Inicio » Opinión » Análisis » Diez reflexiones sobre el Sionismo en los 71 años de Israel

Diez reflexiones sobre el Sionismo en los 71 años de Israel

Enlace Judío México e Israel.

MARCELO BIRMAJER

1.- El sionismo es mucho más que el movimiento de liberación del pueblo judío pero, para ponerlo en la perspectiva de los siglos XX y XXI, me resulta cómodo y atinado llamarlo, también, el movimiento de liberación del pueblo judío.

2.- El sionismo es el único movimiento de liberación del siglo XX que llegó como una organización democrática al poder, en mayo de 1948, y que se mantuvo democrático, incluso en medio de la amenaza permanente que representan sus naciones vecinas. Setenta y un años lleva ya siéndolo.

3.- El sionismo es uno de los pocos movimientos de liberación del siglo XX que distribuyó la riqueza, eliminó el analfabetismo y socializó la salud y la vivienda. Es uno de los pocos movimientos de liberación que realmente otorgó a su población un nivel de vida, tanto en lo económico como en lo social, ontológicamente superior al que esa misma población tenía antes de la creación del Estado de Israel. Quiero recalcar una vez más que es el único movimiento que logró estos avances por medio de la democracia.

4.- El sionismo fue la respuesta más humana, y más que humana, al infierno nazi: en Israel, los sobrevivientes, parientes y descendientes de los sobrevivientes y muertos de y en la Shoá pudieron reencontrar su humanidad. El sionismo es uno de los movimientos de liberación que, dinámicamente, más vidas civiles ha salvado en el siglo XX. Muchas vidas civiles se han perdido por las guerras y los actos terroristas que los ejércitos y los terroristas árabes, europeos y asiáticos han librado contra Israel; pero las vidas que se han salvado por el sólo hecho de la existencia de Israel se cuentan por millones hoy y son incontables a futuro.

5.- El sionismo alentó la creación de los kibbutzim, el único experimento comunista no represivo y no sanguinario del siglo XX.

6.- El sionismo es el único movimiento de liberación, y el único movimiento político en la historia de la humanidad, que transportó voluntariamente a personas de piel negra –desde Etiopía– hacia adentro de sus propias fronteras en forma masiva, para liberarlos de la opresión y la pobreza, en contraste con lo ocurrido en los mundos occidental y árabe, que sólo los transportaron en condiciones aberrantes, durante siglos, para esclavizarlos.

7.- El sionismo es el único movimiento de liberación del siglo XX que ha convertido a las personas árabes en ciudadanos con derechos civiles y políticos. Es el único movimiento de liberación del siglo XX que ha permitido a los ciudadanos árabes votar libremente en elecciones a primer ministro, formar sus propios partidos políticos y expresar libremente sus opiniones.

8.- El sionismo es el único movimiento de liberación del siglo XX que ha propuesto concretamente, con el poder para lograrlo, un Estado palestino, en cuanto la dirigencia palestina acepte la existencia del Estado de Israel como Estado judío. Ni Egipto ni Jordania, en los 18 años en que dominaron la Franja de Gaza y el West Bank, propusieron nunca, ya no un Estado palestino, sino un mínimo de democracia, de autonomía, ni siquiera una universidad autónoma. El sionismo es el único movimiento de liberación del siglo XX que mejoró el nivel de vida de los palestinos que vivían en la Franja de Gaza y el West Bank.

9.- El sionismo es una fuente permanente de revitalización cultural, científica, de libertad y humanismo, que no sólo beneficia al Pueblo Judío, sino que ha extendido sus adelantos a toda la humanidad. De no haber estado el Tercer Mundo dominado por gobiernos autoritarios, corruptos y antisemitas, el sionismo podría haber llevado a cabo el intento –siempre derrotado por los antisionistas– de imprimir dinamismo a la agricultura de los más pobres países africanos y del Tercer Mundo en general.

10.- El Estado de Israel, como Estado, ha cometido tantos errores como cualquier otra verdadera democracia occidental, y ninguno peor. Pero el sionismo sigue siendo hoy uno de los mayores aciertos, humanista, pluralista y verdaderamente progresista, de los judíos, desde la caída del Segundo Templo.

 

 

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *