Enlace Judío México e Israel – El presidente Reuven Rivlin respondió el jueves a una encuesta publicada por CNN a principios de la semana que revela el grado de antisemitismo en Europa.

NOA LANDAU

Rivlin dijo a CNN que el antisemitismo es “un mal que se puede encontrar en cualquier parte: en la izquierda y la derecha, en el campo nacionalista y el religioso” y argumentó que es imposible combatir el fenómeno formando coaliciones con movimientos neofascistas.

Los comentarios de Rivlin se producen después de que el primer ministro Benjamín Netanyahu elogiara a los líderes de derecha en Austria y Hungría por luchar contra el antisemitismo, un problema que Netanyahu dijo que hoy se ve impulsado por la “extrema izquierda y los grupos islámicos radicales”.

“Vi al [primer ministro] Viktor Orban en Hungría”, dijo Netanyahu a CNN el martes en respuesta a la encuesta. “Abrió un centro contra el antisemitismo. Vi al canciller Sebastian Kurz en Austria, acaba de celebrar una conferencia contra el antisemitismo, y eso es alentador”.

En la entrevista del jueves, Rivlin dijo a CNN que el neofascismo es “absolutamente incompatible” con los principios y valores de Israel. “No puedes decir admiramos a Israel y queremos relaciones con tu país, pero somos neofascistas”.

“Me reúno con líderes de todo el mundo, presidentes y primeros ministros, y me dicen que a veces necesitan trabajar con movimientos como estos para crear coaliciones y que, aunque son neofascistas, son grandes admiradores de Israel. Les digo que eso es absolutamente imposible”, manifestó Rivlin.

“El rechazo a los movimientos neofascistas es una forma de combatir el antisemitismo. El hecho de que el presidente de Israel diga a los movimientos neofascistas ‘usted es persona non grata en el Estado de Israel’ es una declaración que combate el antisemitismo de manera concreta. Es una declaración que deja en claro que la memoria es importante, y que no haremos concesiones por intereses políticos”, aseveró.

La encuesta de CNN, realizada en siete países europeos, encontró que una cuarta parte de los europeos considera que los judíos tienen demasiada influencia en los negocios y las finanzas. Además, más de un tercio de los encuestados afirmaron que no tienen un amplio conocimiento del Holocausto. Un tercio de los encuestados también dijo que los judíos utilizan el Holocausto para promover sus propias agendas u objetivos.

“El problema se puede combatir fortaleciendo la memoria y adhiriéndose a los hechos históricos, no los temas de discusión de los políticos. Israel debe colaborar con otras naciones para luchar contra la xenofobia y la discriminación, de las cuales el antisemitismo es una variante”, concluyó Rivlin.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico