Inicio » Noticias » Israel » Inversiones de China en Israel podrían ser un peligro: Jefe del Shin Bet

Inversiones de China en Israel podrían ser un peligro: Jefe del Shin Bet

Enlace Judío México e Israel – El jefe del Servicio de Seguridad General (Shin Bet), Nadav Argaman, dijo que las inversiones de China en Israel podrían representar un peligro para la seguridad del país.

Según el reporte publicado este miércoles por el noticiero del Canal 10 de Israel, Argaman dijo durante una reunión con la organización Amigos de la Universidad de Tel Aviv que “la influencia china en Israel es particularmente peligrosa en todo lo relacionado con infraestructura estratégica e inversiones en grandes compañías en la economía”, informó el sitio Arutz Sheva.

El jefe del Shin Bet señaló el hecho de que las compañías chinas están construyendo el nuevo puerto en Haifa y el tren ligero en Tel Aviv, así como los intentos de las compañías chinas de adquirir las compañías de seguros Phoenix y Clal.

Argaman agregó que, en su opinión, se necesitaba una legislación para supervisar la inversión china en Israel. “La ley israelí se está quedando atrás con respecto a las necesidades de seguridad en términos de supervisión de inversiones por parte de países extranjeros, y esto puede ser peligroso. Se necesita legislación”.

En 2017, lo generado por las relaciones comerciales entre Israel y China superó los 13 mil millones de dólares, de un intercambio inicial de sólo 50 millones en 1992 cuando ambos establecieron relaciones diplomáticas. La energía es un tema prometedor de interés conjunto, porque China podría convertirse en un cliente del gas natural israelí para cubrir sus necesidades actuales.

Según la Oficina Central de Estadísticas de Israel, las exportaciones israelíes a China aumentaron un 62% en los primeros ocho meses de 2018, en comparación con 2017, en el que las importaciones aumentaron de 2.14 mil millones a 3.5 mil millones de dólares. Del mismo modo, las importaciones de China también han aumentado significativamente, en un 10%, desde 4.45 mil millones en 2017 a 4.9 mil millones dólares en 2018.

En los últimos años, las empresas chinas han desempeñado un papel destacado en el desarrollo de proyectos agrícolas e infraestructura israelíes. Sin embargo, la reciente expansión china en el transporte marítimo y las actividades navales han generado señales de alerta entre los funcionarios israelíes, como la preocupación que Argaman habría externado.

Shaul Chorev, expresidente de la Comisión de Energía Atómica, cree que Israel debe crear un mecanismo de gobierno capaz de aplazar la expansión de China en el país. Sus recomendaciones han sido repetidas por otros, como Ephraim Halevy, exjefe del Mossad, quien ha argumentado que la creciente influencia china en Israel constituye una amenaza de seguridad viable si no se controla.

En 2016 y 2017, la Comisionada de Mercados de Capitales de Israel, Dorit Salinger, impidió que un conglomerado chino comprara una participación mayoritaria de acciones en compañías de seguros israelíes. Más tarde, Salinger detuvo intentos similares chinos de comprar una participación mayoritaria en una gran empresa de inversión israelí. Sin embargo, en 2014, China compró con éxito las acciones de control de Tnuva, el mayor fabricante de alimentos de Israel.

A medida que las relaciones comerciales se entrelazan aún más, “existe preocupación por el espionaje chino y la actividad del ciberespacio que utilizan teléfonos inteligentes de compañías chinas. Sin embargo, Israel es una potencia cibernética y es muy consciente de los riesgos en el campo, especialmente del lado chino, y está tomando medidas de precaución“, dijo Omer Dostri, experto en política israelí al sitio The Media Line.

Durante este mismo evento en el que habló sobre China, Argaman habría advertido sobre las intenciones de una potencia extranjera para interferir en el proceso electoral de Israel mediante medios informáticos. El próximo 9 de abril los israelíes irán a las urnas después de que la Knéset fuera disuelta por el gobierno de Benjamín Netanyahu.

Rusia fue uno de los países sobre los que el dedo fue apuntado tras esta información, sin embargo, un portavoz del Kremlin aseguró que Moscú no tiene ningún plan de interferir ni en Israel ni en ningún otro país. Por su parte, Netanyahu aseguró que Israel está preparado para contrarrestar cualquier acción de este tipo, una aseveración que el Shin Bet replicó.

Fuente: Arutz Sheva / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend