Inicio » Mujer Judía » Hablan emprendedoras del WYI Center: ‘La motivación no sirve, lo que sirve es luchar’

Hablan emprendedoras del WYI Center: ‘La motivación no sirve, lo que sirve es luchar’

Enlace Judío México e Israel – El 4 de marzo, en la sede de la Comunidad Maguén David, en el espacio para emprendedores WYI Center, Orly Maya, Marlyn Isson y Tere Dichi, miembros del Consejo de WYI Center, así como Daniela Cherem, presidenta de dicha institución organizaron varias pláticas de mujeres emprendedoras y exitosas en sus trabajos para mujeres de la comunidad.

 

Entre la audiencia, que colmaba el salón por completo, se encontraba Salomón Cherem, presidente de la Comunidad Maguén David, Elías Shaoli, Alfredo Mussali y Alberto Attie, que han apoyado activamente el
emprendimiento de las mujeres.

Salomón Cherem saludó a la audiencia y dijo que “este evento está hecho a la medida para ustedes, mujeres emprendedoras. Me enorgullece ser parte del reconocimiento a mujeres que han destacado en todas las áreas, haciendo posible la igualdad de género.” Añadió que “el mundo reclama modelos y estructuras que hagan posible su desarrollo en su rol de socias, amigas, compañeras, madres trabajadoras, educadoras y más. El progreso de las mujeres es el progreso de la humanidad”, remató.

Luego se presentó un video para presentar a las mujeres que, a continuación, darían su plática. Comenzó
Jacky Shama, bailarina y dueña de una academia de danza: “tengo cuarenta y tres años. Vengo de una
familia en la que nos enseñaron a luchar por las cosas y no solo estirar la mano. Siempre quise
quise ser bailarina. Mi pasión es la danza. Cuando encuentras tu pasión encuentras tu
camino. Por muchos años hice comunitario. Desde los trece años ya enseñaba danza a aniñas
mayores que yo. No admiro lo que yo puedo hacer, admiro lo que me cuesta trabajo hacer.
Después de años decidí poner mi propia academia con mucho trabajo y empeño. Empecé con
Raquel en la escuela de folklore flamenco. Así fue como comencé hasta llegar a tener una
academia en la que ofrecemos diferentes modelos de danza.”

Sara Mizrahi, fundadora de Sarai’s Superfood Spreads, de 25 años, dijo que su negocio “ofrece alimentos, frutas y verduras que aportan cierta cantidad de nutrientes que nuestros cuerpos necesitan. Mi idea es motivarlas para que emprendan.” Contó que ella misma estuvo muy desmotivada y que tuvo que aprender muchas cosas, desde cómo manejar un sistema hasta qué es un RP. “La motivación no sirve. Lo que sirve es luchar con muchas ganas aún cuando vas a un bazar y no vendes nada. Seguir yendo a uno y otro bazar
hasta que veas si tu producto sirve o no. Hasta que te das cuenta que lo que haces con emoción lo
logras.”

Por su parte Sharon Zaga, presidenta y fundadora del Museo Memoria y Tolerancia, recordó que “tengo cuarenta y tres años. Desde pequeña quería hacer un museo. Ser mujer no te limita. Desde pequeña me interesé en el tema del Holocausto, lo leí y me dediqué a saber a fondo lo que fue. Cuando le dije a mi papá
me dijo que me apoyaba. Nunca me imaginé, cuando comencé con el proyecto del Museo
Memoria y Tolerancia, en lo que me estaba metiendo.” Dijo que, años después de inaugurado, el museo se ha ido transformando.” Contó que el filántropo Max Shein Z”L le dijo: “lo que
vende es la pasión. Si tú crees en ti, en lo que hace, la gente te va a creer. La gente se va a
contagiar de eso.”

La diseñadora Daniela Cassab, fundadora de DanCassab, de 30 años, contó que se dedica a la fabricación
de chamarras de piel hechas a mano. “Comencé estudiando diseño de modas. Soy muy apasionada
por lo que hago. Crecí en una familia dedicada a los textiles.” También recomendó: “si estás enfocada, sigue en lo que te gusta y lograrás lo que quieres hacer.” Contó que “un día comencé a hacer chamarras para mí. Una persona de Televisa me pidió una como la que llevaba un día. Así fue como fui creciendo de poco a poco hasta que hice mi negocio.” Daniela cuenta con el apoyo de trabajadores mexicanos, a quienes presume con  orgullo cuando va a exponer a Nueva York. “Tenemos que creer en nosotros para que el comprador crea en ti.”

Julie Sutton, CEO en The Master Junker, de 44 años, contó que comenzó a trabajar a los 31, “pensando que mi negocio no iba a ser negocio. Si tú no crees en ti nadie creerá.” Al igual que otras expositoras, Sutton proviene de una familia muy trabajadora. “Mi mamá siempre trabajó. Ese es mi chip”, aseguró. También dijo que “se puede lograr el balance entre el trabajo y mi familia.” Respecto al reto de comenzar desde abajo, señaló que “tenemos que empezar siendo pequeños. Nadie es grande. Tenemos que seguir el camino de la vida teniendo un reto. Mi reto es tener algo por mí misma.”

L’amargeitor tomó el micrófono para decir que hay que aventarse pero “hay que buscar coaches, hay que tener mentores, hay que pedir ayuda, hay que saber que no sabemos todo, y que si ya de veras vamos a nadar, hay que buscar salvavidas, tronquitos, un profesor de croll… y para eso es para lo que está increíble WYI. Aviéntense a la alberca, pero aviéntense con la cabeza. Y aviéntense con un equipo que les diga cómo se hace y cuánto se hace.” La bloguera se tocó el corazón y añadió: “aviéntense desde aquí. Aviéntense y disfrútenlo aunque se estén muriendo. No se van a morir. Lo van a lograr y van a triunfar.”

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend