Inicio » Destacado » Imán francés a Rivlin: “El problema no es la religión”

Imán francés a Rivlin: “El problema no es la religión”

Enlace Judío México e Israel – Hassan Chalghoumi, presidente de la Conferencia de Imanes de Francia, actualmente al frente de una delegación de musulmanes franceses en Israel, dijo este domingo durante una visita a la Residencia del Presidente que “el problema no es la religión, sino el Islam político que incita al odio entre musulmanes y judíos”.

GREER FAY CASHMAN

El imán francés encabeza lo que describió como “una delegación histórica de jóvenes activistas de la comunidad musulmana de Francia y Bélgica”, que realizan una gira por Israel y se reúnen con judíos, cristianos, musulmanes y drusos, así como con algunos soldados de las FDI y policías israelíes. Mañana lunes visitarán la frontera con Gaza.

Su visita fue organizada por la Red de Líderes Europeos (ELNET, por sus siglas en inglés), una ONG dedicada al fortalecimiento de las relaciones entre Israel y Europa.

Chalghoumi, quien ha visitado Israel varias veces, dijo que para él, siempre es como si fuese la primera vez. Expresó su admiración por la santidad de Jerusalén, su modernidad y su diversidad a pesar de todas las dificultades que enfrenta a diario.

“Para los miembros de la delegación ha sido su primera visita a Israel. Aquellos que llegaron con ideas preconcebidas sobre el país, se sorprendieron al ver la integración de los árabes en el país”, comentó.

De hecho, una joven de Bélgica dijo al presidente Reuven Rivlin que antes de venir a Israel, había sido una fuerte defensora del BDS. Había escuchado y leído que los palestinos sufrían terriblemente a manos de los israelíes y que en el país se vivía con violencia y terrorismo en todas partes. Se sorprendió al ver que Israel respeta los derechos humanos. Inicialmente, se impresionó al ver el movimiento de árabes y judíos en las calles. Aseguró que vuelve a casa con una impresión completamente diferente del país, y que ahora cree en el derecho de Israel a existir.

“En Europa, personas inocentes mueren sólo por ser judías,” dijo Chalghoumi al presidente de Israel, Reuven Rivlin.

El imán está convencido que los musulmanes en Francia, como los jóvenes en su delegación, podrían ser un puente para la comprensión y la esperanza de un futuro más pacífico.

Declaró que considera a Rivlin como un símbolo de esperanza y le aseguró que hay muchos musulmanes en el mundo que buscan la reconciliación con Israel.

Rivlin reiteró que Israel no tiene una guerra con el Islam, sólo que con los fundamentalistas que dijo, son un peligro no sólo para Israel y el pueblo judío, sino para todo el mundo.

Con respecto a la imagen negativa de Israel en Europa, Rivlin dijo que es esencial romper la propaganda de mentiras que hacen mucho daño a la verdad.

Rivlin recordó a sus invitados que los judíos y los musulmanes descienden de Abraham quien tuvo dos hijos, Ismael e Itzjak. “No hay un Dios judío, un Dios musulmán o un Dios cristiano. Sólo hay un Dios que nos creó a todos por igual, y a quien cada uno de nosotros adora de acuerdo con nuestras diferentes tradiciones”, expresó.

“Como judío, y jerosolimitano de varias generaciones, no puedo estar en paz, si los ciudadanos de otra fe no disfrutan de oportunidades educativas iguales, libertad de culto y libertad de expresión”, dijo Rivlin.

Señaló que antes del nacimiento del movimiento sionista, judíos, musulmanes y cristianos vivían en armonía en la tierra santa, pero que el movimiento sionista es un movimiento político enfocado en el retorno de los judíos a su patria ancestral. Esto no les sentó bien a los árabes locales ni a las poblaciones de los países vecinos, y así comenzó un conflicto que ha perdurado cerca de 150 años.

Rivlin prefirió llamarlo una tragedia en lugar de un conflicto, porque hasta ahora, ninguna de las partes está dispuesta a ceder a pesar de que ambas son conscientes de que están destinadas a compartir el territorio hasta el fin de los tiempos.

El presidente enfatizó, como lo ha hecho tantas veces antes, que no se puede avanzar hacia la paz sin medidas que fomenten la confianza entre las partes.

Los jóvenes visitantes preguntaron a Rivlin si creía que alguna vez habría paz en la región considerando que tal eventualidad dependería de una resolución al conflicto entre Israel y los palestinos.

Rivlin respondió que creía de todo corazón que algún día habrá paz, y señaló que los acuerdos de paz con Egipto y Jordania siguen vigentes. “Pero la paz entre las naciones no es suficiente. Tiene que haber paz entre las personas”, dijo.

“Israel está dispuesto a compartir sus conocimientos y recursos con todos sus vecinos de la región, incluso con los habitantes de Gaza, siempre y cuando se liberen de Hamás. Quiero ser el amigo de los palestinos, no su enemigo”, enfatizó.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *