Enlace Judío México – Lee completa la declaración publicada por los mandatarios Benjamín Netanyahu y Mateusz Morawiecki en respuesta a la modificación de la polémica ley ocurrida este miércoles.

En los últimos treinta años, los contactos entre nuestros países y nuestras sociedades se han basado en una sólida confianza y comprensión. Israel y Polonia son amigos y socios leales desde hace tiempo, que cooperan estrechamente en el ámbito internacional, pero también en lo que respecta a la memoria y la educación sobre el Holocausto.

Esta cooperación ha estado impregnada por un espíritu de respeto mutuo, respeto mutuo por la identidad y sensibilidad histórica, incluidos los períodos más trágicos de nuestra historia.

Creemos que hay una responsabilidad común de realizar investigación libre, promover la comprensión y preservar el recuerdo de la historia del Holocausto.

Siempre hemos estado de acuerdo en que el término “campos de concentración/muerte polacos” es descaradamente erróneo y disminuye la responsabilidad de Alemania en el establecimiento de esos campos.

El gobierno en el exilio polaco en tiempos de la guerra intentó detener esta actividad nazi al tratar de crear conciencia entre los aliados occidentales sobre el asesinato sistemático de los judíos polacos.

Reconocemos y condenamos todos y cada uno de los casos de crueldad contra los judíos perpetrados por los polacos durante la Segunda Guerra Mundial.

Nos sentimos honrados de recordar los actos heroicos de numerosos polacos, especialmente los Justos Entre Las Naciones, que arriesgaron sus vidas para salvar a judíos.

Rechazamos las acciones destinadas a culpar a Polonia o a la nación polaca en general por las atrocidades cometidas por los nazis y sus colaboradores de diferentes naciones. Desafortunadamente, la triste realidad es que algunas personas, independientemente de su origen, religión o visión del mundo, revelaron su lado más oscuro en ese momento.

Reconocemos el hecho de que las estructuras del Estado clandestino polaco supervisadas por el gobierno polaco en el exilio crearon un mecanismo de ayuda y apoyo sistemático al pueblo judío, y sus tribunales condenaron a polacos por colaborar con las autoridades alemanas de ocupación, incluidas las denuncias de judíos.

Respaldamos la libre y abierta expresión histórica e investigación en todos los aspectos del Holocausto para que pueda llevarse a cabo sin temor a obstáculos legales, incluidos pero no limitados, para estudiantes, profesores, investigadores, periodistas y, por supuesto, los sobrevivientes y sus familias, que no estarán sujetos a ningún cargo legal por ejercer el derecho a la libertad de expresión y la libertad académica en relación al Holocausto. Ninguna ley puede y ninguna ley cambiará eso.

Ambos gobiernos condenan con vehemencia todas las formas de antisemitismo y expresan su compromiso de oponerse a cualquiera de sus manifestaciones. Ambos gobiernos también expresan su rechazo al sentimiento antipolaco y otros estereotipos nacionales negativos. Los gobiernos de Polonia e Israel piden un retorno al diálogo civil y respetuoso en el discurso público.

Fuente: Oficina del Primer Ministro de Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico