Inicio » Noticias » Internacional » Dueños alemanes de Krispy Kreme admiten el pasado nazi de su familia

Dueños alemanes de Krispy Kreme admiten el pasado nazi de su familia

(JTA) —  Una de las familias más ricas de Alemania dijo que enmendará el pasado nazi de su compañía.

En un anuncio espectacular, la familia Reimann, con una fortuna aproximado de 37 mil millones de dólares y la segunda más rica de Alemania, anunció que una nueva investigación ha demostrado que los directores de la compañía en la era nazi, Albert Reimann y su hijo, Albert Reimann Jr., fueron nacionalsocialistas comprometidos que cometieron violencia y abusos contra esclavos forzados a trabajar para las fábricas de su empresa y en su villa privada.

Entre los detalles revelados el domingo en el tabloide alemán Bild am Sonntag, se detallan el abuso físico y sexual de mujeres traídas de la Europa oriental ocupada por los nazis para realizar labores forzadas.

La empresa, que comenzó como una fábrica de productos químicos a mediados del siglo XIX, ahora tiene numerosas participaciones a nivel internacional, con conexiones
a marcas como Clearasil, Calgon y cosméticos Coty, así como marcas de café.

JAB Holdings (que responde al nombre del fundador de la compañía, Johann Adam Benckiser) tiene participaciones controladoras en compañías como las donas Krispy Kreme, Panera Bread, Pret a Manger y los bagels Einstein Bros, así como Peet’s Coffee, Keurig Green Mountain y Dr. Pepper-Snapple.

La familia Reimann ha anunciado planes para donar alrededor de 11.3 millones de dólares a una organización que aún no ha nombrado públicamente.

El portavoz de la familia, Peter Harf, dijo a los medios de comunicación alemanes que la familia comenzó a investigar su historia en la era nazi en la década de 2000, y en 2014 le encargó al historiador independiente Paul Erker que continuara el trabajo.

La investigación de Erker mostró que tanto “Reimann padre como Reimann Jr. eran culpables…en realidad deberían haber sido encarcelados”, dijo Harf, y agregó que “nos quedamos sin palabras. Quedamos avergonzados y pálidos como fantasmas. No hay nada que pasar por alto. Estos crímenes son asquerosos”.

Se espera que los resultados del estudio sean publicados al público el próximo año.

Un miembro de la familia dijo a medios de comunicación alemanes que estaban “aliviados de que se supiera la verdad”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend