Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » Conoce al hombre que hizo posible la Ley de Nacionalidad Española a sefardíes

Conoce al hombre que hizo posible la Ley de Nacionalidad Española a sefardíes

Enlace Judío México e Israel – En 2015 fue aprobada en España una ley que permite otorgarle la nacionalidad española a los descendientes de judíos sefardíes expulsados de dicho país durante las épocas de persecución. Una parte de dicho logro se debe al trabajo de la Federación de Comunidades Judías de España, cuyo presidente, Isaac Querub conversó en exclusiva con Enlace Judío.

Enlace Judío: ¿Cuál ha sido el papel de la Federación para la obtención de la ley?

Isaac Querub: Bueno, yo creo que ha sido primordial puesto que la Federación de Comunidades Judías de España tuvo la iniciativa y se la planteó al gobierno, al Ministerio de Justicia en particular y al ministro de Justicia Luis Gallardo, con el ánimo de rectificar errores del pasado y pensando fundamentalmente en el futuro y en la concordia.

Cierto es que estábamos al tanto de la situación de las comunidades judías en Turquía y en Venezuela, y sabíamos que esa legislación, esa ley podía ser beneficiosa, y pensando mucho en los judíos venezolanos y mucho en los judíos turcos, fuimos adelante con toda nuestra fuerza, con toda nuestra ilusión, para sacar adelante esa ley, y así fue.

Y creo que fue todo un acierto porque, además, pudimos convencer a todo el espectro parlamentario, a todos los partidos políticos de la bondad de la ley, y ningún partido votó en contra, ni tan siquiera la izquierda, o la ultraizquierda, sino que hubo consenso entre todos los partidos políticos.

EJ: ¿Cuánto tiempo tomó esto?

IQ: Tomó casi tres años.

EJ: La Ley de Nacionalidad casi llega a su final, ¿acaso le van a dar más plazo o la van a dejar permanente?

IQ: No creo. No creo que esté en los planes del gobierno. La ley se aprobó con una fecha de caducidad y creo que eso se va a cumplir. Otra cosa es que por otros medios y por otros motivos podamos ampliar el plazo o podíamos eventualmente aprobar otra ley, pero esta ley, la 12 2015 del 24 de junio, termina el 30 de septiembre.

EJ: ¿Cuánta gente ha recibido su pasaporte español?

IQ: Recibirlo, por el momento, poca gente pero yo creo que, al final, entre las iniciativas del Ministerio del Justicia y las solicitudes al Ministerio de Justicia y la solicitud a través de la Federación, quizá alcancemos el número de 50,000, quizá 60,000.

EJ: ¿Qué le dirías a un sefardí que acaba de obtener la nacionalidad y está pensando vivir en España?

IQ: Primero le diría “en hora buena”. Segundo, le sugeriría que pensara en sus antepasados, en nuestros antepasados, porque por ellos estamos aquí. Y en tercer lugar le animaría, sin duda alguna, a venir y conocer España. Es un país extraordinario. Donde se puede vivir de manera extraordinaria. Un país bonito, un país lindo, un país abierto, un país seguro y donde, hoy por hoy, podemos convivir dentro del respeto y compartiendo ilusiones e inquietudes con el resto de los ciudadanos españoles.

EJ ¿De qué otros países vienen los aplicantes a la nacionalidad y en qué porcentajes?

IQ: Bueno, el mayor número de solicitudes viene de toda América Latina: Venezuela, Argentina, México, Colombia, pero también de Estados Unidos, de Canadá, también de Israel, y hemos tenido hasta de Afganistán. Hemos tenido dos. Dos hermanos.

EJ: ¿Y sí proceden?

IQ: Sí, les ayudó el propio embajador de España en Afganistán.

EJ: Hablaste de antepasados. En tu apellido, Caro, aparece Joseph Caro. ¿Eres descendiente de él?

IQ: No lo sé. Yo no he podido probarlo. Llevamos, desde luego, el mismo apellido que el autor del Shulján Aruj, es todo un orgullo el apellido, es el apellido de mi rama materna y lo llevamos con mucha dignidad, lo intentamos, por lo menos.

EJ: ¿Cómo llegó tu familia a España?

Llegamos en 1966, por motivos económicos, mis padres decidieron venir a instalarse en España. Ya había familia nuestra instalada en España, los hemos seguido. Otra parte de la familia se instaló en Estados Unidos, en Suiza, en Inglaterra y en Venezuela.

EJ: ¿Consideras que hay antisemitismo en España?

IQ: España no es un país antisemita. Sí subyacen, por su puesto, prejuicios antisemitas derivados de prejuicios religiosos, de prejuicios vertidos por la Iglesia Católica a lo largo de 500 años, y también hay mucha ignorancia, pero dicho lo cual, creo que vamos mejor, creo que vamos mejorando, poquito a poco se nos va conociendo. Es cierto que se habla poco de los judíos, pero por lo menos, cuando se habla, se habla más correctamente, y también hacemos un esfuerzo muy importante y coordinamos con la Embajada de Israel a veces, acerca de la imagen de Israel, del estado de Israel y de la historia, no solo del pueblo judío sino del estado de Israel. No olvidemos que hay grupos organizados, tanto a nivel de la extrema izquierda como de la extrema derecha, o el BDS, financiado por oscuros intereses árabes, el promover el boicot y el difundir prejuicios antijudíos.

EJ: ¿Y cómo se logra mejorar la imagen de Israel aquí en España?

IQ: Yo creo que trabajando codo con codo con los medios de comunicación y también el gobierno de España ha puesto a disposición de esas relaciones entre Israel y España un instrumento de la diplomacia extraordinario como es el Centro Sefarad-Israel, cien por cien público, depende del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Ayuntamiento de Madrid. Y creo que el Centro Sefarad-Israel, que va a cumplir once años, está haciendo un trabajo extraordinario, y a menudo coordinamos con el Centro Sefarad, que tiene muchos más medios que nosotros.

EJ: ¿Cómo ha sido la historia de los judíos en España?

IQ: Bueno, evidentemente hay hitos importantísimos como el 31 de marzo de 1492, donde se firma el edicto de expulsión, el famoso Edicto de Granada, firmado por los Reyes Católicos y por el jefe del Tribunal de la Santa Inquisición, Torquemada, por el cual se obliga a los judíos a convertirse a la fuerza, o bien, salir de España. Luego ha habido ordenanzas reales recordando la expulsión y, además, prohibiendo el establecimiento de los judíos en España.

Quizá también la Iglesia Católica tuvo un rol importante en ese antijudaísmo o en ese deseo de erradicar los vestigios, las huellas judías de España. En algún momento, en alguna conferencia yo he hablado de antisemitismo sin judíos. Yo creo que de verdad, la cosa empieza a cambiar a principios del siglo XX, con un libro publicado por el senador Pulido, médico de profesión, que tenía algún amigo de la comunidad judía española y que paseando por el Bósforo escucha hablar judeoespañol o ladino y, tras conocer a familias tanto del barco como en el bazar de Estambul, se decide a escribir un libro que se llama Españoles sin patria. Entonces hay como una toma de consciencia por parte de las élites y de los dirigentes españoles, de los dirigentes políticos españoles, acerca de esos españoles, de esa diáspora española, judeoespañola, sefaradí que, a pesar de todo, ha mantenido sus raíces y su idioma.

Pero de verdad cuando cambia la situación es después de la Primera Guerra Mundial, después de la Segunda Guerra Mundial, cuando hay judíos askenazí que se establecen en España. Y desde luego el cambio fundamental se da en 1978, tras la muerte del general Franco y el advenimiento de la democracia y la aprobación de la Constitución, donde, de acuerdo a los artículos 14 y 16, se reconoce la igualdad de derechos y el derecho a la diferencia de todos los ciudadanos españoles, independientemente de las creencias, consciencia o religión que practiquen. Pasamos de ser tolerados a convivir con los mismos derechos que el resto de los ciudadanos españoles.

EJ: Llevas ocho años encabezando la Federación. ¿Cuáles han sido los retos o los hitos de tu gestión?

IQ: Bueno, yo creo que el trabajo del equipo de la federación ha sido un trabajo enriquecedor. Yo creo que, hoy en día, a la Federación de Comunidades Judías de España se le conoce más y mejor, se conoce más y mejor el judaísmo español. Hemos tenido tres iniciativas legislativas importantes, aprobadas por unanimidad.

La primera ha sido la introducción del estudio obligatorio del Holocausto judío durante la Segunda Guerra Mundial en la Ley de Educación, y por tanto hoy los niños españoles están obligados a estudiar la historia del Holocausto; la segunda fue la reforma del Código Penal, fundamentalmente dos artículos, el 607, párrafo dos, y el 510, en virtud del cual se incremente la protección contra los delitos de incitación al odio y antisemitismo, así como se penaliza también la negación del genocidio, y por supuesto la famosa ley 12 2015 del 24 de junio, en virtud de la cual se otorga la nacionalidad española a los descendientes de los expulsados.

Y por otra parte, por su puesto, la gestión de los asuntos más importantes que conciernen a las comunidades y a la vida diaria de las comunidades judías, como es el Kashrut, como son las conversiones (…), el acuerdo al que hemos llegado con la rabanut de Israel para que España pueda tener un tribunal rabínico itinerante, y hoy junto a París y Londres, pues España también tiene su tribunal rabínico que se convoca cada vez que hay necesidades en las comunidades judías de España.

Y hemos velado mucho por la seguridad y por la actividad juvenil, y creo que también nuestras comunidades han sabido acoger a muchos judíos, fundamentalmente de origen latinoamericano, y yo creo que esa es una aportación extremadamente importante, porque vosotros, judíos latinoamericanos tenéis muchísima más experiencia y habéis sabido organizar vuestras comunidades de manera extraordinaria, integradas en el seno del país y creo que es un modelo a seguir, un modelo a copiar y un modelo encomiable, y ojalá vinieran muchos más judíos latinoamericanos a España.

EJ: Es interesante que la población judía en España es casi la misma que en México, por ejemplo, y sin embargo en México se escucha muchísimo de ellos y aquí como que menos….

IQ: Los judíos mexicanos llevan siglos integrados en la comunidad mexicana, en el seno de la sociedad mexicana, mientras que nosotros apenas tenemos una generación nacida en el país. Somos recientes, muy recientes. De verdad las comunidades judías empiezan a notarse, empiezan a registrarse después de la independencia de Marruecos, en 1956. Estamos hablando de una historia muy reciente.

EJ: ¿Tienes amigos en México? Y ¿Qué tienen las dos comunidades en común?

IQ: Primero, tenemos muchos amigos en México y es una comunidad por la que tenemos mucho respeto y mucho afecto, y yo creo que todo el desarrollo de las tramitaciones de las nacionalidades para los sefardíes ha funcionado mucho mejor gracias fundamentalmente a FeSeLa (Federación Sefardí Latinoamericana) y a la Comunidad Judía de México, y a algunas personas como Alberto Levy, en Ciudad de México.

EJ: ¿Cuándo será el cambio de presidente y quién viene en tu lugar?

IQ: Bueno, oficialmente, nosotros tenemos que terminar en marzo de 2020. A mí me gustaría convocar a elecciones para final de año, y bueno, el candidato que ocupe mi lugar no lo sé, no lo conozco. Yo tengo mis preferencias. Mis preferencias están dentro de la propia Federación. A mí me gusta Isaac Benzaquen, que fue presidente de la Comunidad Judía de Málaga, y actualmente forma parte de la Comisión Ejecutiva de la Federación, y que ha hecho un trabajo extraordinario a nivel de los asuntos religiosos, y se trata de un hombre bueno, de un hombre honesto, de un hombre justo y de un hombre muy serio, muy trabajador.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *