Inicio » Judaísmo » ¿Cuáles son los símbolos oficiales del Estado de Israel?

¿Cuáles son los símbolos oficiales del Estado de Israel?

No es sorpresa que los símbolos oficiales del Estado de Israel estén muy relacionados con la historia del pueblo judío y su lucha por tener una tierra independiente desde hace algunos milenios.

Aquí mostramos los diferentes símbolos oficiales del Estado de Israel, explicando brevemente su origen e importancia.


– La declaración de la independencia de Israel

La Declaración de Independencia es la carta firmada por los padres fundadores del Estado de Israel y el Consejo Nacional, en el que se expresan todos los ideales de libertad, igualdad y autodeterminación dentro de la tierra de Israel.

Leída por David Ben Gurión en público, justo después de que la población y los países árabes que circundaban Israel no aceptara la partición marcada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), esta declaración fue retransmitida a través de todos los medios de comunicación de la época – radio y televisión en vivo y en medios impresos un día después. Lo que dio paso a esta nueva etapa en la historia del pueblo judío.

Al fundar el Estado de Israel, estos grandes líderes le dieron un lugar que cualquier persona del pueblo judío pudiera llamar hogar, así logrando evitar el antisemitismo que nunca paró desde siglos antes y dando espacio a todos aquellos buscaban vivir su judaísmo.

– La bandera de Israel

La bandera de Israel está formada de dos elementos de la historia del pueblo de Israel, enlazados en uno: el talit y la estrella de David, mejor conocida con su nombre en hebreo: ‘Maguén David’.

Sin embargo, hoy en día la bandera del estado judío se conoce como un símbolo por si mismo, fungiendo como un símbolo de democracia, de libertad e identidad para una gran cantidad de personas alrededor del mundo.

Sus colores azul y blanco, provenientes del artefacto judío que se usa para rezar, el Talit, son una representación de el “Tejelet”un color celeste que se menciona en la Torá (Viejo Testamento) y que está muy apegado a las prácticas cabalistas.

– El escudo de Israel – La Menorá

Aprobado 9 meses después de la creación del Estado de Israel, el escudo de Israel, es el símbolo que se usa para todos los documentos oficiales, las embajadas de Israel a nivel mundial, en todos los edificios públicos israelíes y también a nivel presidencial.

Este gran símbolo, conformado por una Menorá que ha sido el símbolo del judaísmo por más de 3,000 años y dos ramos de olivo, que a su vez simbolizan paz, fue el resultado de un concurso que realizó el gobierno provisional de Israel apenas creado el Estado. Los ganadores y artistas detrás del símbolo fueron Gabriel y Maxim Shamir.

Es increíblemente poético considerar que mientras que la bandera fue creada por todos aquellos que soñaban regresar a Israel desde fuera, éste bello símbolo fue creado por aquellos que si lograron completar ese sueño.

Se puede observar una representación de ésta bella menorá, dentro de la Ciudad Vieja de Jerusalem, cerca del Muro de los Lamentos.

– El Hatikva, el himno oficial de Israel.

El himno nacional de Israel es el último elemento oficial del estado judío. Ya que representa un pedazo de cultura que muestra el sentimiento de añoranza que tenía el pueblo judío cada vez que rezaba en dirección a la tierra de Israel, con el deseo de ser un pueblo con libertad.

La letra de este bello himno fue escrita por Naftali Herz Imber, un poeta judío ucraniano, en el año de 1878, con motivo de la fundación de Petaj Tikva, uno de los primeros asentamientos judíos, durante el Imperio Sirio-Otomano.

El fragmento se encuentra dentro de su primer libro: “Barkai, Jerusalem” que significa “La brillante estrella de la mañana, Jerusalem”.

Por otro lado, la música que forma la otra parte de este bello himno está basada en una melodía de orígen italiano, llamada “La Montovana”, fue arreglada y adaptada por Samuel Cohen y orquestrada por el compositor Paul Ben Jaim en 1897.

La melodía es tan relevante que incluso hay registros de un testimonio proveniente de un comando especial nazi, que cuenta sobre un grupo de judíos checos comenzaron a cantar esta canción de forma espontánea en las puertas de cámara de gas de Auschwitz antes de morir.

La primera estrofa y estribillo del poema original es esta:

“Mientras en lo profundo del corazón palpite un alma judía, y dirigiéndose hacia el Oriente un ojo aviste a Sion, no se habrá perdido nuestra esperanza; la esperanza de dos mil años, de ser un pueblo libre en nuestra tierra: la tierra de Sion y Jerusalén”.


Contenido original de Enlace Judío. Los artes y elementos del Estado de Israel no pertenecen a Enlace Judío / Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *