avatar_default

Enlace Judío – Rivlin, hijo de un renombrado académico israelí que tradujo por primera vez el Corán del árabe al hebreo, criticó el proyecto de ley cuando aún no quedaba en su forma final para votación en la Knéset debido a un controversial artículo.

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, dijo que firmará la Ley Básica “Israel: Estado-nación del pueblo judío” en lengua árabe y no en hebreo, informó el portal The Times of Israel.

La ley consagra a Israel como “el hogar nacional del pueblo judío”, define el asentamiento de comunidades judías como un “valor nacional”, y define al árabe como un idioma con un estatus “especial” en el Estado, eliminando su carácter de oficial que mantuvo por 70 años.

Ahora parte de las Leyes Básicas del país, que fungen como su constitución política, la legislación ha recibido opiniones a favor y en contra, de voces judías y no judías, tanto dentro como fuera de Israel. Las posiciones a favor resaltan que se equipara el carácter judío con el democrático de Israel, mientras que las opiniones en contra lo ven como una afrenta a las minorías no judías del país, como los árabes o los drusos.

El doctor Thabet Abu Rass, del Fondo Abraham, que apoya la coexistencia entre judíos y beduinos, afirmó este lunes que Rivlin hizo el comentario en el marco de una visita que realizó a la aldea beduina de Kuseife donde se realizó un evento para potenciar el empleo de la población árabe en Israel.

Durante la conferencia otorgada por Rivlin en la aldea, Abu Rass personalmente le pidió a Rivlin que expresara su posición en contra de la ley, y agregó que ha causado una “desmoralización” dentro de la comunidad árabe.

Según Abu Rass, al final de la conferencia, el presidente presuntamente le dijo, “No puedo negarme a firmar la ley, porque entonces tendría que renunciar a ser presidente. Pero si la firmo, la firmaré en árabe”.

La información no fue ni confirmada ni rechazada por la oficina de la Presidencia de Israel, de acuerdo al The Times of Israel.

El domingo, Rivlin se reunió con jefes de los consejos regionales de la comunidad drusa, dentro de la que distintas voces a lo largo de diversos estratos se han levantado en contra de la ley, a la que consideran como una afrenta en su contra.

Rivlin les dijo que “nuestra asociación existe en el núcleo y la base de este Estado. Expresé mi opinión durante las discusiones de la Knéset. No tengo dudas de que ustedes son iguales ante la ley, y debemos asegurarnos de que también se sientan igual”, añadió.

Rivlin, hijo de un renombrado académico israelí que tradujo por primera vez el Corán de la lengua árabe al hebreo, criticó el proyecto de ley cuando aún no quedaba en su forma final para votación en la Knéset debido a un controversial artículo que dejaba la puerta abierta para la creación de “comunidades separadas” y que finalmente fue eliminado.

En una carta escrita al presidente de la Knéset, Rivlin dijo que dicho artículo se inclinaba hacia un ambiente de “discriminación y exclusión”, y que incluso los propios judíos podrían salir perjudicados tanto en Israel como en la Diáspora.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí