Inicio » Comunidad » Jóvenes judíos diseñan soluciones en caso de desastre, en “Iniciativa CADENA 2019”

Jóvenes judíos diseñan soluciones en caso de desastre, en “Iniciativa CADENA 2019”

Enlace Judío México e Israel – Alumnos de secundaria de la red de colegios judíos presentaron proyectos científico-tecnológicos que tienen el potencial de ayudar a poblaciones enteras en caso de desastre. 

 

El 9 de abril, en las instalaciones de WYI de la Comunidad Maguen David, se presentó la exposición de trabajos para Iniciativa CADENA. Estos trabajos son proyectos propios de los alumnos participantes que buscan el bienestar de las poblaciones en casos de desastres o en países más vulnerables.

En esta ocasión se presentaron ocho trabajos de diferentes escuelas de la red judía. Enlace Judío platicó con Margaret Mustri, directora de Educación CADENA, quien comentó que “iniciativa CADENA es un concurso de emprendimiento social para niños de tercero de secundaria. Es un concurso internacional que se está llevando en 16 estados. Hoy tendremos la final de México. El proyecto que gane hoy concursará a nivel internacional, que será en mayo.”

Explicó que “los niños de secundaria hacen una propuesta de ayuda antes, durante o después de un desastre natural. Es una feria científica, humanitaria y adonde se habla de Tikun Olam (reparar el mundo). Los proyectos van desde aparatos electrónicos para buscar (gente atrapada) en los escombros. Tenemos purificadores de agua. Los proyectos son muy diversos. El objetivo de este proyecto es despertar la conciencia de los niños e incentivarlos a la ayuda humanitaria.”

Los jueces fueron Elías Shaoli, Isaac Levy, Julio César Álvarez y Jorge Navarro, quienes cuestionaron a los integrantes de los proyectos después de la exposición de los mismos. Los acompañamos para escuchar la esencia de cada proyecto.

Proyecto Hámster Rodante. Los integrantes son Salomón Romano, Elías Kanan y Elías Harari del Colegio Maguén David. “Cuando pasa un sismo, al caerse los edificios, mucha gente queda atrapada. El propósito es que el hámster se meta entre los escombros para buscar a la gente que se encuentre atrapada. Al localizarlos lamamos a los rescatistas para que acudan al rescate. Muchas veces los rescatistas entran a un edificio destruido y no hay nadie. Esto representa mucho tiempo perdido. El método es poner el espiro en la base que hicimos en una impresora 3D. Conectar el Bluetooth al espiro. Se coloca la camarita conectada al Bluetooth y se mete al edificio derruido. El precio de este prototipo fue la cámara que nos costó $320 pesos. El espiro nos lo brindó la escuela.” Posteriormente pasaron un video de la forma en que trabaja el hámster.

Proyecto HidroVida. Los integrantes fueron Yael Masri, Dalia Frymerman y Ariela Sandler del Colegio Hebreo Sefaradí. “Mucha gente no toma en cuenta las sequias cuando hay desastres, es por esto que en este camino dirigimos nuestro proyecto. En Guerrero hay mucha sequía y mucho sembradío de maíz. Nuestro proyecto es hacer una mezcla de poliacrilato de potasio con cáscara de huevo machacada. Al hacer la mezcla se hace como gel, hacemos un hueco en el centro, ahí sembramos la planta y no se tiene que regar. Otro aspecto por el que escogimos este proyecto es por la importancia del agua en las cosechas. Esta mezcla puede durar nueve años sin que se eche a perder. El uso de la cáscara de huevo es para proteger de bacterias.”

Proyecto Deja De Estar Salado. Integrantes: Isaac Bazbaz y Yehoshua Bistre del Colegio Maguén David: “Mi proyecto es un purificador para agua salada convirtiéndola en agua potable. El proyecto consiste en poner el agua en una botella adonde le dé el sol. Al calentarse se evapora y condensa pasando por el tubo que está hecho por tezontle, carbón activado y algodón. Elimina todas las impurezas y le quita la sal al agua.” Al terminar de explicar el método de su proyecto le dio a probar el agua a los jueces.

Proyecto Código de Vida. Las integrantes fueron Galya Pesel, Ariela Swerdlin y Aline Haras del Colegio Hebreo Sefaradí. “Nuestro objetivo es localizar a familias después de desastres naturales teniendo la información de todos los integrantes. Esta información la podemos obtener por medio de un cuestionario que se puede enviar por la computadora o impresos. En los cuestionarios tendremos todos los datos de cada persona, nombre, tipo de sangre, alergias, dirección y todo lo necesario. Va dirigido a personas de escasos recursos. Nuestros materiales son una pulsera de caucho con el código de barras grabado, un dispositivo móvil para poder leer el código de barras. Esta pulsera es un prototipo, el real llevaría el código de barras grabado. Se nos ocurrió este proyecto ya que después del terremoto de septiembre de 2017, no nos podíamos comunicar con nuestros familiares.”

Proyecto Detector Anti-Deslaves. Integrantes: Isaac Shakalo, David Abud y Saúl Levy del Colegio Hebreo Maguén David: “Nuestro objetivo es construir una alarma que avise a la gente cuando haya un movimiento en la montaña. Cuando la montaña se mueva, se prenda y no solo avise a los habitantes cercanos sino a las personas que estén pasando por alguna carretera cercana. Construyeron un prototipo de la alarma que se colocara el acelerómetro en la montaña. En cuanto el movimiento sea mayor a veinte de movimiento suena la alarma.”

Proyecto AVA (Agua vida y aire). Integrantes: Galia Rill, Alejandra Golwasser y Alexandra Benozillo del Colegio Hebreo Sefaradí: “Nuestro proyecto es por la sequía. Cuando hablamos de desastres naturales en general no se habla de este tema. El proyecto consiste en una malla mosquitero que capta agua del aire. La tela mosquitero se debe detener a los lados con tubos de metas o PVC. Poniendo en la parte de abajo un tambo con arena, carbón y piedras. Lo más recomendable es que se coloque en zonas rurales para que los edificios no obstruyan el paso del aire. La humedad que hay en el aire se convierte en agua. Ya hay una medida establecida: por cada 98% de humedad en el aire y con viento de treinta y cinco kilómetros por hora se van a recolectar mil litros por metro cuadrado en un día.”

Proyecto Fire Safety. Integrantes: Rosy Zonana, Rajel Herrera y Mijal Maslaton de la Escuela Yavne: “Investigamos y nos dimos cuenta que hay muchos bosques que se incendian junto a las comunidades que resultan afectadas. La solución que nosotras encontramos es poner tubos PVC enterrados alrededor de los terrenos de sembradío con rociadores de los que va a salir un líquido llamado Fire Limit, que se produce en España y es biodegradable. Así se evitará que el fuego se expanda hacia las comunidades. Platicamos con Marcos Mizrahi, ex alumno de la Idishe que es bombero y nos explicó que este líquido lo usan para rociar los trajes de los bomberos.” Después de la explicación hicieron una demostración con su maqueta.

Proyecto Green Vest. Integrantes: Nurit Pesel, Sharon Kaplan y Susy Ninio del Colegio CIM-ORT: “Antes de comenzar les queremos hacer unas preguntas. ¿Alguna vez te has preguntado qué pasa con las bosas de plástico después de que vas de shopping? ¿Sabes cuántas toneladas de bosas se tiran a la basura al día en México? Actualmente hay un estimado de ocho millones de bolsas sin reciclar en el mundo. ¿Sabes qué podemos hacer con ellas? Haremos un cambio ahora empezando por nosotras con Green Vest, hecho con bolsas de plástico, a las que les daremos un segundo uso. Esta idea ha pasado por un proceso de planeación. Con las bolsas hicimos un chaleco salvavidas con una válvula para inflarlo. El costo del chaleco de Green Vest es de $25 pesos. Mientras que un chaleco normal puede costar $250 pesos o más. Lo que necesitamos para hacer los chalecos es una termo selladora que tiene un costo de $3,500 pesos, con una duración de cuatro años de uso constante.”

Después de presentar los proyectos los jueces pasaron a deliberar mientras que se sirvieron bocadillos, pasteles y bebidas para los asistentes.

Antes de entregar los premios, todos los jueces comentaron lo difícil que fue para los cuatro llegar a una decisión de quiénes serían los premiados. Todos los proyectos fueron muy interesantes e impresionantes en su lógica y exposición. A todos, incluyendo los premiados, hay que hacer modificaciones para su mejor funcionamiento. Todos recibieron las felicitaciones del jurado.

Los ganadores fueron: Tercer lugar: Código de Vida. Segundo Lugar: Hamster Rodante. Mención Honorífica: Detector Anti-Deslaves. Primer Lugar: Green Vest.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend