Inicio » Opinión » Análisis » La tregua entre Hamás e Israel sería “analgésica, no antibiótica”

La tregua entre Hamás e Israel sería “analgésica, no antibiótica”

Enlace Judío México.- Todos los beneficios económicos que se ofrecen a Gaza como parte de un paquete -una mejora en los suministros de agua y electricidad, la construcción de un puerto marítimo, la cancelación de las deudas del gobierno de Hamás, una relajación del bloqueo de seguridad israelí- dependen de que Hamás acepte condiciones que categóricamente no está dispuesto a tolerar.

YAAKOV LAPPIN

Se están realizando intensos esfuerzos para alcanzar un acuerdo integral de tregua a largo plazo entre Hamás en la Franja de Gaza e Israel. Ex miembros del sistema de defensa israelí han expresado escepticismo de que tal tregua sea factible. En su opinión, una tregua limitada podría ser más realista.

Llegar a un amplio acuerdo de alto el fuego sería “una maniobra muy compleja“, dijo el coronel (res.) Dr. Shaul Shay, ex subdirector del Consejo de Seguridad Nacional de Israel.

Egipto lidera el intento, mediando en conversaciones y recibiendo a las principales delegaciones palestinas en El Cairo. Un coordinador de alto rango de la ONU en la región, Nickolay Mladenov, también está involucrado.

Shay, quien hoy se desempeña como director de investigación en el Instituto de Política y Estrategia (IPS) en el Centro Interdisciplinario Herzliya (IDC) en Israel, señaló que un acuerdo a largo plazo para Gaza sería posible solo si se ponen en marcha dos componentes. El primero es un acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamás, y el segundo “es un período de calma entre Hamás y el Estado de Israel. Las dos cosas están interrelacionadas“, dijo Shay.

Para lograr un período de calma a largo plazo, debe haber una inversión importante en la economía y la infraestructura de Gaza“, prosiguió. “Eso significa llevar la Autoridad Palestina (AP) a Gaza. Dado que esta es una condición, es muy problemático. Si se mira atrás, desde que Hamás tomó el poder en Gaza en 2007, hubo innumerables intentos, dirigidos por Egipto, de alcanzar la reconciliación nacional palestina“. Ninguno de ellos tuvo éxito, señaló Shay.

Hoy, mientras Hamás tiene interés en alcanzar la reconciliación con su rival palestino, el líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, no tiene un sentimiento similar. “Abbas es reacio porque no tiene interés en promover este procedimiento, que daría ganancias a Hamás pero no a la Autoridad Palestina“, dijo Shay. “Si la reconciliación interna palestina es la condición para un acuerdo Israel-Hamás, entonces quedarán muy grandes interrogantes sobre esto“.

Por otro lado, una tregua más limitada que implique el final de las manifestaciones fronterizas de Gaza y el cese de ataques con globos y cometas incendiarias desde Gaza que quemaron grandes extensiones de tierras de cultivo israelíes, dañaron la vida silvestre y afectaron la producción de miel de Israel antes de Rosh Hashaná – es factible.

A cambio, Shay dijo que Israel podría reabrir el cruce fronterizo de Kerem Shalom, permitiendo que fluyan más materiales hacia Gaza y ampliar la zona de pesca para los pescadores palestinos.

Mientras más limitado sea el acuerdo, más limitada será su capacidad para mejorar la situación económica de Gaza“, advirtió. Por lo tanto, “es como un analgésico, no como un antibiótico. No cambia significativamente la situación en el terreno“.

Cualquier arreglo de ese tipo debería incluir también el regreso de los cuerpos de dos soldados de las FDI en poder de Hamás, Oron Shaul y Hadar Goldin, que murieron en combate durante el conflicto de Gaza de 2014, además del regreso de dos ciudadanos israelíes cautivos por Hamás. “Esto debe ser una condición“, dijo Shay.

Haciéndose eco de la evaluación de Shay, el Dr. Col. (res.) Moshe Elad, uno de los diseñadores de la coordinación de seguridad entre las Fuerzas de Defensa de Israel y la AP, dijo que cualquier intento de llegar a un acuerdo completo era muy probable que termine en fracaso.

Hay una serie de escenarios involucrados; cada uno más complejo que el otro“, dijo Elad, actualmente profesor del Western Galilee College. Hamás y la Autoridad Palestina han fallado en todos los intentos anteriores para resolver sus diferencias, y “esta vez no será diferente“, dijo.

En el frente Israel-Hamás, Israel querrá “silencio absoluto” como parte de un gran paquete de acuerdos. Pero “Hamás nunca ha estado de acuerdo con calma total“, señaló Elad. “No recuerdo que haya estado de acuerdo con esto“.

Hay grupos [armados] más pequeños en Gaza que se conocen como grupos rebeldes. La verdad es que, si Hamás quiere, puede controlarlos. Pero el problema es que Hamás no quiere detenerlos. Quiere usarlos para amenazar a Israel. Israel insistirá en un silencio total. Insistirá en que no se dispare ni un solo tiro. Hamás no aceptará eso“, dijo Elad.

Todos los beneficios económicos que se ofrecen a Gaza como parte de un paquete -una mejora en el suministro de agua y electricidad, la construcción de un puerto marítimo, la cancelación de las deudas del gobierno de Hamás, una relajación del bloqueo de seguridad israelí- dependen de un acuerdo AP-Hamás, pero Elad no ve “ninguna intención” por parte de la AP de aceptar esto, ya que Abbas surgiría como “el principal perdedor“. “¿Qué incentivo tiene para que tenga éxito?“, preguntó.

En el mejor de los casos, si Hamás es arrinconado contra la pared, podría aceptar congelar las actividades de su ala militar y poner a sus miembros de permiso, dijo Elad. “Pero nunca disolverán el ala militar“, como ha pedido la Autoridad Palestina. Hacerlo simbolizaría “eliminar la resistencia” desde la perspectiva de Hamás, lo que sería impensable para la organización islamista de línea dura.

Según Elad, las recriminaciones sobre “por qué no funcionó” probablemente surjan en cuestión de días.

Fuente: BESA CENTER / Traducción: Silvia Schnessel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend