Juntos venceremos
lunes 22 de julio de 2024

Primer Ministro polaco: Polonia es segura para los judíos y amiga de Israel

Enlace Judío México e Israel.- En una entrevista exclusiva, el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki comparte sus pensamientos sobre las relaciones de Varsovia con Jerusalén, Europa y los Estados Unidos, y reflexiona sobre el pasado de su país.

GOL KALEV

La fuerte alianza polaco-israelí se vio empañada el año pasado por una ley polaca recientemente promulgada que criminaliza a quienes acusan a Polonia de ser cómplice del genocidio de sus judíos. Después de meses de tensiones, se llegó a un acuerdo que, según el primer ministro Morawiecki, disipa la idea de un Holocausto polaco.

Estoy feliz de que hayamos podido llegar a un acuerdo con el Primer Ministro Netanyahu“, dice. “Emitimos una declaración conjunta, declarando que deberíamos ayudar a nuestras naciones a luchar contra tal narrativa. No solo porque es flagrantemente erróneo, sino porque disminuye la responsabilidad de los responsables“.

El proyecto de ley polaco provocó un debate renovado sobre quién es el culpable del Holocausto. Después de la Segunda Guerra Mundial, ya que Europa necesitaba ser reconstruida, se hicieron simplificaciones, incluida la reducción de la culpa. Surgió una narrativa europea que “todos fuimos víctimas de los nazis“. Pero a lo largo de los años, se hizo evidente que tal narrativa tiene fallas históricas y que el Holocausto no podría haber ocurrido en esas dimensiones sin la cooperación local en toda Europa. Morawiecki deja clara su opinión.

El Holocausto fue concebido, orquestado y llevado a cabo por los alemanes. El intento asesino de aniquilar a los judíos europeos no solo fue inhumano y abominable, sino que también fue único en la historia de la humanidad“.

Pero el primer ministro pone el Holocausto en el contexto de otras atrocidades alemanas.

Los alemanes también planearon el exterminio de otras naciones, de mi nación y de otras naciones eslavas, bajo un plan general Ost. El hecho de que no hayan logrado matar a nuestro pueblo por completo no debería permitirnos olvidar eso. Polonia fue la primera víctima de Alemania. Perdimos más de seis millones de ciudadanos polacos, tres millones de ellos con raíces judías“.

Morawiecki subraya los horrores alemanes en Polonia.

La maquinaria alemana de la muerte estaba destruyendo a nuestra gente con una ferocidad sin precedentes. Más de 900 aldeas fueron incendiadas, su población asesinada. Específicamente en Polonia, los nazis alemanes castigaron a quienes proporcionaron ayuda a los judíos con la muerte para toda la familia y, a veces, para los vecinos“.

De hecho, de las 26,973 personas reconocidas por Yad Vashem como Justas entre las Naciones, 6,883 son polacos que salvaron a los judíos. Sin embargo, muchos otros polacos asesinaron a judíos. Si bien la situación en cada país era única, hubo naciones que salvaron exitosamente a sus judíos. Toda la población judía de Bulgaria se salvó gracias a la audaz postura del pueblo búlgaro, el gobierno, el clero y el zar. Los búlgaros dijeron “No” a la demanda de Hitler de liberar a sus judíos. De manera similar, los daneses pudieron proteger a sus judíos con un gran riesgo para sus propias vidas. Mientras esos europeos salvaban a los judíos, otros usaban la guerra como una oportunidad para matar a sus vecinos judíos. Esto ocurrió no solo durante la guerra, sino incluso después de que los nazis se fueron.

Morawiecki aborda esto.

Por supuesto, los alemanes tenían algunos ayudantes de otras nacionalidades. Estas personas también actuaron en los territorios ocupados por el Tercer Reich y tomaron parte en sus atrocidades. Muchos de ellos fueron juzgados y ejecutados por lo que hicieron, incluso durante la guerra por parte del Ejército Domiciliario subterráneo, un movimiento de resistencia polaco que actuó por orden del gobierno polaco en el exilio“.

IRONICAMENTE, LA LEY DEL HOLOCAUSTO, que estaba destinada a defender el pasado de Polonia, ha reavivado el debate sobre el papel del país en el Holocausto, tal vez exageradamente destacándolo. Después de todo, la Alemania nazi no inventó el antisemitismo: identificó la intensidad del odio a los judíos europeos y aprovechó tales sentimientos para obtener favores de las poblaciones locales en los países que invadió.

Cuando se le preguntó si la ley polaca convirtió lo que debería ser una discusión sobre el Holocausto europeo en una discusión sobre el Holocausto polaco, Morawiecki protesta enérgicamente por la mera elección de la palabra.

Por favor, no use frases como ‘Holocausto polaco’. Es engañoso y ofensivo. Yad Vashem condenó el uso de tales frases. Fue su presencia generalizada en los medios de comunicación, aunque a veces se utilizó de manera involuntaria, lo que provocó el debate“.

Morawiecki destaca la necesidad de una separación entre la culpa individual y la culpa colectiva.

No podemos, y nunca lo haremos, aceptar atribuir la culpa de los colaboradores individuales a nuestra nación en general. No olvidemos nunca que no hubo Pétain o Quisling polacos“.

Refiriéndose a los líderes de la colaboración organizada en Francia y Noruega, Morawiecki hace una distinción interesante. Mientras que en Polonia hubo colaboradores individuales con los nazis, en Francia y Noruega se institucionalizó, fue un gobierno francés el que asesinó a sus judíos. Francia indignó al mundo en noviembre de 2018 cuando

Francia indignó al mundo en noviembre de 2018 cuando anunció sus planes de rendir homenaje al mariscal Pétain, asesino de los judíos de Francia y jefe del gobierno colaborativo de Vichy, por el papel que desempeñó 30 años antes durante la Primera Guerra Mundial. Morawiecki nos recuerda que Polonia no solo no tenía un Pétain, sino que comparte una rica historia con sus residentes judíos.

Estuvimos luchando contra los nazis en todos los frentes para proteger a nuestra nación y otras naciones por igual, incluidos los judíos. Necesitamos recordar que vivimos con los judíos en paz durante 800 años, es decir, hasta que los alemanes nos invadieron“.

Pero otros europeos no vivían en paz con los judíos. La historia judía europea está marcada con ciclos repetidos de persecución, rechazo y odio. Francia, por ejemplo, mucho antes del Holocausto, deportó a los judíos en tres ocasiones diferentes y se involucró en un antisemitismo patrocinado por el estado, que abarcaba múltiples ramas del gobierno y el ejército, durante el caso Dreyfus.

A medida que Europa evolucionó, también lo hizo su oposición a la nación judía. Cuando Europa era religiosa, se manifestaba en la persecución religiosa. Cuando Europa se volvió cada vez más laica, canalizó su oposición al odio nacional. Cualquiera que sea la forma que tomó el judaísmo, los europeos estaban allí para oponerse. Algunos argumentan que esto continúa hoy. Theodor Herzl, el visionario del estado judío, reflexionó en 1896: “En vano somos fieles patriotas, nuestra lealtad en algunos lugares corriendo a los extremos … En países donde hemos vivido durante siglos, todavía somos llamados extraños“.

Esto plantea una pregunta si ha llegado el momento de una “Comisión de la Verdad y la Reconciliación” entre Europa y los judíos. Morawiecki responde.

Apoyamos la investigación histórica e instamos a los académicos a investigar la verdad sobre el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial. Yo mismo soy un historiador y la verdad histórica me es querida. Mi gobierno también apoya mucho el mantenimiento de la herencia judía. Estamos renovando los cementerios judíos, y pronto se creará el museo del Gueto de Varsovia en nuestra capital“.

De hecho, tales inversiones por parte del gobierno polaco contribuyen a un renovado interés en Polonia dentro del mundo judío, así como al turismo de herencia judía en Polonia. Al Festival de Cultura Judía en Cracovia, por ejemplo, asisten miles de judíos cada año. Pero el primer ministro apunta a un tema mayor de relevancia para los judíos en Polonia.

La Polonia moderna es uno de los lugares más seguros y amigables para los judíos en Europa. Solo recientemente, un informe de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales mostró una tendencia muy preocupante en toda Europa: los incidentes antisemitas están aumentando en casi todas partes. Uno de los pocos lugares donde está disminuyendo es Polonia“.

EN VERDAD, la amenaza para los judíos y el judaísmo está cambiando. Morawiecki subraya este punto.

En toda Europa, las sinagogas están protegidas por policías fuertemente armados o incluso fuerzas militares. En Polonia, no hay necesidad de eso. Nosotros, por supuesto, condenamos cualquier odio contra los judíos y lo procesamos con toda su fuerza, pero me complace decir que los incidentes de tal odio son marginales y no representan los puntos de vista de nuestra nación“.

Pero la amenaza para los judíos no es solo a nivel individual, sino también a nivel nacional. Aquí, una vez más, están saliendo voces alarmantes de Europa que atacan el derecho del estado judío a defenderse, aparentemente continuando el patrón para volver a canalizar la oposición europea al judaísmo. Esto incluye las críticas de varios líderes europeos al uso de la fuerza israelí durante los ataques terroristas y las operaciones de autodefensa de Israel en Gaza.

Morawiecki asegura que “contrarrestar el terrorismo es nuestra causa común. No hay justificación para las intenciones asesinas o acciones de organizaciones como Hamás. Israel tiene derecho a defenderse, a proteger a sus ciudadanos, y Polonia apoya ese derecho”.

En cuanto a los que critican el derecho de Israel a la legítima defensa, Morawiecki afirma firmemente: “Hay una frase latina, aunque originalmente escrita por un poeta griego, Pindar: ‘Dulce bellum inexpertis. Tanto Israel como Polonia saben qué es la guerra“.

El primer ministro puso estas realidades en el contexto de la relación más amplia entre Polonia y Israel.

Solo el mes pasado, Polonia celebró el centenario de la recuperación de su independencia, mientras que la primavera pasada, Israel celebró el 70 aniversario de la proclamación de su estado. Sabemos lo que significa vivir dentro de un país independiente, pero también sabemos lo que significa perder esta libertad. Además, sabemos bien que a veces el uso de la fuerza es una necesidad“.

Con este entendimiento, Morawiecki reafirma: “Sin lugar a dudas, la escalada de tensiones nunca debe ser la respuesta final. La mejor manera de resolver un conflicto es utilizar los canales diplomáticos y otros medios pacíficos. Siempre apoyaremos a Israel para alcanzar tal solución“.

El APOYO DE POLONIA debe ubicarse en el contexto de su papel en evolución en Europa. Cuando se le preguntó si el equilibrio de poder en Europa está cambiando, el primer ministro señala el éxito de Polonia.

Nuestra intención es más bien ser una piedra angular, mantener unida nuestra alianza europea y convencer a otros países de que debemos permanecer unidos a los estadounidenses. La mayoría de nosotros también somos parte de la OTAN“.

En lugar de un ejército europeo, el primer ministro apunta a otra cosa que proporciona estabilidad.

Las buenas relaciones transatlánticas son clave para mantener la paz en Europa en los próximos años“.

Uno de los escenarios en los que se ha resuelto la división entre Estados Unidos y Europa es en la capital israelí. Esto se debe a la intensa presión que la UE está ejerciendo contra las naciones que desean mover sus embajadas a Jerusalén. Cuando se le pregunta qué puede compartir sobre la opinión actual de Polonia sobre el posible traslado de su embajada allí, Morawiecki es claro.

Polonia apoya plenamente la soberanía de Israel“.

Sin embargo, Morawiecki reconoció la complejidad del dilema de la capital.

Somos conscientes de que el tema de Jerusalén se debate ferozmente entre la gente de Israel y de todo el mundo. Cualquier paso en este sentido se debe tomar con precaución. Nuestra posición debe ser coherente con la de nuestros aliados internacionales. Por lo tanto, es demasiado pronto para hacer más declaraciones en este momento“.

Quizás Polonia pueda cumplir pronto el anhelo con el que sus judíos solo podrían soñar: “El año que viene en Jerusalén“.

Fuente: The Jeusalem Post / Traducción: Silvia Schnessel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈