avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Estados Unidos anunció la semana pasada que John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, se reunirá con sus homólogos israelíes y rusos en Jerusalén en junio.

Estados Unidos cree que Rusia puede estar más dispuesta que en el pasado a abordar sus preocupaciones y las de Israel sobre la influencia de Irán, incluso en Siria, cuando los líderes de seguridad nacional se reúnan en Jerusalén este mes, dijo el martes un funcionario de Estados Unidos.

El funcionario de la administración de Trump dice que Washington buscará el apoyo de Moscú para combatir la influencia regional de Teherán en la próxima cumbre de Jerusalén, que se produce en un momento de máxima tensión entre Washington y Teherán.

Un funcionario de alto rango que habló con los periodistas bajo condición de anonimato, describió la reunión como una “oportunidad diplomática sin precedentes” para las discusiones sobre Siria, donde los tres países han estado involucrados militarmente, dijo que Estados Unidos le diría a Rusia que Irán debería retirarse de Siria y solicitaría sugerencias de Moscú sobre cómo contrarrestar la influencia de Teherán en la región.

Funcionarios de Estados Unidos iban a realizar la solicitud en conversaciones entre asesores de seguridad de Israel, Rusia y los Estados Unidos en una cumbre en Jerusalén a fines de junio, según un informe del Canal 13.

Bolton dijo que Estados Unidos apoyaba las acciones de Israel contra el atrincheramiento iraní en Siria.

Esperamos resaltar junto con los israelíes que no vemos ningún papel positivo para los iraníes allí, y lo haremos extensible más allá de Siria, a Líbano, a Irak, a Yemen y a otros lugares donde están activos“, dijo el funcionario, según un informe de Reuters.

Pero más allá de las discusiones para evitar cualquier escalada militar no intencionada, el funcionario de EE.UU. dijo que el objetivo de las conversaciones sería “ver cómo podemos trabajar juntos para eliminar al principal agente irritante en el Medio Oriente, que es la República Islámica de Irán“.

Añadió que Washington estaba seguro de que la cumbre, con Israel en Rusia y Estados Unidos en Jerusalén, molestaría a los líderes iraníes, y dijo que el hecho de que Rusia participara era una señal positiva.

El hecho de que los rusos vean valor en estas conversaciones, que estén dispuestos a hacerlo públicamente, creo que es bastante significativo por sí mismo“, dijo el funcionario.

Las aspiraciones de Estados Unidos para el apoyo ruso en su esfuerzo por revertir la influencia iraní no son nada nuevo. Rusia ha rechazado públicamente durante mucho tiempo esa retórica, incluso en Siria, donde Moscú y Teherán han actuado militarmente del lado del presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil del país.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos John Bolton, el asesor de seguridad nacional israelí Meir Ben-Shabbat y el secretario ruso del Consejo de Seguridad Nikolai Patrushev tienen previsto reunirse en Jerusalén a fines de este mes, según un anuncio hecho por la Casa Blanca la semana pasada.

Se prevé que la rara reunión tripartita tratará principalmente de Siria, específicamente los esfuerzos de Irán para atrincherarse militarmente cerca de las fronteras de Israel, y la retirada prevista de las tropas estadounidenses del país devastado por la guerra.

Un informe del domingo por parte de la emisora ​​pública Kan de Israel dijo que Israel y Estados Unidos ofrecerían incentivos a Rusia en la cumbre en un intento por frenar la influencia iraní en Siria, que podría incluir la legitimación del liderazgo continuo del líder sirio Bashar Assad. El informe, que cita al periódico árabe Asharq al-Awsat, con sede en Londres, no aclaró cuáles serían las otras propuestas.

El mes pasado, la administración de Trump aceleró el despliegue de un grupo de ataque de portaaviones y ordenó a bombarderos, misiles Patriot y más tropas a Oriente Medio, citando información de inteligencia sobre posibles preparativos iraníes para atacar las fuerzas o intereses de los Estados Unidos. Irán ha desestimado las acusaciones por infundadas.

Moscú es un aliado cercano de Teherán y Damasco, mientras que Jerusalén y Washington son los grandes enemigos de la República Islámica.

Ben-Shabbat se reunió con Bolton en abril en Washington, principalmente para hablar sobre Irán y “otros actores desestabilizadores“, dijo un alto funcionario de la administración estadounidense en ese momento.

El primer ministro Benjamin Netanyahu (derecha) habla con el asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton, durante una declaración a los medios de comunicación después de su reunión en Jerusalen el 6 de enero de 2019. (Matty Stern / Embajada de los Estados Unidos en Jerusalen)

Bolton y Ben-Shabbat reiteraron su “compromiso compartido de contrarrestar la actividad maligna iraní y otros actores desestabilizadores en Medio Oriente y en todo el mundo“, escribió el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos.

Hacia el inicio de la guerra civil siria, el ejército israelí estableció una serie de “líneas rojas” que, de ser violadas, darían lugar a un ataque de represalia, incluidos ataques intencionales o no contra Israel.

También incluyeron los esfuerzos iraníes para establecer una presencia militar permanente en Siria y los intentos de transferir municiones avanzadas al grupo terrorista Hezbolá con sede en el Líbano.

En los últimos años, Israel ha reconocido haber realizado cientos de ataques aéreos en Siria en respuesta a estas violaciones de “línea roja“.

Temprano en la mañana del domingo, las Fuerzas de Defensa de Israel atacaron varios objetivos militares en Siria en respuesta a dos proyectiles disparados desde el país hacia los Altos del Golán el sábado por la noche.

Helicópteros y aviones atacaron varios objetivos conectados al ejército sirio, incluidas dos baterías de artillería, varios puestos de observación e inteligencia, y una unidad de defensa aérea de tipo SA-2, dijeron las Fuerzas de Defensa de Israel en un comunicado.

Un ataque aereo de las FDI golpea objetivos militares sirios, 1 de junio de 2019. (Unidad del portavoz de las FDI)

Los medios de comunicación sirios informaron que Israel también atacó varios objetivos conectados a Irán y sus milicias representativas en Siria, en el área de al-Kiswah, al sur de Damasco. Estos ataques supuestamente se dirigieron a escondites de armas y una instalación de entrenamiento militar.

El ejército israelí se abstuvo de especificar quién cree que disparó los dos proyectiles a los Altos del Golán, uno de los cuales aterrizó dentro del territorio israelí, el otro en Siria, pero dijo que “ve al régimen sirio como responsable de todos los ataques contra Israel desde el territorio sirio“.

Fuente: The Times of Israel y The Jerusalem Post – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí