Juntos venceremos
martes 23 de julio de 2024

Reino Unido: Boris Johnson desata el ‘Burka-Gate’

Enlace Judío México.- El ex secretario de Relaciones Exteriores (y posible futuro primer ministro) Boris Johnson desató una tormenta política después de hacer comentarios políticamente incorrectos sobre el burka y el niqab, las prendas que cubren la cara de algunas mujeres musulmanas.

SOEREN KERN

El debate resultante sobre la islamofobia ha revelado hasta qué punto la corrección política está sofocando la libertad de expresión en Gran Bretaña. También ha expuesto profundas fisuras dentro del Partido Conservador sobre su futura dirección y liderazgo.

En un ensayo del 5 de agosto publicado por el Daily Telegraph, Johnson argumentó que se oponía a la prohibición del Burka en Dinamarca porque el gobierno no debería decirles a las mujeres qué pueden o no usar en público. Johnson escribió:

¿Qué ha sucedido, puedes preguntar, al espíritu danés de vivir y dejar vivir? Si me dices que el burka es opresivo, entonces estoy contigo. Si dices que es extraño e intimidante esperar que las mujeres cubran sus caras, entonces estoy totalmente de acuerdo, y agregaría que no puedo encontrar autoridad escritural para la práctica en el Corán. Yo iría más allá y diría que es absolutamente ridículo que las personas elijan parecer buzones … .

“Si un integrante asistiera a la cirugía de mi MP [reuniones personales entre los parlamentarios y sus electores] con el rostro oculto, debería sentirme plenamente autorizado … a pedirle que se lo quite para poder hablar con ella correctamente. Si una estudiante apareciera en la escuela o en una conferencia universitaria con aspecto de ladrón de bancos, entonces lo mismo: los que tienen autoridad deberían poder conversar abiertamente con los que piden que se les instruyan“.

La respuesta de los conservadores superiores fue inmediata.

La primera ministra Theresa May dijo que Johnson “estaba equivocado” en el lenguaje que usó para describir a las mujeres que usan burka. Agregó que Johnson había “claramente causado ofensa” y exigió que se disculpara:

Creo que todos debemos ser muy cuidadosos con el lenguaje y los términos que utilizamos. Y algunos de los términos que Boris usó para describir la apariencia de las personas obviamente han ofendido. Lo importante es si creemos que las personas deberían tener derecho a practicar su religión y, en el caso de las mujeres y el burka y el niqab, para elegir cómo se visten. Creo que las mujeres deberían poder elegir cómo se visten“.

El presidente del Partido Conservador, Brandon Lewis, también pidió a Johnson que se disculpe, al igual que una larga lista de ministros y diputados actuales y anteriores. El ex fiscal general Dominic Grieve amenazó con abandonar el partido si Johnson se convertía en líder.

El compañero conservador Mohamed Sheikh, fundador del Foro Musulmán Conservador, dijo que Johnson había “liberado al genio de la botella” y pidió que se retirara a Johnson del partido.

La miembro conservadora de la Cámara de los Lores Sayeeda Warsi, que ha dicho que espera que las mujeres en Gran Bretaña dejen de usar el velo islámico en los próximos 10 o 20 años, acusó a Johnson de “islamofobia” y dijo que debería asistir a la formación en diversidad:

En su artículo de Telegraph, Johnson estaba haciendo una discusión liberal. Estaba diciendo que no deberíamos prohibir el burka, como lo ha hecho Dinamarca. Pero sus palabras señalaron algo más. Dijo, no solo a las mujeres musulmanas que se ocultan, sino a muchas más que se asocian con una fe en la que algunas mujeres lo hacen, que no pertenecen aquí …

“Él estableció una posición liberal, pero lo hizo de una manera muy ‘de derecha’. Fue como un mensaje: decir a los elementos particulares del partido que es duro con los musulmanes. Una vez más, intenta tener su pastel y comérselo …

“Ahora cabe una disculpa. Pero, ¿qué pasa si, como parece probable, no llega? Cada vez que ocurren incidentes como este en el partido y no hay consecuencias, envía un mensaje claro de que uno puede salirse con la suya con la islamofobia. 

“En lo que concierne a Boris Johnson, este es seguramente el momento para que se inicie el plan prometido de capacitación en diversidad“.

Johnson se ha negado a disculparse, y el Partido Conservador ha iniciado una investigación sobre si los comentarios de Johnson violaron su código de conducta, que establece que los funcionarios y representantes electos de Tory deben “predicar con el ejemplo para alentar y fomentar el respeto y la tolerancia” y no “usar su posición para intimidar, abusar, victimizar, hostigar o discriminar ilegalmente a otros“.

La oficial de policía más importante de Gran Bretaña, Met Commissioner Cressida Dick, dijo que había consultado a especialistas en crímenes de odio y determinó que los comentarios de Johnson no violaban la ley:

Sé que mucha gente ha encontrado esto ofensivo. También sé que muchas otras personas creen firmemente que en todo el artículo, lo que el señor Johnson parece haber intentado hacer fue decir que no debería haber una prohibición y que estaba participando en un debate legítimo.

“Hablé anoche con mis oficiales muy experimentados que se ocupan de los delitos motivados por prejuicios y, aunque todavía no hemos recibido ninguna acusación de tal crimen, puedo decirles que mi opinión preliminar de haberles hablado es que lo que dijo el Sr. Johnson no llegaría a considerarse delito”.

Los partidarios de Johnson saltaron en su defensa. El diputado de North East Somerset Jacob Rees-Mogg dijo:

Es difícil ver por qué debería pedir disculpas. Ha defendido el derecho de las personas a usar el burka al tiempo que dice que es una prenda poco elegante. Ninguna de esas propuestas es irracional“.

El parlamentario de Tory Andrew Bridgen acusó a May de orquestar una “caza de brujas” motivada políticamente contra Johnson:

Creo que esto está motivado políticamente, por la política interna del partido Tory, por los políticos que quieren humillar y destruir a Boris Johnson. Creo que el público verá esto como lo que es: una caza de brujas del partido conservador instigada por el número Diez contra Boris Johnson, a quien ven como una gran amenaza”.

En una publicación de blog, Bridgen elaboró:

Al ver a los que se han subido al carro de la protesta, la gran mayoría parece ser ardientes activistas de Remain, que aún desconcertados de que el público pueda tener un punto de vista diferente a ellos, todavía tratan de echar la culpa a su derrota en la puerta de Boris Johnson. Estas mismas personas callaron cuando el Remainer Ken Clarke de toda la vida nos iluminó con sus opiniones sobre el burka: “Creo que es un disfraz muy peculiar que la gente adopta en el siglo XXI, pero no me corresponde a mí decidirlo, cuando no están involucrados en un asunto serio como aportar pruebas. Eso es lo que creo que es casi imposible tener un juicio adecuado si una de las personas está en una especie de bolsa’…

“Está claro que no se trata de defender los derechos de las mujeres musulmanas a usar el burka, si eso es lo que realmente quieren hacer, se trata de ir a por Boris. La gran ironía de todo esto es que muchos de los que critican a Boris están desesperados por mantenerse en unión política con países de la UE que han prohibido el burka. No los países periféricos, sino Francia, Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria y ahora Dinamarca, con una prohibición parcial incluso en los muy liberales Países Bajos.

“Yo mismo, soy el presidente del Grupo del Parlamento de todos los partidos para Uzbekistán, un país que es 90% musulmán, disfruta de una gran armonía religiosa y, curiosamente, prohibió cubrirse la cara en 1992.

“Lamentablemente, al usar este tema como palo para golpear a Boris, Theresa May y algunos de los miembros de su gobierno han demostrado una vez más que están completamente fuera de sintonía con las opiniones de la mayoría de los miembros del Partido Conservador y de hecho del público en general“.

El ex líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, escribió:

Me pregunto cuántos de los que ahora saltan de un lado a otro pidiendo a Johnson que retire el látigo conservador [medida disciplinaria], o que lo expulsen del partido, realmente leyeron su artículo original de Telegraph, que aparentemente los ha ofendido tanto. Si lo hubieran hecho, seguramente recordarían que él afirma que no cree que el burka y el niqab deban prohibirse en Gran Bretaña, una prohibición que ya está en vigor en naciones de la UE como Francia, Alemania, Dinamarca, Austria y Bélgica.

“Tras exponer su posición liberal, la amplía retomando el argumento feminista de que cree que es ‘opresivo’ obligar a las mujeres a cubrirse la cara en público. Para enfatizar, ofrece su opinión de que es ‘raro’ e ‘intimidatorio” esperar que lo hagan. Y luego dice que es” ridículo “que las mujeres deambulen” pareciendo buzones”.

“Absurdamente, esta opinión ha sido considerada como ‘islamofóbica’ o ‘racista’. Un comentarista esencialmente liberal está siendo ridiculizado por expresar su creencia usando, lo que yo acepto, es un lenguaje bastante lúdico. Pero sugerir que debería ser expulsado de su partido no es más que una locura. A Boris le digo: mantente firme …

“Llevada a su conclusión lógica, la postura de la brigada anti-Johnson significaría que nadie está autorizado a ofrecer su punto de vista sobre ningún asunto por si acaso ofende. ¿Es realmente el tipo de país en el que queremos vivir? Recuerden: irónicamente, están hablando en este caso sobre un político que ha declarado que piensa que no es lícito prohibir el burka …

“Vivimos en un país que solía creer apasionadamente en la libertad de expresión. Como todos sabemos, incluso cuando se ejerce con cuidado y responsabilidad, la libertad de expresión puede ofender y ofende a algunas personas. Pero los políticos tímidos que toman la opción fácil y prefieren no decirle a la gente lo que realmente piensan sobre cosas como el burka están matando este derecho vital.

“Al permitir que la política se vuelva demasiado PC (políticamente correcta), están dañando la democracia de tal manera que será extremadamente difícil para las generaciones futuras reparar, en última instancia, los condenará a una sociedad donde nadie puede ser honesto en nada“.

Un imán de la Congregación Islámica de Oxford, Taj Hargey, escribió que Johnson no fue suficientemente lejos:

Boris Johnson no debería disculparse por decir la verdad. Su analogía evocadora es desafortunada, pero tiene razón al recordar a todos que la moda de máscara facial femenina inspirada en Wahhabi / Salafi no tiene legitimidad coránica. Sin embargo, es un componente nefasto de una teología de puerta de entrada moderna para el extremismo religioso y el Islam militante.

“El burka y el niqab son horribles prendas tribales tipo ninja que son preislámicas, no coránicas y, por lo tanto, no musulmanas. Aunque este dispositivo deliberadamente oculto de identidad está prohibido en la Kaaba en La Meca, está permitido en Gran Bretaña, precipitando riesgos de seguridad, acelerando la deficiencia de vitamina D, respaldando la desigualdad de género e inhibiendo la cohesión de la comunidad.

“¿Acaso sorprende que muchas mujeres más jóvenes hayan internalizado este chauvinismo venenoso afirmando que es su derecho humano ocultar sus rostros?

“Johnson no fue suficientemente lejos. Si Gran Bretaña se va a convertir en una sociedad completamente integrada, entonces es obligatorio que las prácticas culturales, las preferencias personales y las costumbres comunitarias que agravan la división social deben confrontarse con firmeza“.

Rowan Atkinson, un comediante británico también conocido como Mr. Bean, defendió a Johnson:

Como beneficiario de toda la vida de la libertad de hacer bromas sobre religión, creo que la broma de Boris Johnson sobre las usuarias del burka que se asemeja a buzones es bastante buena. Todas las bromas sobre religión causan ofensa, por lo que es inútil disculparse por ellas. Yo solo me disculpo por un mal chiste. Sobre esa base, no se requiere disculpa“.

Una encuesta de Sky Data publicada el 8 de agosto encontró que el 60% de los británicos encuestados dijo que no es racista comparar mujeres musulmanas que usan burkas con ladrones de bancos y buzones, mientras que el 59% estaba a favor de una prohibición del burka.

Una encuesta del 1 de agosto de los miembros de Tory realizada por ConservativeHome descubrió que la popularidad de Johnson casi se había cuadruplicado desde que renunció el 9 de julio tras chocar con May por su visión del Brexit. Ahora se encuentra en la parte superior de la lista de sucesores favoritos de mayo.

Soeren Kern es miembro principal del Gatestone Institute con sede en Nueva York.

Fuente: Gatestone Institute – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈