(JTA) — El presidente de Argentina habló en contra del terrorismo mundial y recordó a las víctimas de los ataques de 1992 y 1994 en Buenos Aires en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Mauricio Macri también pidió a Irán que coopere en la investigación del atentado con explosivos contra el centro judío de la AMIA de 1994, que mató a 85 personas e hirió a cientos.

“Lo sufrimos en forma directa con dos atentados, en 1992 y 1994, que dejaron 107 víctimas fatales y cientos de heridos”, dijo Macri el martes en su discurso ante el organismo internacional. “Nuestro país no cesará en su objetivo: lograr que todas las personas involucradas en los ataques se presenten ante los tribunales argentinos, sean interrogados y finalmente condenados.

“El año que viene serán los 25 años después del ataque contra la AMIA. Me gustaría pedir nuevamente a la República Islámica de Irán que coopere con las autoridades judiciales argentinas para avanzar en la investigación del ataque terrorista más brutal en nuestro territorio”.

Macri también lamentó que los funcionarios rusos rechazaran la solicitud de Argentina en julio de arrestar a un asesor de alto nivel del líder supremo de Irán en relación con el ataque.

Ali Akbar Velayati, que fue el ministro de relaciones exteriores de Irán en el momento del ataque y visitó Moscú a principios de este año, ha sido implicado en ordenar el bombardeo. Ha habido una orden de arresto internacional contra Velayati y otros siete funcionarios iraníes desde 2006.

“Pedimos a los países amigos de Argentina que nos acompañen, evitando recibir bajo inmunidad diplomática a cualquiera de los acusados ​​por los que hay detrás solicitudes internacionales de arresto y notas rojas de la Interpol”, dijo Macri.

También ofreció condolencias a las familias de los cinco ciudadanos argentinos que fueron asesinados el 31 de octubre de 2017 por un conductor uzbeko en Nueva York.

“Mi corazón está con las familias de las víctimas de la barbarie terrorista en todo el mundo”, dijo el presidente.

También se cree que Irán está detrás del ataque con coche bomba de 1992 que destruyó la embajada de Israel en Buenos Aires, matando a 29 e hiriendo a 242.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción