Inicio » Opinión » Análisis » Una revolución constitucional sionista

Una revolución constitucional sionista

Enlace Judío México – La nueva Ley Básica de Israel crea una revolución legal sionista que restauraría el bien visto equilibrio entre los derechos del individuo y el carácter de Israel como el Estado-nación del pueblo judío.

AVIAD BAKSHI

La probable aprobación del proyecto de ley del Estado-nación es el desarrollo sionista más importante que se insertará en los libros legales de Israel desde que se aprobó la Ley del Retorno en 1950. El nuevo proyecto de ley, que convierte el carácter judío del Estado en un valor nacional que puede llevarse a cabo de diversas maneras, restablece el antiguo y adecuado equilibrio entre los derechos del individuo y los valores patrióticos de Israel como el único hogar nacional del Pueblo Judío.

Algunos dicen que el carácter judío de Israel es evidente por sí mismo. Dicen que un proyecto de ley que lo oficializa simplemente se opone a los árabes israelíes y a la comunidad internacional, señalando que simplemente establece lo obvio. En la canción “Do You Love Me?” del musical “El violinista en el tejado”, Tevye el lechero y su esposa Golde descubrieron que su amor debe reforzarse a pesar de ser obvio. Además, el mismo hecho de que algunas personas en Israel estén en contra de proclamar que Israel es el Estado-nación del pueblo judío subraya la necesidad de hacerlo más obvio.

El sólo hecho de que los ministerios de Asuntos Exteriores de ciertos países occidentales y diversos grupos en las principales universidades de todo el mundo consideren que el sionismo es una forma de racismo significa que el proyecto de ley del Estado-nación dice algo que es cualquier cosa menos que evidente. La ley del Estado-nación envía un mensaje importante y oportuno: que los israelíes se involucran totalmente cuando se trata de la idea sionista de tener un hogar nacional judío y están dispuestos a plasmarlo a través de una Ley Básica. Dado que las leyes básicas de Israel son su constitución de facto, la definición de Israel como Estado-nación ahora estará en la cúspide de la legislación israelí.

La ley del Estado-nación llena un vacío cuando se trata de las relaciones de Israel con la Diáspora judía. Muchos se han lamentando de que los israelíes y los jóvenes judíos de todo el mundo ya no compartan un fuerte vínculo. Una nueva Ley Básica que detalla los fundamentos sionistas de Israel como un Estado para todos los judíos servirá para renovar el pacto entre los judíos aquí y en el extranjero, y reforzará los lazos entre los dos grupos.

Pero, sobre todo, la audiencia principal de la ley es el Poder Judicial de Israel, que ha erosionado consistentemente el carácter judío del Estado a través de varias sentencias. El carácter judío de Israel alguna vez se consideró un consenso legal, pero últimamente, los jueces ya no parecen aceptar esto. En 1965, el entonces presidente de la Corte Suprema y gigante de las libertades civiles, Shimon Agranat, dictaminó que Israel no es sólo una democracia que defiende la libertad y los derechos humanos; también es un Estado judío debido al derecho natural del pueblo judío sobre la tierra. Agranat descalificó a un partido para competir en las elecciones generales porque sus candidatos rechazaron el carácter judío de Israel.

Pero los tribunales de hoy están luchando por defender los valores judíos de Israel. Cuando los jueces deliberan sobre la reunificación familiar de 130,000 palestinos, y cuando se enfrentan a la afluencia masiva de inmigrantes ilegales procedentes de África, emiten fallos que se basan en valores como la seguridad, la soberanía y los derechos individuales. No tienen bases legales para emitir fallos que citEn el carácter judío del Estado y la necesidad de preservarlo. Eso se debe a que las Leyes Básicas de Israel actualmente se ocupan extensamente de la gobernanza y las libertades personales, pero no hacen una declaración clara que garantice el carácter nacional de Israel.

Por lo tanto, el proyecto de ley del Estado-nación envía un mensaje sionista al público israelí en ambos lados del espectro político; envía un mensaje claro a los partidarios y detractores de Israel en el exterior; proporciona un abrazo fuerte para nuestros hermanos en el extranjero; y crea una revolución legal sionista que restauraría el bien visto equilibrio entre los derechos del individuo y el carácter de Israel como el Estado-nación del pueblo judío.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Fuente: Israel Hayom / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *