Enlace Judío México.- En 2012, los restos del Altalena fueron descubiertos por expertos marinos a quienes el Centro Beguin les encomendó encontrar el buque, en un esfuerzo parcialmente financiado por el gobierno israelí.

DAVID GEFFEN

De niño en Estados Unidos, unos años antes de que naciera Israel, estuve un poco expuesto a las raíces del “Caso Altalena”.

Mi madre y yo vivíamos en Norfolk, Virginia, en 1945 y 1946, mientras mi padre prestaba servicio en el extranjero en una unidad del gobierno militar después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Siendo nativo de Norfolk, mi madre tenía familia en la ciudad, y fuimos a vivir allí con mi Bubbie Birshtein y el tío Easy durante 14 meses.

Mi tío se convirtió en una figura paterna durante ese tiempo y pescábamos juntos cuando un día comenzó a hablarme sobre el Irgún, la organización paramilitar sionista en la Palestina anterior al estado que no detendría sus numerosas acciones destinadas a destruir la voluntad británica de permanecer en Eretz Israel. El tío Easy había sido contactado por un representante estadounidense del Irgún que estaba buscando fondos para ayudar a estos “combatientes patrióticos“.

No vi que entregara ningún dinero; sin embargo, me dijo que esperaba que sus dólares compraran equipo para las batallas que estaban en curso en Tierra Santa y las que vendrían.

Para mí, escribir sobre el Altalena es una forma de recordar a mi difunto tío, que no era religioso sino que era sionista y estaba profundamente comprometido con el nacimiento de un estado judío.

El 14 de mayo de 1948 nació Israel y los árabes inmediatamente atacaron con fuego de rifle, fuego de cañón y bombas desde el aire provisto por la Fuerza Aérea egipcia. La lucha fue incesante día y noche. Muchas personas murieron y la Ciudad Vieja de Jerusalén fue objeto de un duro ataque. Menajem Beguin, que más tarde se convertiría en primer ministro, había sido hasta entonces el líder del Irgún durante muchos años. Los británicos buscaban su captura, pero Beguin se ocultó y sus esfuerzos fueron en vano. La lucha inicial en 1948 se prolongó desde el 15 de mayo hasta el 1 de junio, hasta que el mediador de las Naciones Unidas pudo organizar una tregua.

En el otoño de ese año, Associated Press describió el enfrentamiento sobre el Altalena – entre Beguin y su rival David Ben-Gurion, jefe de la organización paramilitar Haganá y el gobierno provisional de Israel – de esta manera:

En el corazón de este incidente había un conflicto amargo y prolongado entre dos de las principales facciones que caracterizaron el período de fundación del estado … por un lado, Ben-Gurion, sionista de izquierda, contra el grupo militante de derecha encabezado por Menajem Beguin“.

Los dos líderes se enfrentaron a una situación explosiva unas semanas después de la fundación del estado. El 15 de junio, Beguin anunció: “El barco, con combatientes y armamentos, que se suponía iba a ser detenido desde Francia, ya ha zarpado“.

En su diario, Ben-Gurion registró los pasos que se estaban tomando para ocuparse de la nave y su carga de municiones. El 16 de junio de 1948, escribió:

[Los miembros del alto mando de Haganá] Yisrael Galili y Levi Eshkol se reunieron ayer con Beguin. Mañana o al día siguiente su barco está previsto que llegue, con 800 a 900 hombres, 5.000 fusiles, 25 armas Bren, 5 millones de balas, 50 bazucas, 10 portaaviones Bren“.

Ben Gurion. (Crédito de la foto: R.M. Kneller)

Luego agregó:

Zipstein, director del puerto de Tel Aviv, supone que por la noche será posible descargarlo todo. Creo que no deberíamos poner en peligro el puerto de Tel Aviv. Ellos [barco, municiones, luchadores] no deberían ser devueltos. Deberían desembarcar en una costa desconocida“.

Las tensiones eran altas porque la tregua inicial de la Guerra de la Independencia había entrado en vigor el 11 de junio. Los líderes israelíes temían que al traer abiertamente combatientes y armas estarían rompiendo la tregua. Por lo tanto, había que encontrar un puerto en el que se pudiera descargar la nave en silencio. Inicialmente, se seleccionó Netanya.

Otra historia de AP informó:

Un comunicado israelí reveló que seis hombres del Irgun murieron y 14 resultaron heridos en una batalla cerca de Netanya, en la costa mediterránea, entre Tel Aviv y Haifa, cuando los Irgunistas hacían un intento fallido de conseguir armas cerca de ese centro de diamantes. Haganá, el ejército de Israel, perdió dos muertos y tres heridos“.

Los siguientes detalles completan la historia un poco más.

El 1 de junio de 1948, se firmó un acuerdo entre el gobierno provisional y el Irgún para la absorción del Irgún en las Fuerzas de Defensa de Israel. En ese acuerdo se establecía que el Irgún cesaría todas las actividades de adquisición de armas independientes.

Cuando se supo que el barco venía con hombres y equipo militar a bordo, Ben-Gurion se reunió con Beguin para discutir la asignación de la carga. Ben-Gurion aceptó la solicitud inicial de Beguin de que el 20% de las armas se asignaran al Batallón de Jerusalén del Irgún, que todavía luchaba de forma independiente.

Ben-Gurion rechazó la segunda solicitud de que el resto del armamento se transfiriera a las FDI para equipar a los batallones del Irgún recién incorporados, lo que él pensó era una demanda para reforzar “un ejército dentro del ejército“.

Beguin 1948

El 20 de junio de 1948, el Altalena llegó a las costas de Kfar Vitkin a mitad de camino entre Tel Aviv y Haifa, un lugar considerado menos visible para los británicos. Beguin y otras figuras de Irgun estaban en el lugar para dar la bienvenida a los arribos. Los combatientes desembarcaron del barco y parte del equipo militar fue llevado a tierra.

Sin embargo, la siguiente serie de eventos cambió radicalmente el tono. El 20 de junio era lunes y el gobierno provisional estaba reunido en Tel Aviv. Cuando la noticia del aterrizaje llegó a la reunión, Ben-Gurion exigió que “Beguin se rinda y entregue todas las armas“.

La reunión produjo varias resoluciones, una de las cuales decía: “Debemos decidir entregar poder a Beguin u ordenarle que cese sus actividades separadas. Si no lo hace, abriremos fuego“.

La siguiente resolución, que ha sido fuente de interminables debates, sancionó al gobierno provisional “para facultar al ejército a utilizar la fuerza si es necesario para vencer al Irgún y confiscar el barco y su cargamento“.

Cuando se solicitó la entrega de sus armas, el Irgún se negó y se produjo una batalla mortal. Siete combatientes del Irgún y dos soldados de las FDI murieron en el desembarco inicial. En última instancia, la lucha terminó cuando los residentes de Kfar Vitkin pudieron negociar un alto el fuego.

Beguin entonces tomó un bote desde la orilla, subió al Altalena y le dijo al capitán que debía navegar hacia Tel Aviv. Durante mucho tiempo se había sentido que Beguin esperaba un compromiso. Sin embargo, Ben-Gurion ordenó a Yigael Yadin, que en ese momento era jefe de personal interino de la FDI, que concentrara grandes fuerzas en la costa de Tel Aviv para poder capturar la nave.

La gente en Tel Aviv observó con asombro cómo se transferían “armas pesadas” a la playa. Cuando el Irgún emitió una declaración de rendición, Ben-Gurion ordenó que el Altalena fuera bombardeada, y el barco finalmente comenzó a arder.

Altalena

Localicé una imagen publicada en un periódico de Atlanta el 24 de junio de 1948, de una gran multitud en la playa mirando el barco en llamas. Bajo la imagen dice:

Un barco del Irgún Zvaí Leumí cargado con armas y municiones arde ferozmente frente a la costa de Israel en Tel Aviv después de los bombardeos de las fuerzas del gobierno israelí para evitar que los Irgunistas aterricen y rompan la tregua árabe-judía organizada por el mediador de Naciones Unidas Folke Bernadotte. La escena de la playa está a menos de 50 yardas de la sede de la tregua de la ONU. El barco, una embarcación de desembarco estadounidense transformada, había navegado desde Marsella con suministros para la organización terrorista judía“.

En la imagen, se puede ver niños en pantalones cortos y otros, algunos sosteniendo bicicletas, mientras observan la escena.

Un pequeño artículo cerca de la imagen dice: “El Irgún provoca crisis internas, cuya gravedad no se puede minimizar. En esta situación, el gobierno hizo todo lo posible para evitar la amenaza de una guerra civil“.

Solo podemos imaginar la angustia que sienten aquellos que observaron desde la orilla ese día hace 70 años. Beguin insistió en que no abandonaría el barco hasta que todos los heridos a bordo hubieran sido evacuados de forma segura a tierra firme; sus hombres finalmente lo empujaron al mar para asegurar su escape.

Como los judíos de todo el mundo se han dado cuenta, hay dos opiniones distintas sobre quién tenía razón. Herzl Makov, director del Centro Menajem Beguin Heritage de Jerusalén, tiene una posición muy definida: “Beguin decidió no defenderse. Se dio cuenta de que era un problema estratégico. Si nosotros, el pueblo judío, tuviéramos una guerra entre nosotros mismos, no habría ninguna posibilidad de que la independencia funcionara. Entonces ordenó ‘No devolver el fuego’ “.

El otro lado enfatiza que Israel se convirtió en un estado verdaderamente soberano con el hundimiento del Altalena. La Prof. Anita Shapiro, destacada académica de la historia de Israel, dijo: “La idea de que las minorías pequeñas tienen derecho a usar la fuerza para cambiar el curso de la historia fue un principio básico de todos los movimientos clandestinos judíos. Ben-Gurion no aceptaría nada de eso“.

En 2012, los restos del Altalena fueron descubiertos por expertos marinos a quienes el Centro Beguin les encomendó encontrar el buque, en un esfuerzo parcialmente financiado por el gobierno israelí. La nave finalmente se encontró en el fondo del mar a varios kilómetros de la costa de Rishon Lezion a una profundidad de unos 300 metros. Posteriormente, el gobierno anunció planes para levantar el pecio en algún momento en el futuro e instalarlo en tierra firme, ya sea en Tel Aviv o en el Centro Beguin como monumento, y una advertencia sobre cuán cerca estuvo el estado judío de la guerra civil.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío