Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » Tiro al aire / La historia y nuestra vida son una constante paradoja

Tiro al aire / La historia y nuestra vida son una constante paradoja

Enlace Judío México e Israel.- Eduardo Galeano, el escritor uruguayo, escribió en algún lado que “La historia es una paradoja andante. La contradicción le mueve las piernas. Quizá por eso sus silencios dicen más que sus palabras y con frecuencia sus palabras revelan, mintiendo, la verdad”.

SHULAMIT BEIGEL PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Estoy de acuerdo. Vivimos en un mundo de puras paradojas y contradicciones, que nos hacen dudar todos los días de todo, de todos y de nosotros mismos. Un mundo hecho de situaciones que parecen contrarias a la lógica. A mí lógica por supuesto. Ahí les va un ejemplo: Conseguir llegar a la Paz en Medio Oriente utilizando la violencia, me parece una extraña y enorme paradoja. Pero hay muchas, muchísimas a la vuelta de la esquina.

En nombre de la pureza de la nación alemana, Hitler, sí, ese tipo, que no era ni siquiera alemán sino austro húngaro, exterminó a millones de judíos que se sentían y eran, más alemanes que Beethoven, Wagner, Mendelssohn, las salchichas Wurstchen, el Sauerkraut y el Kartoffelbrei.

La paradoja del Brexit: sus más firmes defensores pueden provocar que nunca se concrete, aunque hace tres años el pueblo británico tomó una decisión de imprevisibles consecuencias: abandonar la Unión Europea. Hasta el día de hoy aún no se sabe cómo establecerla. El problema es que ambas posiciones son inasumibles. Ni con ni sin. Sin Brexit la alternativa es aún más tenebrosa para los partidarios del con Brexit , que sería una cancelación total de la ruptura con Europa. Un montón de británicos han empezado a hacer acopio de reservas ante un Brexit sin acuerdo. Indefinido. Los partidarios del con Brexit tienen claro qué quieren: salir de la UE. Es un bloqueo. Un ni sí ni no, sino todo lo contrario. Algunos piensan que es como si el Titanic hubiese elegido por votación que sea el iceberg quien se mueva. Una paradoja.

Los británicos, otra paradoja, son un pueblo compuesto por irlandeses, pueblo de viejas costumbres paganas de origen celta, bebedores, sociables, alegres más que los británicos, y muy charlatanes; los galeses, bajitos y de cabello oscuro, a quienes les gusta cantar como a Tom Jones, y actuar como a Richard Burton; escoceses, que odian ser confundidos con ingleses y cuyos varones usan el kilt, la falda esa que es la prenda más típica de Escocia. Escoceses como Sean Connery, el actor que hacía de agente inglés, James Bond, o Sir Alex Ferguson, entrenador de fútbol del Manchester United; anglosajones, pueblos germanos que migraron hacia la Britania desde el norte de Alemania, Holanda y el sur de Escandinavia y que hoy representan la clase media y alta del país; normandos, los antiguos conquistadores de origen escandinavo, que ocuparon lo que se conoce como Normandía; negros antillanos, nativos de ascendencia africana, aquella que desciende de los negros de Jamaica, Barbados o alguna otra isla de habla inglesa; tamiles, nativos del estado de Tamil Nadu, en la India, y de Sri Lanka; bengalíes, de Bangladés y de los estados indios de Bengala, como el escritor Rabindranath Tagore, primer asiático nominado a un premio Nobel; cingaleses, el grupo étnico mayoritario de Sri Lanka, y los sijs, quienes por sus turbantes y larga barba suelen ser confundidos con musulmanes, además judíos y árabes, polacos y latinoamericanos. Inglaterra es un mosaico paradójico. ¿Cómo se van a poner de acuerdo?

Se habla de la pobreza de Grecia o del sur de Italia, pero nadie reconoce la pobreza del norte de Inglaterra, de México o Haití. ¿No creen que esto es una paradoja?

Los argentinos siempre han presumido que son europeos, no como nosotros los mexicanos, y miren ustedes cómo está Argentina hoy en día comparada con Chile y el mismo México, adonde han llegado muchos emigrantes de ese país. Emigrábamos ahí, ahora ellos emigran aquí. Una paradoja.

Las editoriales francesas, que se la dan de muy cultas, cuando traducen a un escritor español o latinoamericano, no ven las diferencias entre el español de España y el de Hispanoamérica. Y eso que son cultos. Una paradoja.

Mis amigos que han emigrado a Alemania, país que se supone un pueblo culto, amante de la música, etc. etc., sin embargo nadie ha podido explicar verdaderamente su amor a Hitler y el maltrato existente hoy en día hacia los niños alemanes.

Cuando hablamos de la conquista española en América, recalcamos lo sangrienta que fue, pero también es cierto que los pueblos indígenas se conservaron y se mezclaron con los conquistadores. Miren sin embargo el colonialismo inglés, ¡que exterminio de los indios norteamericanos! y sin embargo se habla siempre de lo “humanista”que fue el colonialismo anglosajón.

En los años sesenta Venezuela era un país rico, adonde llegaban miles de emigrantes del mundo entero. Era el territorio de la esperanza. Ahora está igual que África. En Venezuela se vive una realidad espantosa, siendo que el desastre nacional alcanza magnitudes insospechadas, no sólo en el terreno económico, sino en la conciencia de las mayorías, a las cuales se nos hizo creer que esa era la forma correcta de administrar la renta petrolera. Y todo esto se fue convirtiendo en una forma de vivir. “Somos ricos”, te siguen diciendo algunos con aire de arrogancia de Imperio.

¿Quién puede ahora borrar esa mentalidad del facilismo, inculcada en la conciencia de la gente? Toda una paradoja.

Los resultados están a la vista. La renta petrolera, que debía haber ingresado a las reservas, o ser utilizada en la construcción de una infraestructura física para un desarrollo económico producto del esfuerzo nacional y no de la renta petrolera, está reducida. Los pozos de petróleo, que deberíamos haberlos visto como una alcancía, un cochinito de barro como aquel que teníamos de niños, del cual sólo se debería haber sacado lo mínimo indispensable, se convirtieron en una alcancía de la cual no se puede restituir lo que se sacó, y terminó por agotarse. Una triste paradoja.

¿No es una paradoja que el cristianismo no haya penetrado en África y en cambio sí penetró el islamismo? ¿No será porque la poligamia sí es permitida entre los musulmanes y hasta respetada, mientras que las diversas creencias católicas en el mito del paraíso solo han servido para producir infiernos?

Eduardo Galeano cuenta que durante la Revolución francesa, que proclamó en 1793 la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, una militante revolucionaria, Olympia de Gouges, intelectual y activista social, promotora de los derechos de las mujeres, propuso la Declaración de los Derechos de la Mujer. Fue entonces que la guillotina le cortó la cabeza.

Miles de años antes de que la invasión norteamericana llevara la “civilización” a Irak, a esos “bárbaros”, en esa tierra ya había nacido el primer poema de amor de la historia universal, en lengua sumeria, escrito en el barro. Pienso que los norteamericanos no saben, además, que la escritura se inventó en Babilonia, hoy Irak, y no en Texas, al igual que el álgebra, hace 4000 años.

Las tres novedades que hicieron posible el Renacimiento europeo fueron la brújula, la pólvora y la imprenta, y paradójicamente, fueron inventadas no por algún europeo, sino por los chinos, que también inventaron casi todo lo que Europa reinventó después.

Hoy sabemos por Wikipedia (y porque nos lo enseñaron en la escuela), que la tierra es redonda porque la gravedad atrae con igual intensidad de todas las direcciones “hacia adentro” etc. etc., pero fueron los hindúes quienes supieron antes que Wikipedia y antes que nadie, que la Tierra era redonda, y fueron los mayas quienes crearon el calendario más exacto de todos los tiempos.

En 1493, el Vaticano regaló América a España y el África negra a Portugal, para que las naciones “bárbaras” se iluminaran con la fe católica. Y sí, tal como había mandado el Papa, las naciones “bárbaras” fueron ”iluminadas” y también reducidas a través de esa “iluminación”.

El monumento más alto de la Argentina (y altura implica honor), fue erigido en homenaje al general Roca, militar y político que fue en dos ocasiones presidente de la República, quien en el siglo diecinueve exterminó a los indios de la Patagonia.

La avenida más larga del Uruguay lleva el nombre del general Rivera, que en el siglo diecinueve exterminó a los últimos indios charrúas.

Felipe V rey de España, estrenó su trono firmando un contrato con su primo, para que la Compañía de Guinea francesa vendiera negros en América. Los nombres de los barcos negreros se llamaban: Jesús, Esperanza, Igualdad y Amistad.

Recién en el año 1783, el rey de España decretó que no eran deshonrosos los trabajos manuales, los llamados “oficios viles”, que hasta entonces implicaban la pérdida de la hidalguía. Y luego nos acusan a nosotros los mexicanos de ser flojos.

Por si no lo sabían, los campos de concentración nacieron en África, no en Alemania. Fueron los ingleses quienes comenzaron con ese experimento, y luego los alemanes lo desarrollaron. Hermann Göring, líder militar alemán, miembro prominente del Partido Nazi, fue quien aplicó, en Alemania, el modelo que su papá había ensayado antes en Namibia. Joseph Mengele, médico y oficial alemán de las SS, fue miembro destacado de un grupo de médicos que habían estudiado, en el campo de concentración de Namibia, la anatomía de las razas inferiores.

En las Olimpíadas de 1936, organizadas por Hitler, la selección de fútbol del Perú derrotó a la selección de Austria, país natal del Führer. El Comité Olímpico anuló el partido.

Paradójicamente, fue la Fundación Rockefeller la que financió investigaciones raciales y racistas de la medicina nazi.

Fanta, esa bebida que todos conocemos, fue creada en 1940, durante la II Guerra Mundial, por la Coca-Cola, en la Alemania Nazi, y solo tuvo problemas cuando el gobierno estadounidense prohibió a las multinacionales comerciar con Alemania. ¿Es o no es una paradoja?

La IBM, (International Business Machines), empresa de tecnología y consultoría más grande del mundo, con sede en Nueva York, hizo posible la identificación y clasificación de los judíos, y esa fue la primera hazaña en gran escala del sistema de tarjetas perforadas.

En 1964 los Estados Unidos invadieron Vietnam porque ese país había atacado dos buques norteamericanos, en el golfo de Tonkin. Cuando ya la guerra había destripado a una multitud de vietnamitas, el ministro de Defensa, Robert McNamara, reconoció que el ataque de Tonkin no había existido. Cuarenta años después, la historia se repitió en Irak.

El libro de viajes de Marco Polo, el mercader veneciano, uno de los primeros exploradores europeos en viajar hasta China a través de la Ruta de la Seda, recoge sus aventuras de libertad, pero fue escrito en la cárcel de Génova.
También Don Quijote de La Mancha, otra aventura de la libertad, nació en la cárcel de Sevilla.

En Israel desde su nacimiento estamos enfrentados a paradojas. Atacando y ganando somos los malos, aunque una sola guerra en que perdamos implicaría desaparecer. Llegamos aquí huyendo de la guerra y sin embargo y desde entonces estamos enfrentados a una guerra.

Hemos jurado respetar los principios fundadores que hacen de Israel una de las democracias más auténticas del planeta, pero estamos cada día más cerca de una derrota moral, por la ocupación, de la cual si seguimos así, saldríamos heridos de muerte.

Israel nació sobre la apuesta ética de los supervivientes del Holocausto, la mayor matanza civil de la historia humana.

Y el respeto a los seres humanos, aun si son nuestros enemigos, es, (o fue), para Israel, una condición filosófica y moral para su existencia. Y sin embargo, inevitablemente tal vez, se bombardean constantemente los núcleos de población en los cuales se escudan las lanzaderas de Hamás, fanáticos religiosos, para nuestra sobrevivencia.

Si un país como Grecia no paga sus deudas externas no le dan más crédito. ¿Qué pasa si Venezuela no paga su deuda externa? Nada, porque fabrican billetes (que en muy corto tiempo pierden su valor intrínseco) y exportan la inflación.

Israel el país de los judíos, es el lugar donde los judíos tienen menos libertad religiosa.

Y luego yo aquí, quejándome de mis insignificantes contradicciones….

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *