avatar_default

Enlace Judío México – Todos los días de nuestra vida, en todo momento, con cada acción que hacemos coronamos a alguien. Cuando nos levantamos en la mañana nos vestimos para el trabajo y salimos para la calle coronamos nuestra necesidad o nuestro deber como padres. Cuando explotamos en ira con una persona que da un mal un servicio, choca nuestro carro o nos perjudica de alguna forma en la vía pública coronamos nuestro enojo, nuestro ego o nuestra frustración. Cuando decidimos hacer un acto de bondad, superar nuestros miedos o perdonamos a una persona, coronamos nuestro bienestar emocional o nuestro crecimiento espiritual. Rosh Hashaná es el día en que coronamos a D-os como Rey.

¿Qué quiere decir esto? Que en Rosh Hashaná reconocemos que D-os creó el Universo, la vida y todo lo que existe entre ambos. Sabemos que observa nuestros actos y se involucra activamente con Su Creación. Rosh Hashaná es el día en que D-os nos juzga, es el día en que se decide si viviremos un año más o no, si tendremos salud o no, abundancia o pobreza. Coronar a D-os significa no sólo reconocer que es la fuente de toda vida, que Su poder es absoluto y es Único en el Universo; aparte significa dirigir nuestras acciones hacia Él.

En Rosh Hashaná y Yom Kipur nos paramos frente a D-os, aceptamos nuestros pecados y pedimos perdón por ellos. Eso significa coronar a D-os. Cuando aceptamos que pecamos, aceptamos que trasgredimos las Ley que Él nos dio a través de Moisés y nos comprometemos a no transgredirla nuevamente. Nos comprometemos a servirlo como Nuestro Rey, como Aquel que manda sobre todas nuestras acciones y posesiones.

Dado que el rezo es el vehículo principal a través del cual nos acercamos a D-os en este día, hemos decidido hacer una guía sobre los rezos que se realizan durante Rosh Hashaná. Esperamos les gusten.

Aspectos generales de los rezos de Rosh Hashaná

Lo primero que se debe destacar es que los rezos de Rosh Hashaná son distintos al resto de todas las festividades del año. Si bien hay elementos que se repiten en ellos en honor a la santidad del día como se hace en todas las demás festividades, hay elementos que cambian radicalmente. La mayoría de los cambios se hacen como una forma dar respeto al juicio que D-os hace sobre nosotros, las emociones y el ambiente que ello genera.

Por ejemplo, en este día a diferencia de todas las festividades no se recita el Hallel (salmos de alabanza que se recitan en días sagrados); se considera que en un día así es imposible tener el temple de alabar a D-os, mientras uno está siendo juzgado. No se usa tefillin (son objetos cuadrados de cuero negro que los hombres usan al rezar para incrementar su conexión con D-os al rezar); usarlos le quita peso al lazo que la misma festividad trae en su naturaleza. La melodía usada para leer de la Torá cambia al igual que la melodía usada dentro de los rezos.

Aparte se hace una forma de kidush (santificación del día) especial en la cena de Rosh Hashana, que viene seguido de un seder un rito en el que se usan distintos alimentos simbólicos para pedir por el bienestar de Israel en el año que empieza en ese día. También durante los servicios se agregan rezos especiales en la sección del Musaf que es un servicio especial que se realiza cada vez que ocurre una festividad o día sagrado. En dicha sección se recuerda a D-os como Rey y pedimos por ser recordados benévolamente por Él. Poco después se toca el shofar como símbolo de la grandeza divina y se recitan selijot rezos especiales que se usan para pedir perdón por los pecados cometidos.

Todas estas particularidades de la fiesta se encuentran señaladas en un libro de rezo especial para las Altas Fiestas que toma el nombre de majzor. Dada la complejidad del tema y la extensión del espacio, no podemos en esta nota abrcar todos los aspectos que comprehenden los rezos de Rosh Hashaná. Por eso nos limitaremos a hablar únicamente de los elementos principales de los rezos; aquellos que son indispensables para haber cumplido con las mitzvot (mandatos) más importantes del día. Éstos son el musaf de la mañana, el sonido del shofar y las selijot

Musaf

El Musaf es un servicio especial que se hace en días sagrados como Shabat y Yom Tov generalmente se realiza después de Shajarit, los rezos de la mañana, y se hace gracias a que en días del Gran Templo ofrendas especiales eran dadas durante días sagrados. El Musaf generalmente se compone de un rezo central que es la Amidá, rezos aledaños o introductorios como ciertos salmos y fragmentos donde se recuerdan los sacrificios que se hacían en el Gran Templo. En el caso de Rosh Hashaná aparte de la estructura normal del Musaf cotidiano se agregan tres secciones especiales que nos recuerdan a D-os como Rey del Universo, Su gloria y el juicio presente en el día. Las secciones se llaman Maljiot (Reinado), Zijronot (Recuerdos) y Shofrot (plural de shofar).

Las Maljiot son versos que se enfocan en alabar a D-os a través de su característica como Rey. Tocamos el shofar como en antaño se tocaban las trompetas para recibir a los monarcas. En esta sección también recordamos que si bien D-os es Todopoderoso y de Él depende nuestra vida y fortuna también es compasivo y benevolente. Es un Rey dispuesto a perdonar y acompañar; en esta sección también nos referimos a D-os como Padre. Es la parte de los rezos en que más énfasis hacemos en aceptar el “yugo del Cielo”. Prometemos subyugar nuestros deseos y acciones a la voluntad de D-os.

Las Zijronot se componen de versos donde “recordamos” el servicio que hicieron nuestros antepasados a D-os y el pacto que heredaron a sus hijos. Se recuerda constantemente el evento del sacrificio de Isaac en el que nuestro patriarca Abraham subió al monte Moriá, para sacrificar a su hijo y en su lugar D-os le ordenó sacrificar un carnero. El shofar hecho con el cuerno de un carnero también hace alusión a dicho evento bíblico. Recordar a Abraham e Isaac es una forma de recordarnos que es posible servir a D-os con toda nuestra alma y toda nuestra fe. En la sección de Zijronot también pedimos ser recordados por D-os en este día, ser inscritos en el libro de la vida. Pedimos que D-os se acuerde del ser humano y que todo hombre recuerde a su Creador.

La última sección Shofrot son versos en los que se recuerdan los múltiples significados que tiene el shofar. Entre ellos se encuentra el regreso del pueblo judío a la Tierra de Israel y establecimiento del Reinado divino en el mundo.

Shofar

La mitzvá (el mandato) más importante de todo Rosh Hashaná, aquella a la cual nadie puede faltar es la de escuchar el sonido del shofar en este día. El shofar se toca durante el servicio de Musaf 100 veces de distintas formas.

Hay tres formas distintas de tocar el shofar. Cada una produce un sonido distinto que tiene un significado especial. Los 100 toques que extraemos del shofar son mezclas de estos sonidos tocados en series de 10 en distintos órdenes.

El primero se llama tekiá es un toque largo y sencillo es un llamado a la unión del pueblo a lo largo de la tierra. Imita el toque que sonaba cuando se saludaba al rey, cuando eran épocas de celebración y alegría, y en los momentos en que la congregación era convocada; un toque que imita el despertar del pueblo, similar a un grito de guerra.

Las otras dos formas de tocar el shofar imitan un llanto; sin embargo cada uno imita un llanto distinto. La terua imita un llanto entrecortado rápido e inconsolable. Son ocho toques rápidos uno seguido del otro, sin espacio entre ellos y un último toque largo. Shevarim por su lado, imita un llanto profundo como un aullido o un suspiro. Consiste en tres toques medios lentos. Aparte de estos tres sonidos existe la forma que se llama shevarim-terua en la cual se tocan los tres sonidos de shevarim seguidos de los ocho toques de terua.

Siempre que se tocan las notas de shevarim, terua o la mezcla de ambas deben ser precedidas y finalizadas con el sonido de tekia. Es decir las 100 veces que se toca el shofar en realidad están ordenadas en series de 3 unidades en la que la estructura siempre empieza con el sonido de tekia y finaliza con la misma. Por ejemplo el orden de los primeros 30 toques es el siguiente:

tekiah, teruah, tekiah
tekiah, teruah, tekiah
tekiah, teruah, tekiah

tekiah, shevarim-terua, tekiah
tekiah, shevarim-terua, tekiah
tekiah, shevarim-terua, tekiah

tekiah, shevarim, tekiah
tekiah, shevarim, tekiah
tekiah, shevarim, tekiah

tekiah, shevarim, tekiah
tekiah, shevarim, tekiah
tekiah, shevarim, tekiah

De esta forma aseguramos haber cumplido con todas las combinaciones posibles que la Torá señala debe ser tocado el shofar.

Selijot

Las selijot son rezos que se recitan para pedir perdón y se hacen al amanecer desde el inicio del mes de elul y durante la festividad de Rosh Hashaná. El elemento central de estos rezo son la recitación de los 13 Atributos de D-os que Moisés escucho la segunda vez que subió al Monte Sinaí a recibir las Segundas Tablas de la Ley. Es a través de estos atributos que D-os se manifiesta en el mundo, tras mencionarlos pedimos perdón nuevamente y pedimos que ese perdón sea tan puro y absoluto como fue el perdón que recibió Moisés.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí