó mi idea de convertirlo en una ley. Esto se hizo realidad el 16 de noviembre de 2016. La firmó el Dr. Mancera, entonces jefe de gobierno, el año pasado. A partir de este año escolar que está terminando, un millón 250 mil niños recibieron a principio del año escolar un paquete que consiste en educación sobre cómo cepillarse los dientes, un cepillo y una pasta de dientes para la casa”.

“El beneficio permea del niño hacia la casa y no al revés. Esa fue una manera de cambiar al mundo. La primera etapa era la CDMX, y es un programa disruptivo muy sencillo, pero con muy bajo costo y con mucha eficiencia de largo plazo”.

“Como soy un dentista inquieto, la CDMX no me bastó y este 20 de marzo se presentó en San Lázaro una propuesta que yo llevé para que se cambie la ley de educación y se eduque sobre salud bucal dentro del salón de clases como parte de los programas de estudio, que “se abra el espacio para la práctica de la higiene bucal”, en escuelas tanto públicas como privadas. Que haya un espacio para que los niños se puedan lavar los dientes después de consumir algún alimento. Los 2 o 3 minutos que inviertan pueden repercutir enormemente en su salud y la de su familia”.

“Con esta experiencia y después de terminar mi labor de 6 años en el Consejo Mundial de la Federación Dental Internacional en Ginebra, algo así como la ONU del diente, se acercó conmigo el partido Nueva Alianza y me dijeron que si quería participar con ellos como candidato a diputado local. Lo consulté con mis hijas y me dijeron, ‘Pá, estás loco. ¿Cómo te vas a meter a eso? Tú eres dentista’.”

“Les agradecí mucho, me invitaron 4 veces a cenar y en todas estas ocasiones los rechacé. Y finalmente en febrero me invitaron a desayunar, y yo creo que en las mañanas soy más débil, y acepté con la condición de ir como candidato ciudadano, esto quiere decir que no me afilio al partido, pero me dan la oportunidad de competir”.

“Ha sido una experiencia muy compleja, muy difícil, al recorrer nuestras colonias, incluso nuestra delegación y darnos cuenta de la enorme cantidad de pobreza y abandono que hay, de promesas no cumplidas. De los partidos que me digas, de todos ha habido abuso. De Nueva Alianza no, ya que no ha tenido un puesto importante. Nueva Alianza fue un partido que fundó la maestra Elba Esther Gordillo y hoy funciona de forma independiente e incluso lucha por no perder el registro”.

He hecho una campaña con mis propios recursos, no he pasado la charola a nadie, no he recibido recursos de nadie. Sólo del partido he recibido apoyo en especie como tradicionalmente ocurre en los mitines, lo cual me libera, y en caso de llegar a la Cámara, no tendré compromisos con ningún grupo o persona, mas que con mis convicciones y valores que como judío mexicano y como un boy scout, me creí esa historia de que debemos de dejar este mundo mejor de como lo encontramos”.

“Uno termina un logro y se le abre una nueva oportunidad, y yo creo que todo lo que hago en beneficio de ayudar a la gente es algo que siempre me llena de emoción, y empezar proyectos de este tipo siempre es para mí algo muy bueno”.

“Para probar la efectividad del proyecto, hicimos en una primera etapa un estudio a través de un investigador independiente. Nos acercamos a la Facultad de Odontología de la UNAM, y la directora de epidemiología es la que diseñó el estudio, lo aprobó la comisión de ética de la UNAM, y ellos son, a través de sus adscritos, maestros y alumnos, quienes llevaron a cabo las revisiones de un grupo representativo de estos 30 mil niños”.

“Medimos si se habían cepillado los dientes. Hay una forma de saber si te cepillaste nada más ese día o si llevas varios días sin cepillarte, o si te cepillas en forma constante. Una vez que salió ese estudio, volvimos a firmar con la CDMX por 4 años más e hicimos un estudio de caries para demostrar no nada más la salud de las encías, sino qué pasa si se reduce la caries cepillándose los dientes al menos una vez al día en la noche (el mejor horario para hacerlo), pero en este caso no hay escuelas nocturnas infantiles, por lo que teníamos que aprovechar su horario. Lo que queríamos hacer era formar el hábito de cepillado, y por eso lo hicimos a la hora que tuvieran el alimento, en el caso de SaludArte, es en la tarde”.

“Tenemos otros 20 mil niños con el DIF de la CDMX, y otros 40 mil en otros centros del DIF de la República Mexicana, donde el DIF se compromete a ponerles barniz de flúor, y nosotros conseguimos los cepillos y los regalamos. Todo el cepillado no le ha costado a los niños y a sus padres ni un centavo, eso es lo relevante”.

“Habiendo tenido el orgullo de llevar una ley que se aprobara, porque la mayoría de los legisladores entran y salen y no proponen leyes, o las proponen pero no pasan, me dio mucho gusto de que sí sucediera y en caso de que cuente con el apoyo de los vecinos de la Miguel Hidalgo y logre entrar a la Asamblea Legislativa, mi intención es participar en la comisión de salud o la que me toque”.

“Creo que hay que hacer mucho por esta ciudad. La Miguel Hidalgo es la delegación con el predial más alto de todo el país. Es la delegación que más recursos mete a la CDMX, incluso más que muchos estados, a la Federación. Y sin embargo el recurso no se queda aquí, porque nadie lo ha defendido. Me siento con la capacidad y el liderazgo para lograr que se defienda y podamos elevar la calidad de vida de nuestra delegación”.

EJ: Para lograr una ley has tenido que pasar por un viacrucis…

JE: Afortunadamente soy muy necio o tenaz. Y una vez que me propuse hacerlo, había que llevarlo hasta el final. De repente llegaba a la Asamblea y se había suspendido la sesión porque un grupo no había cabildeado suficiente y por ello reventaban el quórum. Volvías a ir y resultaba que tu tema se había encimado y ya no quedó para la siguiente semana.

Tuve que ir muchas veces pero, realmente, me apasionó el proceso de ver cómo llegó. Y una vez que se presentó al pleno y regresó a comisiones, regresó aprobada por 4 de ellas, y en el pleno se aprobó por unanimidad. Sería como un suicidio votar en contra de algo bueno para los niños. Fue un momento muy emotivo.

EJ: ¿Cómo lo celebraste?

JE: Nos fuimos al Cardenal, no hubo nada especial. El proceso de construir la ley implicó foros donde participaron muchos compañeros que invitamos para que dieran ponencias, desde psicólogos para ver si realmente es la edad para poner o implantar un buen hábito. Muchos odontólogos participaron, trajimos especialistas de fuera. Tuve un gran apoyo del King’s Colllege Dental Institute de Londres, donde mi gurú en salud pública me apoyó mucho. Yo realmente vivo del fracaso de la prevención. Vivo de poner implantes y coronas, y sin embargo ahora dedico prácticamente en los últimos años, entre 5 y 6 meses, a proyectos de salud pública. Nunca lo hubiera pensado, pero vale la pena.

Y si ahora podemos poner todo ese ímpetu y experiencia dentro de la Asamblea Legislativa, que se convertirá en el primer Congreso de la CDMX, igual y salimos con un par de leyes buenas en beneficio de la gente de la Ciudad.

EJ: ¿Qué necesita la delegación Miguel Hidalgo? ¿Qué harías si fueras electo? ¿Dónde empezarías? ¿Qué lugares necesitan qué?

JE: Yo nací en la Miguel Hidalgo, crecí y jugué en sus calles, cuando se podía, siempre he vivido y trabajado en esta delegación. Yo crecí aquí enfrente y cuando nos cambiamos al sexto piso y podías ver los volcanes todas las mañanas, era una gran emoción. Pasaron los años y de repente un día nos dimos cuenta que los volcanes ya no se veían, la calidad del aire se perdió, una calidad del aire que está hecha de nata, humo y partículas suspendidas, pero también de una gran corrupción e impunidad en la que vivimos hoy en día en nuestra delegación, en nuestra ciudad y en todo México.

Creo que la calidad de vida es algo a lo que tristemente te vas acostumbrando a que se vaya perdiendo. Hoy prende un noticiero en la mañana y los primeros 12 a 15 minutos es un recorrido por cuántos muertos, levantados, decapitados o desechos en ácido, y ya parece parte de nuestra vida. Tenemos que ser los vecinos, los ciudadanos los que vamos a revertir el proceso.

La gente que está en la política ya está tantos años que hacen de eso una forma de vida. Muchos de ellos tristemente han abandonado principios que tal vez los trajeron inicialmente a trabajar en esto. Pero creo que con vocación de servicio y dejando un poco de tiempo, se pueden resolver los problemas. Aquí ya hubo quien quitó a los ambulantes afuera de los mercados, y a la gente del mercado, que es la que paga renta, la que paga luz, impuestos, etc., le iba bien, y ahora se permitió que regresaran con estas cuotas de grupos o tribus que apoyan en el voto, regresan los ambulantes. Los mercados están hechos una desgracia. En todo el mundo, el concepto de mercado está de moda, e ir a comprar a esos lugares, a pasarla bien con tus amigos, y aquí nuestros mercados están totalmente abandonados. No se diga las calles y la seguridad.

Tenemos la mitad de policías por 100 mil habitantes que marca la ONU, y de todos los policías de la CDMX, la mitad gana lo mismo que una cajera de una tienda de autoservicio. ¿Por qué alguien que gana 5, 6 o mil 500 pesos al mes se va a jugar la vida por ti? No lo va a hacer. Mientras no dignifiquemos el trabajo del policía, mientras no los entrenemos de inicio mucho mejor, tanto en DDHH, en actividades policíacas y de inteligencia, mientras no respetemos su trabajo, la delincuencia irá comiéndose, como lo ha hecho, a las calles de la CDMX como en los últimos años. Simplemente este año, si ves las estadísticas, el robo con violencia para quitarte el coche ha subido un 27%, y claro, con trabajo y con esfuerzo, lo que te roban lo recuperas, como en mi caso de que fui víctima de la inseguridad. Pero la tranquilidad nos la robaron y la confianza de salir a la calle o de bajar a jugar como lo hice yo en mi infancia.

Si no hay una verdadera determinación de los ciudadanos a que esto cambie, tristemente sólo va para peor.

EJ: ¿Por qué debemos de votar por ti Jaime?

JE: Eso ya se los dejo a ustedes. En el caso particular de la Miguel Hidalgo, hay una persona que ya lleva seis legislaturas; otro ya estuvo en obras, fue encargado del segundo piso. Y desgraciadamente son personas que siento que han perdido el espíritu o vocación de servicio. Yo lo tengo muy claro. Jamás he recibido ni un centavo por toda mi actividad, ni dentro de la Comunidad, ni dentro de la Asociación Dental Mexicana, que no fuera la satisfacción de haber cumplido un proyecto o una meta, de haber logrado una ley, o en el caso del cáncer bucal, un proyecto que también está haciendo la diferencia. Ya tenemos programas pilotos en Querétaro y en Toluca para detección temprana. El cáncer bucal es letal, sobre todo, si no se detecta a tiempo. Una persona que llega al Instituto de Cancerología a ser tratado de cáncer bucal, ya pasó por 4 médicos, 4 odontólogos lo llenaron de remedios y no hubo el diagnóstico adecuado. Aquí también ya hubo una gran labor para educar. Tenemos un programa para regresarles los dientes a personas de la tercera edad.

A través de la Fundación siempre he ayudado. Si votan por mí, qué padre. Si no, siempre seré una persona ocupada y tendré muchos proyectos. Así como te decía que un día los volcanes no se vieron y toda esa mugre es la que no nos permite ver la ciudad, así nos pasa con el país. Tenemos un país increíble, no solamente grande, sino grandioso. Un país donde lo mejor que tiene es su gente. Y estamos unidos en una burbuja de violencia, de mugre, de deterioro, que no nos merecemos. Realmente somos arriba de 100 millones de mexicanos que no tenemos que ver nada con el narcomenudeo ni mayoreo, ni con el crimen organizado, ni con la política, ni con todos los entuertos tejidos alrededor de todas esas actividades. Y que nos merecemos el país que teníamos, que es bellísimo en sus playas, riquísimo en su cultura. Tenemos una ciudad increíble, la que tiene más museos en el mundo, y la gente no sale por la inseguridad, porque no sabe qué va a pasar.

Lo que he hecho es que, cada persona que llegó hasta este punto en la entrevista, tiene un pedacito de enojo guardado que se puede convertir en trabajo. Y eso es lo que estoy recogiendo. Con la parte de cada quien que dice, “Yo podría”, “Yo tal vez”, etc.

Tengo un amigo que dice que las personas estamos divididas en 4 grupos. En la parte más baja de la pirámide está la gente que no le importa nada, que ni se queja, que le da lo mismo, y la que no tiene escrúpulos. En el otro nivel de la pirámide está la gente que se queja de todo, pero que no hace nada. Si subes un escalón más arriba, te encuentras con el “Síndrome del Director Técnico”, aquellos que dicen, “Tú haz, aquél que haga, él no hizo”, pero que no hacen nada. Pero hay una cúspide en esa pirámide como tú o como yo, que nos quejamos, pero que sí hacemos, y que estamos aquí para trabajar y para entregar nuestro tiempo y nuestra vocación de servicio en beneficio de los demás.

La ley del año 2017, firmada por el entonces jefe de gobierno Dr. Miguel Ángel Mancera, implica que de aquí en adelante, todos los niños van a recibir siempre cada inicio de año escolar un paquete consistente en cepillo y pasta para la casa, para la escuela y un instructivo. El siguiente reto era cómo vamos a entrenar a 40 mil maestros en 4 mil escuelas. Para eso hicimos una plataforma que tiene información que tiene totalmente de acceso libre, sin marcas, no está patrocinada por nadie, es de la Asociación Dental Mexicana a través de la Fundación. Y la pueden usar, tiene información para maestros, padres de familia y niños, se llama cepidi.com.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend