Inicio » Opinión » Análisis » Aumenta la tensión de Irán vis EUA-Israel

Aumenta la tensión de Irán vis EUA-Israel

Enlace Judío México e Israel.- Irán e Israel parecen acercarse a un enfrentamiento en Siria en virtud de los intentos de Irán por convertir a esta última en una de avanzada contra Israel. Desde el año pasado Irán e Israel han comenzado a atacarse directamente en Siria, y no a través de terceros, los ataques se pueden escalar, será difícil que EUA y Rusia queden fuera del conflicto.

LEÓN OPALÍN PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

En este ámbito, en febrero de 2018 un dron iraní que lanzó la Fuerza Al-Quds de la Guardia Revolucionaria que opera al exterior de la base aérea T4 de Siria, al este de Homs en Siria Central, fue derribado con un misil de un helicóptero apache israelí que lo estaba siguiendo después de entrar al territorio aéreo de Israel El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), señaló que el dron llevaba explosivos y su misión era realizar un acto de sabotaje. En respuesta jets israelíes lanzaron un ataque de misiles en la base T4, murieron 7 miembros de la Fuerza Iraní Al-Quds. Fue la primera vez que las FDI atacaron “blancos vivos iraníes, tanto en infraestructura como en gente”.

Irán se ha aprovechado del caos del conflicto civil que estalló en Siria en 2011 para establecer una infraestructura militar considerable en ese país; asimismo, ha entrenado a milicias chiís constituidas por miles de combatientes y ha enviado a asesores de su poderosa Guardia Revolucionaria a bases militares sirias.

Por su parte, Israel ha lanzado numerosos ataques aéreos contra Siria para prevenir el movimiento de armas avanzadas de Irán a Hezbolá, una milicia libanesa terrorista que ha apoyado militarmente al Presidente de Siria, Bashar al Assad, a combatir a los rebeldes de su régimen, al Estado Islámico (EI) e Israel. La victoria del régimen sirio contra los rebeldes y la expulsión de casi la totalidad de las milicias del EI de Siria ha fortalecido la presencia militar de Irán con miras al largo plazo. Después de 20 años de una “Guerra Fría” entre Irán e Israel ahora se enfrentan directamente en Siria, el potencial para que se escale el conflicto entre ambos es mayor; el enfrentamiento Irán-Israel tiene un carácter estructural en Siria.

Cabe destacar que Israel considera al programa nuclear de Irán con fines militares como una amenaza real para su existencia; misma que también se ha extendido para Occidente. En virtud de ello el 8 de julio del 2015 Irán y las potencias internacionales, (China, EUA, Francia, Inglaterra, Rusia y Alemania) llegaron a un acuerdo para limitar el programa nuclear iraní a cambio de levantar las sanciones internacionales y multilaterales que pasaban fuertemente sobre la economía iraní. De acuerdo a los términos generales anunciados, Irán se comprometió a realizar un uso “exclusivamente pacífico” de la energía nuclear durante 10 años, tampoco adquiriría armas nucleares de terceros. El expresidente Obama subrayó que el acuerdo “no dependía de la confianza, sino de la verificación”. Las restricciones al Programa nuclear iraní son supervisadas por la Agencia Atómica de la ONU.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu que nunca confió en los iraníes, consideró que el acuerdo era un “error de proporciones históricas”, y el Viceministro de Exteriores, Tzi Hotovely, acusó a los poderes occidentales de rendirse ante Irán. El pacto entró en vigor en enero del 2016. Al firmarlo Irán tuvo acceso a alrededor de 100 mil millones de dólares que estaban congelados en el extranjero y pudo volver a vender petróleo en el mercado internacional y utilizar el sistema financiero global.

El pacto dio oxigeno económico a Irán, empero, a la vez fortaleció su apoyo a grupos terroristas, Irán nunca dejó de desafiar a EUA y llamarlo “el Gran Satán”. Irán ha estado participando en diferentes conflictos regionales, directa o indirectamente: Yemen, Siria y Líbano, principalmente, y que enfrentan a chiíes y sunníes y que no solo afectan a la estabilidad del Medio Oriente, incluso su actividad se ha extendido a otros continentes como Latino América.

Desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de EUA empezó a cuestionar el acuerdo, que no era lo suficientemente robusto, no ralentiza lo suficiente su programa nuclear y es difícil de supervisar. Trump acusó a Irán de ser un régimen fanático, dictatorial y terrorista, un semillero mundial de destrucción y muerte. El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), cuyos miembros son los responsables de visitar y verificar si las instalaciones nucleares de Irán están cumpliendo con el acuerdo de julio del 2015, señaló que Irán se está ciñendo al pacto del 2015; el problema es que el acuerdo nuclear no incluyó en su articulado nada relativo al programa de misiles balísticos de Irán, que si los sigue desarrollando, los misiles aumentan considerablemente su grado de acción militar y su capacidad de destrucción. Irán se ha negado a limitar su programa de misiles a los que puede adicionar cabezas nucleares, sus capacidades son superiores a 2000 km.

Finalmente, en mayo de 2018 Donald Trump anunció la ruptura del pacto nuclear con Irán; el mandatario mencionó que el acuerdo “no trajo calma, no trajo paz y nunca lo hará”. En un comunicado conjunto Francia, Alemania y Reino Unido pidieron a Irán que siga cumpliendo con sus propias obligaciones emanadas del acuerdo; el presidente de Irán aseguró que su país seguirá comprometido si se mantienen los convenios de cooperación con los demás miembros del Tratado, empero, también ordenó a las autoridades atómicas de su país que se prepararan para comenzar el enriquecimiento de uranio a misiles por si fracasan las negociaciones.

La decisión de Trump de abandonar el acuerdo nuclear lo enfrentó con sus aliados europeos y causó un nuevo motivo de roce con Rusia, gran apoyador de Irán. Trump restableció de forma inmediata al máximo las sanciones contra Irán, con ello decidió fracturar a Occidente y abrir una nueva era de inestabilidad en una de las regiones más explosivas del mundo. La economía de Irán nuevamente está en “la cuerda floja”; las tensiones entre Irán y EUA aumentaron al máximo cuando a principios de mayo EUA puso fin a la excepción de sanciones de 8 países establecido en noviembre pasado sobre las ventas de crudo iraní con el fin de dejar sus exportaciones en cero; entre ellos los mayores compradores de crudo iraní: China, Turquía e India.

El Secretario de Estado de EUA y sus aliados están ya trabajando directamente con los antiguos clientes de Irán para proporcionarles el crudo que demandan; con las últimas sanciones impuestas por Trump al régimen de los Ayatolas paraliza las exportaciones de crudo de Irán que todavía vendía por 50 mil millones de dólares anuales. Las sanciones de EUA y el anuncio de Irán de que bloqueará los envíos de petróleo a través del Estrecho de Ormuz (en la entrada del Golfo Pérsico) por el que circula una quinta parte del crudo que consume en el mundo y un tercio del que se distribuye por la vía marítima; asimismo, advirtió que podría incrementar el enriquecimiento de uranio vital para su programa nuclear con fines militares.

Estos hechos más el sabotaje a 4 barcos (2 sauditas) que estaban anclados frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos el 12 de mayo pasado propició que aumentara el precio del crudo en el mercado internacional. EUA culpa de lo sucedido con los navíos a Irán; de acuerdo a fuentes militares de ese país, el sabotaje fue por cargas explosivas.

En este entorno de tensiones con Irán, EUA está enviando un sistema de misiles Patriot a las aguas del Medio Oriente. El sistema Patriot es capaz de interceptar misiles balísticos, misiles crucero y aeronaves de tecnología avanzada. El acorazado nuclear USS Arlington, equipado con vehículos anfibios y aéreos abordo, se unirá al portaviones USS Abraham Lincoln como grupo de ataque en el Golfo, dispone de 6 mil personas y de varias embarcaciones, cuando se encuentra en plena operación, permite el despegue de 4 cazabombarderos por minuto. Además, bombardeos B-52 han llegado a una base estadounidense en Qatar.

El envío del portaviones nuclear a las costas del Medio Oriente constituye un instrumento de disuasión para Irán. EUA envía un mensaje inequívoco al régimen de Irán de que cualquier acción contra los intereses de EUA o de sus aliados, será respondida con una fuerza implacable; a pesar de la tensa situación que prevalece entre EUA e Irán, tanto el líder supremo iraní, Ali Jamenei, como el presidente Donald Trump, descartaron en discursos por separado, que ambos países se preparan para un conflicto armado.

“No habrá ninguna guerra” con EUA, afirmó Jamenei y aseguró que el pulso entre ambos países en el estrecho de Ormuz, es estratégico y no militar. “Este reto no es militar porque no habrá ninguna guerra. Ni nosotros ni ellos buscan un conflicto. Saben que no les interesa” publicó en su sitio web.

Reconoció que negociar con Washington es “veneno” porque los estadounidenses intentan quitarnos nuestros misiles y su “profundidad estratégica” en la región. “Y eso no va a pasar, porque resistiremos”.

A su vez, desde Washington, Trump rechazó versiones de prensa según los cuales su gobierno se prepara para un conflicto armado con Irán y desmintió el envío de 120 mil soldados a Oriente Medio para contener al gobierno iraní, como lo publicó el diario The New York Times.

“Haría yo eso? Absolutamente no. No lo hemos planeado. Esperemos no tener que planearlo. Si tuviéramos que hacerlo, enviaríamos muchos más hombres que eso”, dijo ante periodistas en la Casa Blanca, donde acusó al diario neoyorquino de propagar noticiar falsas.

A su vez, el secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró que la Casa Blanca no contempla una guerra con Irán, pero advirtió que seguirá la presión diplomática sobre esa nación.

Irán no tiene la capacidad militar real para enfrentar a EUA.

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *