Inicio » Noticias » Internacional » Legisladores de Bélgica piden a Alemania no dar más pensiones a colaboradores de nazis

Legisladores de Bélgica piden a Alemania no dar más pensiones a colaboradores de nazis

Enlace Judío México e Israel – Alemania, aseguran legisladores de Bélgica, continua pagando pensiones mensuales a colaboradores del régimen nazi en tiempos de guerra en varios países europeos, incluyendo Bélgica y Gran Bretaña, algo que quieren detener de una vez por todas.

El comité de asuntos exteriores del parlamento de Bélgica votó esta semana a favor de una resolución que insta al gobierno federal alemán a que ponga fin de inmediato a los pagos y publique una lista completa de los beneficiarios, informó el periódico británico The Guardian.

“La recepción de las pensiones por colaborar con uno de los regímenes más asesinos de la historia contradice claramente la labor del recuerdo y la paz constituida en el proyecto europeo”, afirma la resolución, que fue aprobada por unanimidad.

El documento asegura que cerca de 30 personas en Bélgica siguen recibiendo los pagos en virtud de un decreto de Adolf Hitler que otorga la misma nacionalidad y derechos de pensión que los ciudadanos alemanes a los extranjeros, incluidos voluntarios de las Waffen-SS, el cuerpo militar de élite nazi, que prometieron “lealtad, fidelidad, lealtad y obediencia” a Adolf Hitler.

Los autores de la resolución dijeron que los pagos mensuales fueron realizados por estados alemanes individuales y que la embajada alemana en Bruselas conocía los nombres de los beneficiarios, aunque las autoridades germanas se han negado a proporcionar los nombres.

En respuesta a las reclamaciones, el Ministerio de Trabajo de Alemania dijo que 18 personas en Bélgica estaban recibiendo pensiones de guerra, pero “no hay exmiembros de las Waffen-SS” entre ellos, aseguró. No nombró a los jubilados ni dijo por qué motivos tenían derecho a los pagos.

Las autoridades belgas no conocían la identidad de los jubilados, dijeron los parlamentarios belgas, y agregaron que la situación era “la misma en el Reino Unido, donde los antiguos miembros de las SS también reciben pagos directamente” de los estados federados alemanes sin que los montos sean gravados o comunicados a las autoridades británicas”. La embajada alemana en Londres dijo que no tenía ninguna información sobre las acusaciones belgas.

La emisora ​​estatal belga, RTBF, dijo que también se estaban realizando pagos similares en España, Suecia y Suiza. En los Países Bajos, el historiador Cees Kleijn dijo que los criminales de guerra pueden estar entre los 34 excolaboradores nazis que reciben pensiones del gobierno alemán, según la emisora ​​estatal NOS.

El reporte de RTBF dijo que los pagos oscilan entre los 435 y los 1.275 euros por mes, dependiendo de la cantidad de tiempo que los beneficiarios pasaron en prisión, entre un total de 80,000 belgas condenados por varias formas de colaboración en tiempos de guerra.

Los pagos de pensiones han continuado porque el decreto de Hitler de 1941 no fue derogado por la Conferencia de Potsdam de 1945, en la que Gran Bretaña, los EE.UU. y la Unión Soviética donde se estableció el orden político y económico de Alemania tras su derrota ante los aliados.

Los pagos alemanes a los colaboradores de tiempos de guerra han sido una fuente de preocupación en Bélgica desde que un diputado socialista descubrió por primera vez su existencia en 1997. En 2012, surgió a través de preguntas parlamentarias que aproximadamente 2,500 belgas seguían recibiendo algún tipo de pensión estatal alemana, la mayoría de los cuales ahora se cree que han muerto.

“Entre los beneficiarios se encontraban algunos residentes del este de Bélgica y Alsacia que adquirieron la nacionalidad alemana después de la invasión nazi, pero también belgas que se unieron a las Waffen-SS durante la guerra”, dijo De Coninck, hijo de un meimbro de la resistencia y miembro de Remembrance un grupo de sobrevivientes de campos de concentración.

En 2017, a petición de Remembrance, el entonces embajador de Alemania, Rüdiger Lüdekring, dijo en una audiencia ante el parlamento belga que, como representante del gobierno federal, no pudo dar ninguna información precisa porque los detalles pertinentes fueron retenidos por los 16 estados alemanes.

Una comisión parlamentaria belga visitó Berlín el año pasado para discutir el tema con sus homólogos alemanes, de la cual se supo que el estado de Renania del Norte-Westfalia pagaba a la mayoría de los 27 colaboradores belgas que todavía recibían pensiones alemanas, de acuerdo a medios belgas.

Fuente: The Guardian / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend