avatar_default

Enlace Judío México e Israel –La ministra de Igualdad Social de Israel, Gila Gamliel, y la ministra de Cultura alemana, Monika Grütters, acordaron el jueves llevar a Israel la “colección Gurlit”t, unas 1,500 obras de arte saqueadas por los nazis y descubiertas en 2012.

La colección de arte se exhibirá en Israel por primera vez la próxima primavera del 2019, dijo un portavoz del Ministerio de Igualdad Social, reportó el sitio The Jerusalem Post.

“Décadas después del Holocausto, las obras de arte que fueron robadas a los judíos están llegando a Israel, la primera e importante etapa en su retorno total a la propiedad judía”, comentó Gamliel. “El tema del arte robado es muy importante, se trata de la herencia del pueblo judío”.

Gamliel se reunió con el Ministro de Cultura de Alemania el jueves por la mañana para firmar un acuerdo bilateral que hará posible la exposición.

En la reunión, Grütters expresó su esperanza de que la presentación de la colección en Israel llevaría a la ubicación de otros propietarios judíos de las obras.

Las ministras también acordaron ampliar y profundizar la cooperación entre Alemania e Israel en la ubicación y devolución de bienes judíos robados, así como la profundización de la cooperación en investigación en el campo de la cultura y el arte judíos en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial.

La “colección Gurlitt” incluye pinturas, esculturas, dibujos y bocetos de destacados artistas europeos como Cézanne, Claude Monet y Marc Chagall. En febrero de 2012, el fiscal de distrito de Augsburgo confiscó 121 obras de arte enmarcadas y 1.285 obras no enmarcadas encontradas en un departamento en la ciudad Múnich en el curso de una posible investigación de fraude fiscal. El departamento fue alquilado por Cornelius Gurlitt, hijo del célebre comerciante de arte y especulador durante la era nazi, Hildebrand Gurlitt, y se sospechaba que algunos de los cuadros habían sido confiscados por el régimen de Hitler a judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Un informe publicado por el gobierno alemán dijo que había logrado localizar sólo a cuatro propietarios judíos de las obras.

Gurlitt inicialmente se negó a cooperar con los investigadores. En abril de 2014, se llegó a un acuerdo por el cual se devolvería su colección confiscada a cambio de la cooperación del pensionista con un grupo de trabajo del gobierno encargado de devolver el arte saqueado a los herederos de sus legítimos dueños. Sin embargo, Gurlitt murió en 2014. Su colección la dejó como legado al Museo de Bellas Artes de Berna, Suiza.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí