Inicio » Opinión » Análisis » Europa, ¿ciega o aterrorizada?

Europa, ¿ciega o aterrorizada?

Enlace Judío México e Israel.- Queridos amigos, si miramos Europa, nos resulta difícil comprender su realidad y ello me lleva a preguntarme ¿está ciega o aterrorizada?

EDUARDO HADJES

Se supone que este Continente es el centro y la cuna de la cultura, cordura y diplomacia, a nivel mundial. Claro que también el siglo XX nos demostró que en ella tuvo cabida la más satánica y refinada crueldad, como fueron sus dos guerras mundiales y, en la segunda, un saldo escalofriante de 50 millones de muertos, incluidos los 6 millones de judíos, en el Holocausto, los cuales vieron tronchadas sus vidas a manos de la hordas nazis, por el sólo hecho de ser judíos.

En la actualidad y desde hace unos 10 años, Europa está siendo invadida lenta y pacíficamente por huestes de radicales musulmanes, los cuales ingresan exigiendo derechos pero sin adquirir obligación alguna. La mayoría de los gobiernos afectados, preocupados de la causa palestina, en un velado renacer del antisemitismo más refinado, ceden ante sus exigencias, les permiten entrar en sus territorios casi sin restricción alguna y aceptan, tranquilamente, que se encierren en barrios en que la población autóctona es rápidamente desplazada, imponiendo sus costumbres, religión y leyes sin mayores obstáculos. Antes de iniciarse esta avalancha, inicialmente provocada por la guerra civil siria y luego por las condiciones en África, ya llegaban a 50 millones los que vivían en los distintos países de la UE (el mismo número de muertos durante la Segunda Guerra) ¿Cuántos sumarán a la fecha?

Exigen y se les otorga. ¿Ceguera o temor? A corto andar, imponen la Sharía, su propia ley, al punto de que las policías nacionales no se atreven a ingresar en sus territorios, pasando a continuación a exigir que el resto de la población se rija por sus costumbres y caprichos. Nuevamente me pregunto ¿Por qué este dejar actuar?

Lo más increíble del caso, es que las autoridades musulmanas, desde Medio Oriente, proclaman sin tapujos que la “invasión a Eurabia está en marcha”

Partiendo de la base que alguna vez territorios europeos estuvieron bajo dominio musulmán, ya sea el Imperio Turco Otomano o los moros, ahora ellos tienen derecho a “reconquistar” Europa, cambiándole el nombre y, para ellos, ya es Eurabia.

¿Por qué los gobiernos europeos no escuchan y creen estos llamados, principalmente de boca de los Ayatolas? No me voy a remontar en el tiempo, sino que mencionaré dichos recientes:

Hossein Salami, Comandante adjunto del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica proclamó, en una larga diatriba contra Occidente:

“Planeamos romper a EE.UU., Israel, limpiar el mundo de su inmundicia” “Jura luchar contra los enemigos del régimen a nivel global, no sólo en un lugar”. Teherán tiene planes para “destruir a EE.UU, a Israel, a sus socios y aliados en ataques mundiales” Todo esto fue pronunciado el 19 de Febrero en la televisión IRINN de Irán.

Yo sé que, a Dios gracias, Irán no tiene hoy la capacidad de cumplir estas amenazas, pero ¿quién garantiza que en un mañana no muy lejano, teniendo en su poder armas nucleares e imbuidos en su fanática demencia radical musulmana, pudieran intentar hacerlo? Aun cuando no lograran su objetivo, el daño y la muerte que esto ocasionaría sería catastrófico. Si Corea del Norte nos preocupa ¿por qué dejar a Irán lograr su propósito demencial?
¿Qué hace Europa frente a tal desafío? En vez de colaborar con EE.UU. que felizmente, con el Presidente Trump, abrió los ojos y desahució el pésimo pacto con Irán, se empeñan por burlar las sanciones impuestas por Norteamérica, tratando de prolongar el pacto que sólo favorece a Irán.

No creo que las mentes de estos estadistas estén tan enceguecidas que piensen que ellos no están incluidos en “todo el mundo” o “global”. Olvidan que para el islamismo radical, los musulmanes tienen hoy la obligación sagrada, por mandato divino, de asesinar a todos los “herejes” y para ellos son merecedores de tal clasificación todos los que no profesen la religión musulmana. Incluso aquellos creyentes de Allah que no comulguen con su extremismo, caen en la categoría de herejes.

¿Van a esperar que el inicio de esta macabra tarea, ejercida a través de los cada vez más seguidos y feroces atentados terroristas, cobre tal fuerza que resulte imposible detenerlos? El primer paso que debieran dar es dejar de respaldar a los terroristas de Hamás y la Yihad Islámica Palestina, cuando sus atentados son efectuados contra Israel y su población civil.

¿Permitiría algún país del mundo que desde el otro lado de sus fronteras lancen disparos de morteros y cohetes en forma indiscriminada? ¿Aceptarían sin reaccionar, que cada día, les enviaran globos incendiarios que quemaran sus bosques indiscriminadamente, incluidas reservas naturales de miles de años de antigüedad? ¿Qué sus agricultores pierdan el esfuerzo del año, al ver quemadas sus siembras listas para ser cosechadas?

Todavía recuerdo cómo mirábamos horrorizados el festín destructivo de los talibanes en Afganistán e Irak, destruyendo reliquias patrimonio de la humanidad bajo el lema de que eran obras herejes contrarias a las creencias musulmanas. ¿Se imaginan la bacanal demoledora de talibanes entrando a Paris y Roma? ¿Dejarían palacios, museos, estatuas y cuanta construcción encontraran, que no pudieran transformar en mezquitas por ir en contra de sus creencias, ofendiendo las supuestas disposiciones del Profeta?

Si la UE sigue condenando a Israel por tratar de frenar los brutales atentados diarios, en vez de sancionar a los terroristas de Hamás, será muy difícil convencer a los yihadistas que llegan o nacen en Europa, que no pueden hacer lo mismo en Francia, Alemania o el país europeo que se les ocurra.

Pero Salami no es el único que se embelesa con estos ataques. Para no extenderme en demasía, mencionaré sólo a uno más de los dignatarios iraníes que en febrero proclamaron muerte y destrucción: Yadollah Javani proclamó el 11 de febrero que estaban listos y capacitados para destruir Tel Aviv y Haifa si EE.UU. los atacaba, proclamando que derrotarían a Israel en 3 días. Agregó que sus enemigos son frágiles y casi derrotados. El mundo les tiene miedo ya que esperan la muerte.

Nuevamente me pregunto ¿Creen los estadistas europeos que no están incluidos en estos enemigos que tienen miedo y que esperan la muerte?
Es posible que en esto tenga razón el Brigadier General Javani, ya que absolutamente ningún dirigente europeo le ha salido al paso, guardando ominoso silencio, ante este aviso de un nuevo genocidio.

DIOS SALVE A EUROPA Y A LA CIVILIZACIÓN JUDEO CRISTIANA, SI LLEGARA A CAER ISRAEL, EL GRAN SOPORTE QUE IMPIDE A LOS YIHADISTAS CUMPLIR SU PROPÓSITO.

David ben Jaim

 

*Las citas de los dos iraníes, las obtuve de comentarios publicados en Enlace Judío México.

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend