(JTA) – Las autoridades de inmigración israelíes revocaron el estatus de residencia temporal de dos bisnietas de una mujer serbia que salvó judíos durante el Holocausto.

TRADUCCIÓN: SILVIA SCHNESSEL

El Ministerio del Interior envió una carta a principios de este mes explicando su decisión a Ana Dudas, nieta de la rescatadora fallecida, que emigró a Israel con su esposo y sus tres hijas en 2011, informó el miércoles Israel Broadcasting Corp. o Kan.

Según la ley israelí, el estado judío puede naturalizar a quienes reconoce como Justos entre las Naciones -el título que Israel otorga a los no judíos que arriesgaron sus vidas para salvar judíos del genocidio- y sus descendientes hasta por tres generaciones.

Dudas, quien lleva el nombre de su difunta abuela, había inmigrado con su familia a Israel sobre esa base, según el informe. Fue aceptada como apta para la naturalización, y su esposo y sus tres hijas recibieron residencia temporal en relación con su estado. Pero el ministerio este mes informó a Dudas que algunos permisos de residencia no se extenderían, informó Kan.

La hija mayor de Dudas se casó con un ciudadano israelí y tuvo un hijo con él, y por lo tanto puede optar a la ciudadanía israelí, independientemente de la situación de su madre. Pero la solicitud de Dudas para obtener la ciudadanía y el permiso de residencia depende de que sus dos hijas menores y su esposo salgan del país, según el informe. Los permisos de estadía de estos últimos no se extenderán.

Entonces, ¿a quién abandono? Una madre no abandona a sus hijas, pero ¿eso significa que tengo que dejar a mi hija mayor?“, preguntó Dudas con lágrimas en los ojos durante una entrevista en idioma hebreo con Kan. “Es extremadamente difícil“.

Sobreviviente de la familia Deutsch que fueron salvados por la familia dudas. (Colección Yad Vashem)

Palo y Ana Dudas, los abuelos de la madre inmigrante, vivían en la aldea de Lug, ubicada cerca de la frontera entre Croacia y Serbia. Cuando se ordenó a todos los judíos registrarse y entregar sus propiedades, Palo y Ana Dudas ofrecieron refugio a la familia Deutsch de comerciantes judíos y les ofrecieron escondites en unas cabañas que había en sus campos. Para camuflar las identidades de los judíos, la familia Dudas vistió a los alemanes con ropas campesinas eslovacas y los pusieron a trabajar en los campos. Su hija de 8 años, Katarina, traía comida a la familia todos los días.

El riesgo asumido por la familia Dudas fue grande ya que la mayoría de los residentes locales apoyaban a los colaboradores nazis de la Ustashe“, escribió el museo del Holocausto Yad Vashem, que reconoció el heroísmo de la pareja en 1995.

En la entrevista, Dudas pidió a las autoridades que extendieran el permiso de estadía de sus hijas menores por “unos pocos años más” hasta que cumplan 18 años.

Cuando pidieron una reacción  al Ministerio del Interior, respondieron a Kan: “El procedimiento sobre los Justos entre las Naciones permite a sus hijos y nietos quedarse y trabajar en Israel por un período definido. Cuando se realiza la solicitud [de permanencia], estas reglas se ponen en conocimiento de los solicitantes. Ana puede optar a la extensión de su permiso de estadía según el procedimiento“.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈