Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » “Nuestros padres y ancestros son el Pueblo Judío”: Arturo Manuel Díaz León, Director de Asociaciones Religiosas de SEGOB

“Nuestros padres y ancestros son el Pueblo Judío”: Arturo Manuel Díaz León, Director de Asociaciones Religiosas de SEGOB

Enlace Judío México- Arturo Manuel Díaz León es Director General de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación. Como tal, se hace cargo de la constitución de dichas asociaciones. pero, dice, tiene una afinidad por la religión judía, aunque no es la suya, porque “el origen nato de la visión del hombre hacia el Creador es el judaísmo, y de allí nos desprendemos todos… En el Medio Oriente y Occidente, los padres y ancestros son el Pueblo Judío”.

La única asociación que no es Iglesia es la judía. Se llama “Religión judía en México A.R”.

La palabra religión viene del latín religare, ligar a la creatura con su Creador. “Y es un invento del hombre”, dice Díaz León, quien estudió teología para “conocer el origen y el fín del hombre”. Este conocimiento le permite tratar a todas las religiones con igualdad.

En 1992, se empiezan a constituir las Asociaciones Religiosas.El término de Asociación Religiosa, explica, deriva del vocablo con el que Benito Juárez describió a las iglesias en la Ley de Libertad de Cultos en diciembre 1870, una de las leyes de Reforma. Dijo Juárez: “El Estado Mexicano protegerá el culto católico y todo aquel otro que llegue a establecerse en la República Mexicana”… porque la libertad religiosa es propia de la dignidad del hombre. Y no hay más diferencia que los asuntos del Estado deben ser tratados por el Estado y los de las Iglesias por las Iglesias, respetando solamente los límites del orden público y el derecho de terceros“.

En este enunciado está la definición del Estado laico. “Todo el mundo cree que el Estado laico es anticlerical o antireligioso, pero no lo es. Es un principio de libertad. No reniega ni prohibe el ejercicio del culto, privado o público”.

¿En qué es diferente nuestra visión cosmogónica como judeo cristianos? Es que el origen de nuestra creación no nace de nosotros mismos, sino de Dios. Dios es el que infunde la creación al hombre. Para los que somos creyentes, el ser creación de Dios nos otorga los Derechos Humanos. Como hijos de Dios, somos únicos e irrepetibles. Esto viene desde el Génesis y es la aportación del judaísmo d todo Occidente.

“Por ello” dice Díaz León, “tengo muy claro que el origen y el final serán precisamente la teología judía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend