Inicio » Opinión » Análisis » Ante la vulnerabilidad de Netanyahu de cara a elecciones, Hamás aumenta la presión

Ante la vulnerabilidad de Netanyahu de cara a elecciones, Hamás aumenta la presión

Enlace Judío México e Israel – Entre la economía de Gaza en crisis y los bloqueos de Israel y Egipto, el grupo terrorista recurre una vez más a su método comprobado para obtener concesiones y efectivo: una nueva ronda de violencia.

AVI ISSACHAROFF

Como una pesadilla recurrente, la próxima ronda de guerra entre Israel y Hamás en Gaza está casi sobre nosotros. Sin una razón clara, no hay acciones inusuales por parte de ninguno de los dos, sino simplemente parte de la serie de escaladas crónicas que parecen ser el triste destino de ambos adversarios.

Esto podría estar relacionado con los retrasos en los envíos de fondos de Catar a la Franja, destinados a pagar estipendios a decenas de miles de familias pobres. También puede ser causado por un intento de Hamás de desviar la atención de la cumbre económica que Estados Unidos está planeando en Bahréin a finales de este mes.

El martes, la Casa Blanca anunció que Jordania y Egipto participarán en la cumbre junto con los países del Golfo y, por lo tanto, pusieron en relieve la impotencia del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas y su incapacidad de influir en eventos regionales después de que intentara convencer a los líderes en El Cairo y Ammán de no tomar parte en el movimiento de la administración de Trump.

Pero a pesar de todo, ¿qué tan efectiva puede ser la cumbre si se lleva a cabo a la sombra de otra escalada en Gaza bajo la experta orquestación de Hamás?

Esta escalada comenzó con un aumento de los globos incendiarios lanzados desde Gaza en los últimos días. Sólo el miércoles, se desataron12 incendios por provocados por explosivos atados a globos en las comunidades israelíes cercanas a la frontera de Gaza.

Según informes fidedignos, esos dispositivos no fueron lanzados por un grupo de fanáticos de Gaza, sino que Hamás tuvo la intención de advertir a Israel que no postergue la implementación del acuerdo de alto al fuego no oficial alcanzado el mes pasado, que incluía la transferencia del efectivo de Catar, como una de sus disposiciones claves.

El comité en Gaza que organiza las protestas de la valla fronteriza también ha anunciado que pretende renovar las actividades de las “unidades nocturnas”, que organizan disturbios en diferentes lugares a lo largo de la valla de seguridad cada noche en un esfuerzo por mantener la presión sobre Israel atormentando a los civiles que viven cerca y las tropas que sirven en la frontera.

Los lanzamientos de globos han llevado a Israel a reducir el área permitida para la pesca en la costa de Gaza. El Coordinador de las Actividades Gubernamentales de Israel en los Territorios (COGAT), general de División Kamil Abu Rukun, anuncia un aumento o reducción de la zona de pesca según la cantidad de globos incendiarios que ingresan a Israel.

Este miércoles, tras un aumento significativo en los lanzamientos de globos atados a explosivos, se suspendió toda la pesca en la costa de Gaza y se impuso un bloqueo marítimo en la Franja.

Las ramificaciones económicas de tal movimiento son inmensas. Los pocos habitantes de Gaza que aún trabajan, lo hacen en gran parte en la industria pesquera.

En cuestión de horas, se difundieron rumores en Gaza de que Israel había decidido retrasar el ingreso a la Franja del enviado catarí, Mohammed al-Emadi para distribuir los 30 millones de dólares en efectivo a las familias pobres como parte de los esfuerzos de Catar de reforzar el alto el fuego.

Entonces, casi automáticamente, llegó la respuesta: un cohete lanzado desde Gaza hacia Israel, que fue interceptado por el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro. Transcurrieron otras pocas horas, y nuevamente la respuesta automática, esta vez del lado israelí: ataques aéreos contra dos posiciones de Hamás, una cerca de Rafah y la otra en el vecindario de Zeitoun de la ciudad de Gaza. Nadie resultó herido en los ataques.

¿Qué pasa entonces la mañana? A primera vista, las cosas no parecen prometedoras. Funcionarios de inteligencia egipcios aún no han llegado a la Franja para desempeñar su papel recurrente para extinguir las llamas. Y el dinero, el efectivo catarí que se suponía que debía enviarse a la Franja, y cuya demora causó la escalada anterior y es un aspecto clave, sigue sin entregarse.

Hamás ha prometido durante mucho tiempo que las demoras en las entregas de efectivo y las demandas de supervisión de Israel sobre su distribución conducirán a otra ronda de hostilidades. Ahora ambos lados aparecen en la cúspide de la siguiente ronda.

Cada ciclo lleva a casa una vez más el precio que Israel paga por la decisión del gobierno de permitir que Catar envíe 15 millones de dólares al mes en efectivo a Gaza.

Desde entonces, el hambre de Hamás por el efectivo catarí sólo ha aumentado. Y el grupo terrorista ha aprendido que con un poco de flexibilidad y amenazas, Netanyahu y sus diversos gobiernos, interinos y permanentes, siempre elegirán pagar el dinero de protección para evitar una escalada.

La decisión inevitable de permitir el ingreso de los fondos tiene mucho sentido. Evita la guerra. Pero también tiene un costo: la escalada recurrente que se produce cada mes o dos meses. De hecho, incluso si el dinero catarí ingresa a la Franja y la escalada se evita, no hay un arreglo alternativo discernible que prometa un mejor resultado y más estable.

Después de esta ronda de combates, seguramente otras seguirán. Hamás siente que tiene pocas otras opciones aceptables. Las condiciones humanitarias en el enclave palestino se están deteriorando, el desempleo va en aumento, los proyectos de rehabilitación de la infraestructura se retrasan, y el grupo terrorista Yihad Islámico está pisándole los talones a Hamás (con la ayuda de Irán, sin duda) y presionando para nuevas rondas de hostilidades con Israel. Mientras tanto, la Autoridad Palestina está haciendo todo lo posible ppor dañar aún más la economía de Gaza como parte de la larga disputa de Fatah con Hamás.

Ante tal presión, Hamás ahora ve una oportunidad. Las próximas elecciones en Israel, según su experiencia más reciente, hacen que Netanyahu sea vulnerable a la presión. Este podría ser un buen momento para obtener nuevas concesiones, principalmente a través de su método comprobado de aumentos cuidadosamente controlados de la violencia en el terreno.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *