avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Unos 300 manifestantes pidieron la renuncia del primer ministro Benjamín Netanyahu en una protesta que comenzó en la Plaza Habima y finalizó en la sede del partido Likud en el centro de Tel Aviv, donde se encontraron con decenas de partidarios de Netanyahu.

BAR PELEG

Los manifestantes de izquierda caminaron con pancartas que exigían justicia legal cuyos lemas incluían “Corrupto a casa” y “Sólo los corruptos temen de los tribunales”. Los letreros de los manifestantes de derecha aclamaron al “Rey Netanyahu” y exhortaron a “Poner fin a la persecución: un gobierno debe ser derrocado sólo en las urnas”.

La diputada de Meretz, Mijal Rozin, dijo a los manifestantes en Habima que Netanyahu debía haber dimitido el jueves, luego de que el Fiscal General Avichai Mendelblit anunció su decisión de acusarlo por soborno, fraude y abuso de confianza en tres casos de corrupción, en espera de una audiencia.

“En cambio, escuchamos otro discurso de incitación en el que acusó a todos de ser izquierdistas, y esto continuará durante 40 días a medida que aumenta la incitación hasta las elecciones del 9 de abril”, expresó Rozin.

“Una persona que hace amenazas descaradas contra los fiscales está actuando como el jefe de una organización criminal, no como un primer ministro”, dijo, y agregó que Netanyahu está haciendo campaña por su “supervivencia legal a expensas del público”.

Rozin dijo que los ex primeros ministros bajo investigación no se atrevieron a utilizar fondos públicos para financiar su defensa. “Estamos pagando de nuestros propios bolsillos. ¿Dónde están ustedes en Likud dispuestos a decir que no son corruptos? No sólo Likud sino también Hayamin Hajadash. ¿Dónde están [Naftali] Bennett y [Moshé] Kahlon y dónde está toda su moralidad? Ustedes también son corruptos, ustedes también siguen defendiendo a una persona corrupta”.

“Has clavado un cuchillo en la democracia israelí y has arriesgado nuestro futuro como democracia. Incluso los partidarios declarados en el extranjero comprenden que tu tiempo ha pasado y te han pedido que renuncies aunque seas reelegido. Dedícate a tu propia defensa y permítenos reconstruir lo que has destruido. Habrá una agitación y Bibi ya no será el primer ministro”, exclamó Rozin.

Una manifestante llamada Flora dijo: “Estoy cansada de gritar desde mi casa. A veces sólo quiero gritar por la ventana, ‘Bibi, vete a casa’. Este es un momento importante”.

Shosh, de 67 años, de Herzliya, sostuvo un letrero que decía: “Basta con la persecución”.

“Me preocupa el odio infinito que escucho de la gente. Podemos estar en desacuerdo. Pero muchas personas que conozco están enojadas por la injusticia y la parcialidad, y lo que le están haciendo a Netanyahu es otro tipo diferente de justicia. La gente está muy enojada con la troika de los medios de comunicación, el sistema judicial y la policía que se han convertido en un partido de izquierda”, expresó Shosh.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí