Inicio » Comunidad » Gana Andrés Roemer el Premio Anual de la Fundación Amir D. Aczel

Gana Andrés Roemer el Premio Anual de la Fundación Amir D. Aczel

Enlace Judío México e Israel – La Fundación Amir D. Aczel anunció que el doctor Andrés Roemer, Embajador de Buena Voluntad para el cambio social y el libre intercambio del conocimiento en la UNESCO, es el ganador del primer Premio Anual que otorga dicha fundación.

“Es con gran gusto que la Fundación Amir D. Aczel para la investigación y la educación en Ciencia y Matemáticas anuncia que el doctor Andrés Roemer es el acreedor del primer Premio Anual de la Fundación Amir D. Aczel”, publicó en su sitio web dicha institución.

“El doctor Roemer ha sido elegido para recibir este honor por sus contribuciones a la conversación global sobre temas diversos: ciencia, arte, economía, política.

Su pasión por retarnos a pensar de nuevas maneras y explorar nuevas ideas, para aprender cómo salvar diferencias mediante un riguroso debate, para animarnos a repensar cómo nos vemos a nosotros mismos y a nuestro mundo.”

El doctor Roemer, fundador y director general de la Ciudad de las ideas, fue distinguido con el premio porque “su incansable búsqueda del conocimiento y la verdad en todas sus formas personifica los valores esenciales de la Fundación Amir D. Aczel”, concluyó la institución.

En una carta de aceptación, el doctor Roemer habló de su admiración por el extinto Amir Aczel, “una persona honesta y humilde”, al tiempo que “una de las mentes más brillantes y curiosas que jamás haya conocido”. Roemer también agradeció la distinción y habló de su cariño por Camboya, sede de la fundación, de la que admira “su cultura, su interés por la ciencia y sus grandes sabores, colores y gente.”

La Fundación Amir D. Aczel apoya la educación en ciencia y matemáticas en Camboya, y busca crear conciencia sobre las contribuciones de Camboya a la historia de las matemáticas para impulsar la búsqueda de la educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas entre jóvenes camboyanos.

 

A continuación, transcribimos el discurso de aceptación enviado por el doctor Roemer a la fundación:

 

Estimados damas y caballeros. Gran jurado del Premio Anual de la Fundación Amir D. Aczel. Buenas noches a todos y muchas gracias a todos.

Me encuentro extremadamente honrado de recibir tan importante premio, el Premio Amir Aczel. Es un privilegio y un gran acontecimiento en mi vida. Gracias con todo mi corazón. Amir fue no solo mi amigo sino una de las mentes más profundas, brillantes y curiosas que jamás haya conocido.

Cuando tuve la oportunidad de hablar con él en Harvard acerca de su libro El último teorema de Fermat, no solo constaté su sonoro y robusto pensamiento, sino que él era todo un ser humano. Una persona honesta y humilde. Soy también un gran admirador de Camboya. Admiro enormemente su cultura, su interés por la ciencia y sus grandes sabores, colores y gente. Por lo tanto, no me sorprende que el descubrimiento del cero haya ocurrido aquí.

Me siento formalmente agradecido con Miriam y Debra Aczel por su generosidad y también por su amor por la ciencia como la más poderosa herramienta para traerle prosperidad incluyente al mundo. Gracias a todos en esta prestigiosa universidad por el reconocimiento a mi trabajo en la promoción de la ciencia y la razón.

Ganar este premio no hubiera sido posible sin la inspiración que he recibido de mis profesores formales e informales: Richard Dawkins, Eduard Punset, Robert Cooter, Eugene Bardach, Clothaire Rapaille, Ronald Heifetz, Dan Arieli, Ricardo Salinas Pliego, John Brockman, Yossi Vardi, Carmel Shama y, por su puesto, el último pero no el menos importante, Amir Aczel, a quien le tengo el mayor respeto y admiración y de quien he abrevado el amor por nunca dejar de cuestionarlo todo, desafiarme a mí mismo y actuar mejor en cada escenario.

También necesito agradecer especialmente a Pamela Cortés, mi socia criminal y mi más querido amor. A mis hijos e inspiradores: Valeria, David y Alejandro Roemer. Y a mi fuerza, mi madre Fanny Slomianski. Mi gratitud a todos ustedes. A México y a Camboya, por ayudarme a alcanzar una etapa donde puedo sostener orgullosamente este premio como una señal de logro. También prometo mejorar en mi trabajo para que ustedes puedan verme aquí para recibir más premios. ¡Gracias!

 

Nota: traducción del texto original en inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *