lunes 24 de junio de 2024

Turquía corteja a Europa en medio de su disputa con EE.UU.

Enlace Judío México.- Las autoridades turcas dicen que quieren involucrar a la UE y Erdogan sostuvo una llamada de teléfono esta semana con la canciller alemana, Angela Merkel, y se reunió con el presidente francés, Emmanuel Macron.

KRISTINA JOVANOVSKI

Mientras Turquía toma represalias contra Estados Unidos en su disputa actual por la detención de un pastor estadounidense, Ankara está remendando los lazos con la Unión Europea en un intento por limitar el daño a su economía, dijeron analistas a The Media Line.

La moneda de Turquía se recuperó ligeramente después de que el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan liberó a varios prisioneros de alto perfil; esto, después de que la lira se desplomó a un nuevo mínimo la semana pasada cuando el presidente Donald Trump aumentó los aranceles sobre la importación de aluminio y acero turcos.

El jefe de la sucursal de Amnistía Internacional en Turquía, que estuvo tras las rejas por más de 14 meses, fue liberado el miércoles. Un día antes, dos soldados griegos, detenidos en marzo después de cruzar al territorio turco, fueron enviados de regreso a Grecia.

Las autoridades turcas dicen que quieren involucrar a la UE y Erdogan sostuvo una llamada telefónica esta semana con la canciller alemana, Angela Merkel, y tenía previsto hablar con el presidente francés Emmanuel Macron el jueves.

Creo que Turquía está tan integrada en el sistema económico global que se ha dado cuenta de que no puede permitirse el lujo de tener malos vínculos con Estados Unidos y Europa“, explicó a The Media Line Soner Cagaptay, Director del Programa de Investigación Turco del Instituto Washington.

Cagaptay, autor de El nuevo sultán: Erdogan y la crisis de la Turquía moderna, dijo que la liberación de los soldados griegos fue especialmente notable porque Turquía, que ha tenido relaciones inestables con Atenas, no habría hecho unilateralmente la movida unilateral a menos que Erdogan sintiera que era crucial.

De hecho, lo que está en juego es mucho para Turquía, ya que los problemas económicos del país se extienden mucho más allá de la crisis actual con EE.UU.

La lira ya se había desplomado más del 20 por ciento este año antes de que Erdogan fuera reelegido en junio.

El mes pasado, el banco central aumentó su tasa de inflación estimada para 2018 de 8.4% a 13.4%.

La moneda se recuperó después de la liberación de los prisioneros, y luego de un anuncio de Qatar, un fuerte aliado turco, que invertirá $ 15 mil millones en la economía de Turquía.

La caída libre de la lira también se debió a la implementación por el banco central de Turquía de políticas que dificultan el endeudamiento. Los expertos temen que la economía del país esté sobrecalentada y que a las empresas les cueste más pagar grandes deudas.

La moneda se fortaleció en más de un tres por ciento frente al dólar el jueves antes de que el ministro de Finanzas de Turquía tuviera una conferencia telefónica con los inversores. Sin embargo, todavía estaba abajo del 34 por ciento en 2018.

La imagen de Turquía en el exterior es especialmente crucial porque gran parte de su crecimiento ha sido impulsado por el crédito externo. Eso hace que su moneda decreciente sea aún más problemática porque las empresas tendrán que gastar más en liras para pagar las deudas que se dieron en dólares o euros.

Pero mientras las relaciones con la UE están mejorando, hasta el momento no hay señales de que Turquía o Estados Unidos estén dispuestos a retroceder.

A pesar de la liberación de los soldados griegos y del presidente de Amnistía Internacional, un tribunal dictaminó el miércoles que prorrogaría el arresto domiciliario del pastor Andrew Brunson.

El mismo día, Turquía anunció que aumentaría los aranceles sobre algunas importaciones estadounidenses.

Erdogan también ha llamado a boicotear los productos electrónicos de EE.UU. como iPhones.

El director de comunicaciones del líder turco, Fahrettin Altun, escribió en Twitter: “Nos estamos defendiendo de este intento de golpe económico con la sabiduría de la nación turca y el liderazgo de nuestro presidente“.

La Casa Blanca ha dicho que podría haber más medidas económicas contra Turquía si Brunson no es liberado. Brunson, que ha vivido en Turquía durante más de veinte años y dirigió una pequeña iglesia en la ciudad costera suroccidental de Esmirna, estuvo encarcelado durante casi dos años tras el fallido golpe de Estado de 2016. Está acusado de tener vínculos con un grupo que, según Ankara, estaba detrás del golpe. Estados Unidos dice que los cargos no tienen fundamento.

El miércoles, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, tuiteó: “Turquía haría bien en no poner a prueba la determinación [del presidente Trump] de hacer que estadounidenses encarcelados por error en tierras extranjeras regresen a sus hogares en Estados Unidos“.

Can Selcuki, analista de Istanbul Economics Research y ex economista del Banco Mundial, cree que Erdogan podría verse obligado a cambiar de rumbo si aumenta la inestabilidad económica pero, por ahora, ha mostrado una clara falta de voluntad para hacer concesiones a Estados Unidos.

A pesar de la depreciación de la lira, no retrocede“, dijo Selcuki a The Media Line. “No sé cuál es el punto de ruptura“.

Elmira Bayrasli, que enseña asuntos internacionales con un enfoque en Turquía en el Bard College, dijo que Erdogan está mejorando las relaciones con Europa para aumentar la confianza en el mercado turco.

Explicó a The Media Line que el crecimiento económico de Turquía con Erdogan se basaba en parte en el hecho de que los inversores lo veían como una fuerza estabilizadora.

Mientras más demuestre que está muy interesado en tener relaciones y que es el líder que puede restablecer esa estabilidad, mejor será“, concluyó. Al tomar represalias contra EE.UU., Bayrasli dijo que Turquía daría la impresión de que se está separando de la economía más grande del mundo, lo que será malo para los mercados financieros de Turquía y las empresas en crecimiento.

Sin embargo, no es solo Turquía la que tiene algo que perder en esta crisis. El país es un aliado vital de la OTAN, fronterizo con Siria e Iraq.

Hace que Turquía sea más susceptible a la inestabilidad, además de ser geopolíticamente valiosa.

Estados Unidos utilizó una base militar en el sudeste de Turquía para lanzar ataques aéreos contra ISIS.

Creo que Estados Unidos tiene un enorme interés en la estabilidad y la prosperidad de Turquía“, dijo Bayrasli.

Ambas partes tienen que desescalar su retórica violenta“.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad