Inicio » Noticias » Internacional » EE.UU. actuará contra Corbyn antes de que ponga en jaque la vida de judíos británicos: Pompeo

EE.UU. actuará contra Corbyn antes de que ponga en jaque la vida de judíos británicos: Pompeo

Enlace Judío México e Israel – El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo a un grupo de líderes judíos británicos que Washington “hará retroceder” al líder del Partido Laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, y haría su “mejor nivel” para evitar que tome medidas que dificulten la vida de los judíos de Reino Unido, informó el sitio The Times of Israel.

En una grabación de la reunión privada obtenida por el periódico norteamericano The Washington Post se le pregunta a Pompeo sobre acerca de una posible elección de Corbyn como primer ministro de Reino Unido.

“¿Estaría dispuesto a trabajar con nosotros para tomar acciones si la vida se vuelve muy difícil para los judíos en el Reino Unido?”, le cuestionan, a lo que Pompeo responde: “Podría ser que el señor Corbyn logre pasar los obstáculos y ser elegido. Es posible. Deberían saber que no esperaremos a que él haga eso para comenzar a hacerlo retroceder. Haremos nuestro mejor nivel. Es demasiado arriesgado, demasiado importante y demasiado difícil una vez que ya sucedió”.

Sus comentarios generaron “un ferviente aplauso de los asistentes”, según el informe.

Pompeo también dijo que el fracaso del Partido Conservador en las recientes elecciones al Parlamento Europeo había demostrado “un fracaso absoluto en el liderazgo”, según el reporte.

El Partido Laborista reaccionó diciendo que “los intentos del presidente Trump y sus funcionarios de decidir quién será el próximo primer ministro de Gran Bretaña son una interferencia totalmente inaceptable en la democracia del Reino Unido”, y agregó que está “totalmente comprometido con el apoyo, la defensa y la celebración de la comunidad judía y se opone implacablemente al antisemitismo en cualquier forma”, agregó.

La semana pasada, el presidente Donald Trump, de visita en el Reino Unido, rechazó una reunión con Corbyn, quien pronunció un discurso feroz contra sus políticas a pesar de haber solicitado conversaciones individuales, refiriéndose a él como una “fuerza algo negativa”.

La Comisión de Igualdad y Derechos Humanos del Reino Unido, un monitor del racismo en el país, anunció el mes pasado que había iniciado una investigación formal sobre las denuncias de antisemitismo en el Partido Laborista.

La Junta de Diputados de judíos británicos ha acusado a Corbyn de alentar la retórica antisemita y, a veces, de participar en ella, aunque él niega la afirmación.

Corbyn se comprometió a castigar a cualquier miembro del partido que hiciera declaraciones racistas, aunque defendió a varios miembros que hicieron comentarios antisemitas y se ha acusado negligencia en su actuación con dichos miembros a pesar de más de 850 quejas formales. El mes pasado admitió en una grabación secreta que la evidencia de racismo contra los judíos en su partido pudo haber sido “extraviada, ignorada o no utilizada”.

El propio Corbyn ha atraído críticas por sus acciones. El año pasado lamentó haber defendido un mural antisemita de 2012 en Londres. El mural, llamado Freedom of Humanity (Libertad de la humanidad), fue pintado en una propiedad cerca de Brick Lane por el artista de graffiti de Los Angeles, Kalen Ockerman. Representaba a un grupo de hombres, aparentemente caricaturas de banqueros y hombres de negocios judíos, contando su dinero en un tablero de Monopoly sobre la espalda de trabajadores desnudos.

Además, el grupo terrorista Hamás agradeció a Corbyn por su solidaridad al reconocer el luto de los palestinos por el 71 aniversario de la formación del Estado de Israel.

En el pasado, el líder laborista fue criticado por llamar a los grupos terroristas Hamás y Hezbolá “amigos” cuando invitó a los miembros a una reunión parlamentaria en 2009. Más tarde restó importancia al comentario y dijo que lamentaba haber usado el término.

El año pasado, surgió que en 2014 Corbyn asistió a una ceremonia en honor a los terroristas detrás de la masacre de Múnich de 1972. Luego dijo: “Estaba presente cuando se colocó [una corona], no creo que estuviera realmente involucrado en eso”.

Grupos judíos y otros han acusado a Corbyn, un político de izquierda, de permitir un aumento masivo del antisemitismo dentro de las filas de un partido que una vez fue considerado el hogar natural de los judíos británicos. Miles de casos de presunto discurso de odio contra judíos se han registrado en el Laborismo desde 2015, cuando Corbyn fue elegido para dirigir el partido.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend