avatar_default

Enlace Judío México e Israel- La vida, obra y escándalos de la cantante y empresaria mexicana Esperanza Iris, que edificó un teatro icónico, uno de los más bellos y emblemáticos inmuebles del Centro Histórico de la Ciudad de México, se abordan en el libro “Traición a Cielo Abierto”.

Presentado en el Gran Hotel de la Ciudad de México, en esta ciudad, es un trabajo de la escritora Silvia Cherem, quien ofrece una novela con la que reivindica y rescata del olvido a ese personaje cuya trayectoria artística se nubló por el atentado de su tercer marido, Paco Sierra, a un avión de Mexicana de Aviación el 24 de septiembre de 1952.

En el vestíbulo del recinto que la soprano Olivia Gorra engalanó con su presencia al interpretar unas piezas al lado del tenor Rafael Alejandro del Ángel García, acompañados por el pianista James Demster, los escritores Sandra Lorenzano, Francisco Zea, Rubén Ibarra y David García elogiaron el trabajo de Cherem. Cada uno hizo un breve pasaje por la vida de ese personaje que creó escuela artística, pero que en la intimidad no pudo trascender su condición de mujer, pues creyó que sin un hombre al lado carecía de valor.

Hasta su muerte, en 1962, padeció el peso de sus temibles decisiones en el ámbito del amor. Silvia Cherem compartió que la idea de hacer una investigación sobre Esperanza Iris surgió durante a un viaje a Filipinas en el que conoció a una persona que le habló acerca de una bomba que explotó en un avión dirigido a Oaxaca abordado por siete personalidades de 1952, al que se le consideró uno de los atentados más famosos de la historia que se fraguó con el fin de cobrar sus seguros.

A lo largo de su labor Cherem encontró datos interesantes sobre la “Emperatriz de la Gracia”, como cartas y fotografías de la cantante mexicana nacida en 1884 y que destacó durante varias décadas, principalmente a principios del siglo XX, así como el teatro que llevaba su nombre y que hace poco lo recuperó. “Fue un personaje de carne y hueso que sufrió mucho, pero aun así se esforzó por dejar algo al pueblo de México. Con su trabajo en diversas giras construyó el teatro Esperanza Iris, inaugurado por el presidente Venustiano Carranza, que perdió por defender a Paco Sierra (su tercer esposo)”, externó.

Al tomar la palabra Francisco Zea, comentó que el de Silvia “es uno de los mejores libros que ha leído en su vida, toda vez que el relato es vibrante, increíble y real”. Se dijo asombrado por la manera de narrar de Cherem. “Lo hace de forma maravillosa, al entrar en el cerebro de una mujer triunfadora, figura a nivel mundial, pero que tenía una gran cantidad de inseguridades y dudas. “Nos lleva a ese México de los años 50, es un relato fantástico, pues hace una descripción de pueblo, del momento en que truena la bomba en el vuelo, de la maniobra del piloto”.

En el marco del centenario del Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, Zea destacó además la investigación judicial que hizo Cherem, y como la propia Esperanza Iris pasó de ser la máxima actriz que tenía México al hazmerreír de la gente.

Bajo el sello Random House, Cherem presenta una obra en la que aborda que personajes del mundo del espectáculo y de la política la rodearon, a quienes sedujo, de quien se enamoró y cómo fue que, tocada por la mala fortuna, perdió a sus hijos, fue engañada y utilizada por algunos personajes siniestros, porque el mundo de las intrigas policiales y el crimen rodearon su vida.

En su oportunidad, Sandra Lorenzano, a manera de juego, evocó la figura de quien fuera cantante, vedette y actriz de teatro mexicana, al tiempo que ofreció un breve pasaje por la vida de Esperanza. La escritora se adentró en la historia del Teatro Esperanza Iris, recinto al que desfilaron figuras de la talla del tenor Enrico Caruso, la bailarina Anna Pavlova y al pianista Arthur Rubinstein. Aclaró que el teatro que hoy lleva su nombre es producto de su sueño y aclaró que el texto es fruto también del sueño obstinado de Cherem. Recordó que el final para Esperanza Iris fue triste, pues de ser una diva aclamada por reyes, príncipes y presidentes, terminó sola, cubierta por un halo de piedad y lástima. En Esperanza Iris, dijo, “somos testigo de los años difíciles en México a principios del siglo XX, de los avatares políticos y revolucionarios, del espectáculo inmerso en la vorágine social, y, sobre todo, de las decisiones, de los errores y romances de una voz espléndida, una mujer hecha de emociones vibrantes”.

Texto:20minutos.com.mx
Fotos y video: Alex Valle

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí