Inicio » Noticias » Antisemitismo » El CEO de Volkswagen se disculpa por la desafortunada mención de un slogan nazi

El CEO de Volkswagen se disculpa por la desafortunada mención de un slogan nazi

Enlace Judío México e Israel.- El director ejecutivo del fabricante de automóviles alemán Volkswagen Herbert Diess emitió una disculpa luego de referirse a un infame eslogan nazi durante un evento de administración de la compañía.

EYTAN HALON

Destacando la importancia de aumentar las ganancias de la empresa, Diess dijo a los empleados “Ebit macht frei“, que aparentemente hacía referencia a la frase alemana “Arbeit macht frei” (el trabajo libera) que aparecía en la entrada de Auschwitz y otros campos de concentración nazis.

Ebit” es una abreviatura que se refiere a las ganancias de una empresa antes de intereses e impuestos.

En una declaración emitida en la cuenta de Linkedin de Diess, dijo que estaba “extremadamente apenado” por su “muy desafortunada elección de palabras y si había herido sentimientos sin querer“.

Diess también agregó que Volkswagen ha llevado a cabo actividades durante tres décadas para garantizar que la compañía, la gerencia y los empleados “sean conscientes de la responsabilidad histórica especial de Volkswagen en relación con el Tercer Reich“.

En una declaración enviada por correo electrónico a Bloomberg, el consejo de supervisión de Volkswagen dijo que se distanciaba mucho de los comentarios “pero al mismo tiempo toma nota de las inmediatas disculpas del Sr. Diess“.

Volkswagen se estableció en 1937 como parte de un esfuerzo del Partido Nazi de Adolf Hitler para promover un “automóvil popular” (Volkswagen) asequible para el público alemán.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Volkswagen fue una de las primeras compañías alemanas en aprovechar el trabajo forzoso, el reclutamiento de prisioneros de guerra, los presos de los campos de concentración, incluso de Auschwitz, y los trabajadores forzosos extranjeros para contribuir a la producción continua de vehículos civiles.

En 1999, Volkswagen abrió una exposición permanente en su planta original de Wolfsburg titulada “Lugar de recuerdo del trabajo forzoso en la fábrica de Volkswagen“. La exposición tiene como objetivo presentar abiertamente la medida en que la empresa dependió del trabajo forzoso y estuvo involucrada en la economía de guerra nazi.

El error de Diess culminó una semana difícil para Volkswagen, con la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. demandando a la compañía y su ex director ejecutivo Martin Winterkorn por el escándalo de emisiones de diesel del fabricante de automóviles alemán, alegando un “fraude masivo” contra los inversionistas estadounidenses.

Se descubrió que Volkswagen utilizaba software ilegal para engañar a las pruebas de contaminación de EE.UU. en 2015, lo que provocó una reacción global contra el diesel que hasta el momento le ha costado 29 mil millones de euros (32.870 millones de dólares).

La compañía admitió haber instalado en secreto software en 500,000 vehículos de EE.UU. para engañar a las pruebas de emisiones de escape del gobierno y se declaró culpable en 2017 de cargos por delitos graves. 13 personas han sido acusadas en Estados Unidos, incluyendo Winterkorn y cuatro gerentes de Audi.

La demanda de la SEC también menciona a VW Credit y Volkswagen Group of America Finance LLC, la entidad que solía vender los valores. VW también enfrenta demandas de inversionistas en Braunschweig, Alemania.

Reuters contribuyó a esta historia.

Fuente: The Jerusalem Post – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend