Inicio » Opinión » Análisis » La Triple M Venezolana

La Triple M Venezolana

Enlace Judío México e Israel.- El desgobierno cubano soviético chavista de Maduro es más peligroso que nunca en estos momentos, donde su estabilidad se tambalea. Un desgobierno aferrado al poder que sigue soltando bravuconadas en el patio de Latinoamérica. El matón del pueblo al que todos temen por su peligrosa forma de actuar imponiendo su ley ¿Quién está manteniendo en el poder a Maduro y sus malandros? La Tripe M Venezolana formada malandros a sueldo, militares sovietizados y maduristas antisemitas.

JOSÉ IGNACIO RODRÍGUEZ

La historia se repite con inusitada crueldad, por eso hay que tenerla en cuenta y no olvidarla. La Alianza Anticomunista Argentina, también conocida como la Triple A, fue un grupo parapolicial de extrema derecha, que torturó y asesinó a casi un millar de personas en la década de 1970. Las bandas parapoliciales de derechas o de izquierdas han sembrado el terror en diferentes países y en diferentes épocas, pero siempre con el mismo resultado de muerte y destrucción de sociedades enteras. El antisemitismo es el nexo común entre las bandas parapoliciales de gobiernos de izquierdas o derechas. El parangón de estas bandas parapoliciales se ha gestado también en la Venezuela sometida al chavismo cubano castrista.

El desgobierno de Chávez, cuyo nombre no quisiera volver a mencionar, sembró y dispersó odio antisemita por toda Latinoamérica. Un odio promovido desde la Cuba castrista sovietizada que se ha extendido, como plaga maligna, por toda América de norte a sur, pasando por el centro. La destrucción a la que se está sometiendo a Hispanoamérica tiene su origen en la cizaña sembrada en las conciencias de millones de seres humanos, a los cuales se les ha deshumanizado.

El antijudaísmo, más conocido como antisemitismo, ha dejado un rastro venenoso en buena parte del orbe internacional, pero particularmente en Latinoamérica, que se está degradando a pasos agigantados. Los malandros a sueldo del gobierno de Maduro campan a sus anchas por toda Venezuela deteniendo, torturando y asesinando a quienes quieren y pueden. Por si fuera poco, en estos días sabemos, que además de los malandros motorizados parapoliciales que tiene Maduro a sueldo, ha sacado a los malandros de la cárcel para reforzar su agresión al pueblo venezolano.

La Triple M de Venezuela sigue torturando y asesinando con el apoyo de Rusia y China ¿Nadie va a parar este derramamiento de sangre inocente? Los militares sovietizados por el Castro Comunismo controlan al ejército venezolano desde hace mucho tiempo. Un control que ha dejado a Venezuela bajo la sombra del más férreo comunismo que sigue avanzando y sometiendo a buena parte de Latinoamérica. Unos militares sovietizados que disparan contra su mismo pueblo sin el menor cargo de conciencia. Los llamamientos del presidente interino, y legítimo, Sr. Guaidó, para que los militares permitan la entrada de la ayuda humanitaria que se acumula en la frontera colombiana no está teniendo aparentemente éxito. El poder militar gestionado por Cuba no permite la entrada de alimentos o medicinas, para debilitar a cuantos están luchando por la libertad de Venezuela.

Los maduristas antisemitas, parte de la Triple M de Venezuela, lanzan continuos bulos antijudíos que siguen latentes en muchas partes de Latinoamérica y resto del orbe internacional. El Chavismo dirigido por el Castro Comunismo, junto con el islamismo iraní en suelo de Venezuela, está tomando posición para un más que presumible enfrentamiento militar. Los comandos islamistas asesoran, forman y surten de medios de todo tipo a los malandros a sueldo, a los militares sovietizados y a los maduristas antisemitas que forman la ya mencionada Triple M de Venezuela ¿Estamos a las puertas de una intervención armada contra el execrable gobierno de Maduro? El mismo ha dicho que va a apostar francotiradores para que no entre la ayuda humanitaria internacional a Venezuela ¿Estará el águila norteamericana monitoreando los movimientos de la Triple M de Venezuela? Sin la menor duda.

El primer disparo de los Malandros paramilitares, francotiradores, Militares sovietizados y Maduristas antisemitas contra la ayuda humanitaria, entiéndase voluntarios humanitarios, será la señal para la intervención de una hipotética coalición internacional liderada por Estados Unidos para liberar a Venezuela. Las siguientes horas son decisivas.

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

1 Comment

  1. Patadón dice:

    Excelente artículo. Siempre supuse que muy pocas personas estaban en la capacidad de diagnosticar la presencia demoniaca del imperio de mal que es el comunismo. Ha sembrado de muerte con su terrorismo a cada una de las naciones en las que se ha infiltrado mediante métodos siniestros como el de posar de demócratas para tomarse el poder y asegurarlo en diferentes naciones aprovechándose de la ignorancia de muchos electores, como siempre fue su sueño: por medio de las armas o de la corrupción que es en lo que son especialistas. Ya en el poder siguen asesinando con cualquier pretexto: hambreando a la gente o generando pestes y epidemias por la restricción de las medicinas, por eso ahora andan felices con el negocio de las drogas ilícitas, pues consideran que “están matando a la juventud del imperio” y así se repartieron el negocio de la coca, todo orquestado desde La Habana, y mientras el cartel colombiano de las drogas de las FARC se encarga de producirla, el cartel venezolano de Los Soles, se encarga de negociarla y de exportarla, gracias a todo el apoyo logístico que les brindó muy generosamente el siniestro expresidente colombiano, el felón de Juan Manuel Santos Calderón, personaje de deplorable recordación habida cuenta de que siempre se le acusó de haber pertenecido al grupo guerrillero y terrorista M-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *