Inicio » Opinión » Análisis » Sobre el diputado Matías Walker

Sobre el diputado Matías Walker

Enlace Judío México e Israel.- Estimados amigos, la semana recién pasada los medios de prensa nacional tuvieron un festín gratuito. Dos grupos de parlamentarios viajaron a Israel y Palestina invitados por sus respectivos gobiernos.

EDUARDO HADJES

De los que fueron a Israel, no se escribe ni escucha nada. Seguramente no tienen nada que declarar estos visitantes en contra de su anfitrión. En cambio, los que concurrieron a Palestina, sí hicieron noticia. Escuchamos, vimos y leímos profusamente, cómo el honorable diputado Matías Walker, condenó el actuar de militares israelíes, los cuales los habrían amonestado y obligado a retirarse de donde estaban. De acuerdo a informaciones de la Embajada de Israel en Chile, actitudes reñidas con la seguridad, llevó a tomar dicha actitud.

No me voy a referir a las declaraciones del señor diputado ni a lo declarado por la Embajada de Israel, ya que todo ello, corresponde a legítimas y dispares posiciones del señor Walker y del Embajador. Todos tenemos el libre albedrío, lo que nos permite opinar, pensar y creer, acorde a nuestro discernimiento.

Sí, me voy a centrar en dos declaraciones que formuló don Matías y que, acorde a lo que debiera ser su posición, al ser demócrata cristiano, creo que bien merecen una explicación.

En sus declaraciones tan ampliamente difundidas por nuestra prensa, el señor diputado declaró estar en territorios ocupados y, a continuación, formuló su respaldo a protestas pacíficas, de parte de los palestinos.

TERRITORIOS OCUPADOS

El diputado Walker califica de “territorios ocupados” porque así lo manifiesta Mahmoud Abbas, el Presidente Vitalicio de la ANP (Autoridad Nacional Palestina) y los palestinos con los cuales él debe haberse informado.

Evo Morales, Presidente de Bolivia y los bolivianos, declaran que Antofagasta es territorio boliviano, por lo que dicha ciudad es “territorio ocupado”.
¿Estará de acuerdo con tal afirmación el señor diputado? Estoy seguro que, al igual que yo y las autoridades y pueblo chileno, diremos categóricamente que no. ¿Por qué? Chile obtuvo dicha ciudad, y otros territorios vecinos, tras la Guerra del Pacífico, luego que, a costa de la sangre, el sacrificio y la valentía de nuestros soldados, ganó tal guerra.

¿Sabrá el diputado Walker que Israel recuperó dichos territorios luego de 3 guerras con los países pertenecientes a la Liga Árabe, provocadas siempre por estos y ganadas siempre por el primero? También Israel logró la victoria a costa de la sangre, el sacrificio y la valentía de los soldados israelíes. Hasta aquí, ambas situaciones son iguales, pero, a continuación, vienen diferencias fundamentales, que juegan a favor de Israel.

Si la incorporación de Antofagasta nos lleva a retroceder en el tiempo, aproximadamente 200 años, nos encontramos que dicha ciudad era boliviana.

Si retrocedemos 3.500 años, nos encontramos que todo lo conocido como Palestina, el 14 de Mayo de 1948, recorriendo el tiempo, las conquistas y la historia, SÓLO REINOS, Y EL PUEBLO JUDÍO HA SIDO EL DUEÑO DE DICHOS TERRITORIOS. Muchos imperios conquistaron la zona, pero ninguno lo estableció como Estado o país.

Luego que Josué lo conquistara de pueblos cananeos ya desaparecidos, fue el país que cobijó al pueblo de Israel, liberado de 400 años de esclavitud de Egipto. Saúl, David y Salomón, fueron los reyes que consolidaron dicho reino, construyendo este último, el Templo de Salomón.

Los babilonios lo destruyeron y llevaron a los judíos a sus territorios, de los cuales volvieron y construyeron el Segundo Templo, destruido por los romanos, los cuales, pretendiendo borrar los vestigios israelitas, le cambiaron el nombre y en vez del reino de Judá, pasó a ser conocido por Palestina.

Muchos imperios pasaron por dichas tierras, todos ellos hoy desaparecidos. Ninguno estableció una nación. Finalmente, el Imperio Turco Otomano, conquistó toda la zona, hasta la Primera Guerra Mundial, en que fueron derrotados por los Aliados.

Siempre hubo presencia judía en Palestina. Es cierto que en una aberración histórica jamás igualada, la UNESCO ha declarado que tanto las ruinas del Segundo Templo, como la Tumba de los Patriarcas, incluso Jerusalén y todo el Reino de Judá eran palestinos, lo que nos llevaría a pensar, entre otras cosas, que Jesús también lo era.

Siendo el diputado Walker católico, resulta imposible pensar que él esté de acuerdo con tan monstruosa mentira. Si le creyera a los palestinos y a la UNESCO, la Biblia, su y mi texto sagrado, sería un vulgar embuste y todas las creencias cristianas del diputado se derrumbarían.
Esto nos lleva a una conclusión: Dijo la verdad el Diputado Walker al calificar Cisjordania como “territorio ocupado” pero quien lo “ocupa” no es Israel, sino los palestinos. Esto no lo digo yo, lo dice la historia.

“PROTESTAS PACÍFICAS”

La semana recién pasada, los chilenos vimos cómo ardieron 3 mil neumáticos en un incendio en Rinconada de Maipú. El humo tóxico y la contaminación ambiental que tal incendio causó, llevó a nuestras autoridades a tomar severas medidas para proteger a la población. Verdad o mentira, no lo sé, pero se dice que tal incendio fue provocado.

El diputado Matías Walker se declara un demócrata ferviente y yo le creo. ¿Cómo es posible que califique de “protestas pacíficas” lo obrado por los terroristas palestinos ? (por ningún motivo confundir con el pueblo palestino, ya que éstos son las principales víctimas de los caudillos de su propio pueblo).

La prensa nacional no publica los permanentes atentados de estos terroristas en contra de ciudadanos israelíes. Atentados con bombas vivientes, acuchillamientos, disparos, atropellos, cohetes y morteros, cometas con bombas caseras y muchas otras formas de atentados, se producen permanentemente en contra de, insisto, ciudadanos israelíes. Silencio absoluto en TV, diarios y radios. Ello no demoniza a Israel, por lo que no es noticia.

Pero todo tiene su excepción. Desde mayo de este año, Hamás promovió, financió y provocó múltiples y permanentes ataques en contra del Sur de Israel. La primera semana de estas “protestas pacíficas”, según las autoridades de Hamás, llevaron y quemaron en la frontera de Gaza con Israel, 10 mil neumáticos, cuyos gases tóxicos, llegaron sobre poblados y ciudades del Sur de Israel.

¿Esas son las protestas pacíficas, señor diputado? Esto no se puede desmentir, ya que al ser un motivo de orgullo para los terroristas palestinos, fue ampliamente publicado y exhibido en la totalidad de canales nacionales, diarios y radios. Claro que se destacaba los actos de defensa por parte del ejército israelí, como una muestra del uso “desproporcionado” en contra de civiles palestinos, desconociendo que el propio Hamás declaró que la mayoría de las víctimas, eran gloriosos militantes de Hamás y de la Yihad Islámica palestina.

Es posible que usted no sepa, señor diputado, que los cometas incendiarios lanzados por Hamás, quemaron bosques milenarios, bosques de 70 o menos años y tierras de cultivo listas para ser cosechadas, superando las 3 mil hectáreas. Eso no se publica ya que no es culpa de Israel. La quema de neumáticos, al mostrarla como acto glorioso de las “protestas pacíficas” sí debe estar en su conocimiento.

¿Es democrático respaldar todo lo aquí mencionado y demostrado por lo obrado recientemente?

Si este comentario llega a su poder y así lo espero ¿tendré respuesta?


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend