Inicio » Entretenimiento » Deportes » Un partido no tan amistoso

Un partido no tan amistoso

Enlace Judío México e Israel.- Hace algunas semanas platicábamos en Enlace Judío del gran logro que tuvo el Beitar Jerusalén en conseguir que el Atlético de Madrid, el cual es considerado como uno de los mejores equipos de futbol del mundo, se comprometiera a tener un partido amistoso con el club de Jerusalén en la “Ciudad de Oro”.

ISAAC SHAMAH PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Aunque el Beitar, en la actual temporada no logró tener una buena campaña para sus estándares, ya que es considerado uno de los cuatro equipos más grandes de Israel y ni si quiera entró en el round robin que peleó por el campeonato, este partido que logró concretar, de alguna manera le salva la campaña, por lo reconocido que es el rival en todo el mundo.

El martes pasado se llevó el partido, que estaba catalogado como amistoso, sin embargo, desde un inicio el Atlético metió prácticamente a todo su cuadro titular y llevó a todas sus figuras, incluidos el francés Antoine Griezmann, quien arrancó en la banca, pero entró en el segundo tiempo y que bien pudo haber vivido su último partido con el “Equipo Colchonero” debido a que el campeón del mundo confirmó que la temporada 2018-2019 sería su última con el club madridista, ya que buscará nuevos retos y quizá llegar a un equipo que le presente una mejor oportunidad de ganar una Champions League.

Con un lleno total de más de 28,000 personas en el Estadio Teddy Kollek, casa del Beitar Jerusalén y en algunas ocasiones de la selección israelí, comenzó el juego y el Beitar salió con todo, ya que quería demostrar que en Israel también se juega buen futbol, prueba de esto, fue que al minuto 14, Maor Buzaglo, clavó el primer gol, luego de una linda asistencia de David Keltjenz, para darle al equipo de Jerusalén la ventaja parcial en el marcador.

Ya en el segundo tiempo, Griezmann, quien apenas entraba al partido, cobró un penal al minuto 49 para empatar el marcador. Sin embargo, la fuerza y el coraje del equipo local se hizo presente y para el minuto 58, de nueva cuenta Maor Buzaglo, logró volver a anotar un gran gol, ahora con asistencia de Gadi Kinda, pero esta vez para darle la ventaja definitiva al equipo de Jerusalén.

La única mala noticia en el partido fue la lesión del delantero Diego costa, quien se lastimó el tobillo en pleno encuentro.

Con este tipo de partidos y relaciones, Israel logra algo importantísimo, poner a sus equipos en un mundo futbolístico mucho más elevado, y aunque el partido fue un amistoso, el encuentro mostró buen nivel y el Beitar puso el nombre del futbol israelí en lo más alto.

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend