avatar_default

(JTA) — El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó de “un cambio positivo y bienvenido” al anuncio de EE.UU. de que suspenderá todos los fondos a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

Netanyahu hizo la declaración este domingo por la mañana, más de un día después de que la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, dijera en un comunicado que “EE.UU. ya no se comprometerá a otorgar más fondos para esta operación irremediablemente defectuosa”.

“Cuando hicimos una contribución estadounidense de 60 millones de dólares en enero, dejamos en claro que EE.UU. ya no estaba dispuesto a asumir la muy desproporcionada parte de la carga de los costos de la UNRWA que habíamos asumido durante muchos años”, dijo el comunicado.

La declaración también señaló que la administración Trump no está de acuerdo con la definición de refugiado palestino de la Agencia, que otorga el estatus de refugiado también a los millones de descendientes de los refugiados palestinos originales.

“Más allá de la brecha presupuestaria misma y la imposibilidad de movilizar un reparto adecuado y adecuado de la carga, el modelo de finanzas fundamental y las prácticas fiscales que han marcado a la UNRWA durante años, vinculados a la comunidad de beneficiarios que se expande sin cesar exponencialmente de la UNRWA, son simplemente insostenibles y han estado en modo de crisis durante muchos años”, dijo el comunicado.

Señaló que EE.UU. buscará otras formas de ayudar a los palestinos, especialmente a los niños que “son parte del futuro de Medio Oriente”.

UNRWA proporciona ayuda a unos 5 millones de palestinos en la Franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Siria y Líbano. Entre las agencias de refugiados, es la única que identifica múltiples generaciones de descendientes de los refugiados originales con el mismo carácter; el Alto Comisionado de EE.UU. para los Refugiados extiende este reconocimiento solo a la segunda generación.

Según reportes, la administración Trump quiere reducir a 500,000 la cantidad de palestinos elegibles para la asistencia de la UNRWA.

Netanyahu señaló el domingo en el asentamiento de Yad Binyamin que “las personas desarraigadas vienen a nosotros de todo tipo de países. Sobrevivientes del Holocausto que fueron arrancados de su tierra. De comunidades en las que habían vivido, en Lituania, durante 500 años, desde Polonia, durante 1,000 años. Fueron desarraigados, sobrevivieron y vinieron aquí. ¿Los dejamos como refugiados? No, los absorbimos, también de los países árabes. Fueron desarraigados, de la misma guerra, la guerra de liberación. Cientos de miles de judíos que vinieron aquí como refugiados sin nada; que dejaron todas sus propiedades atrás”.

Continuó: “Esto no es lo que está sucediendo con los palestinos. Allí crearon una institución única, hace 70 años, no para absorber a los refugiados sino para perpetuarlos”.

Dijo que los fondos retenidos “deben tomarse y usarse para ayudar genuinamente a rehabilitar a los refugiados, cuyo verdadero número es mucho más pequeño que el número informado por la UNRWA”.

EE.UU. liberó 60 millones de dólares a la UNRWA en enero, pero retuvo otros 65 millones de dólares que se había comprometido a contribuir, diciendo que espera que otros países donen más para evitar el desequilibrio que convirtió a EE.UU. en el mayor donante de la Agencia.

EE.UU. donó 370 millones de dólares a la agencia en 2017 y 355 millones de dólares en 2016.

El instituto Israel Policy Forum dijo el sábado por la noche en un comunicado que “la UNRWA es una organización profundamente defectuosa, pero también responsable de la educación, la salud y los servicios sociales de millones de palestinos en 59 campamentos de refugiados en Cisjordania, Gaza, Jordania, Siria y Líbano. Debido a la decisión de la administración Trump de poner fin a todos los fondos de EE.UU. de la organización, UNRWA corre el riesgo de colapsar, lo que generará un caos y una pesadilla de seguridad para Israel. No hay otra organización que pueda intervenir de la noche a la mañana, y asumir todas las responsabilidades de la UNRWA, y monitorear la muerte de la UNRWA sin un plan de respaldo es extremadamente irresponsable”.

El embajador palestino en Washington, Husam Zomlot, dijo en un comunicado que al cortar la ayuda a la UNRWA, EE.UU. está “incumpliendo su compromiso y responsabilidad internacionales. No le corresponde a la administración de EE.UU. definir el estado de los refugiados palestinos. El único estado que los EE.UU. pueden definir es su propio rol en el establecimiento de la paz en la región. Al respaldar la narrativa más extrema de Israel en todos los temas, incluidos los derechos de más de 5 millones de refugiados palestinos, la administración estadounidense ha perdido su condición de hacedor de la paz y está dañando no sólo una situación ya inestable, sino también las perspectivas de paz en Oriente Medio”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí