Inicio » Opinión » Análisis » Ser judío es conocer la adversidad, y prosperar a pesar de ello

Ser judío es conocer la adversidad, y prosperar a pesar de ello

Enlace Judío México e Israel – A pesar de que los judíos han prosperado en todo el mundo desde el final del Holocausto, ha permanecido una corriente siniestra de antisemitismo.

RONALD S. LAUDER

Fuimos esclavos en Egipto hasta que Moshé nos condujo a la libertad. Fuimos perseguidos por los babilonios, los griegos, los romanos, fuimos masacrados durante los pogroms, sin embargo, nos levantamos de los guetos para convertirnos en líderes, eruditos y artistas. Los nazis nos llevaron al borde de la extinción, pero incluso el peor mal no logró detenernos, y de las cenizas surgió un nuevo Estado para nuestro pueblo, Israel. A través de la innovación y coraje, múltiples generaciones de israelíes han cambiado el mundo.

A pesar de que los judíos han prosperado en todo el mundo desde el final del Holocausto, ha permanecido una corriente siniestra de antisemitismo. Ahora esa corriente es una ola creciente que amenaza con sumergirnos de nuevo en la oscuridad. Lo hemos visto en París, en Pittsburgh, en decenas de otras ciudades y comunidades. Una vez más, los judíos están siendo perseguidos por la simple razón de ser judíos.

En Estados Unidos, casi el 60 por ciento de los delitos de odio basados en la religión cometidos en 2018 fueron contra judíos, que representan menos del 2.5 por ciento de la población. Parece incomprensible que 75 años después de que seis millones de nuestro pueblo perecieran en el Holocausto, se advirtiera a los judíos que no es seguro llevar kipá en las calles de Alemania. Pero así fue, mientras los delitos de odio contra los judíos en ese país han aumentado un 70 por ciento en el último año.

Dada nuestra comprensión de cómo el odio contra los judíos puede escalar rápidamente a una violencia concertada, uno podría pensar que la reacción a esta amenaza sería rápida y decisiva, asegurando que se mantenga la promesa mundial de “nunca jamás” permitir que horrores como los provocados por los nazis vuelvan a ocurrir. Sin embargo, los gobiernos de todo el mundo han sido lentos para captar la amenaza y aún más lentos para responder y contrarrestarla.

Eso ha dejado un vacío de liderazgo que las organizaciones judías de todo el mundo deben llenar. Como presidente del Congreso Judío Mundial, instaré y haré campaña contra cualquier líder mundial que no condene esta ola de antisemitismo y contra cualquier gobierno que no tome medidas contra el mismo.

Los judíos deben abogar por otros judíos en cualquier parte del mundo. Todas y cada una de las naciones deben prestar atención a este llamado a la acción, que va mucho más allá de garantizar el destino de nuestro pueblo y se preocupa por el destino de la raza humana. Hemos visto la escala mundial de destrucción que puede surgir del odio, y sabemos que la seguridad de todos los ciudadanos, de todas las nacionalidades, razas, religiones, géneros y orientación sexual, está en juego.

Estoy profundamente orgulloso de mis raíces. Para mí, no hay mayor regalo que ser judío y representar a los judíos del mundo como presidente del Congreso Judío Mundial. He observado con profunda alegría en las últimas décadas cómo judíos en todos los rincones del mundo han dado todo por ayudar a la humanidad, haciendo enormes contribuciones a la ciencia, la tecnología, la medicina, la agricultura y la seguridad, áreas que han mejorado las vidas de miles de millones de personas. Lo hemos hecho incluso cuando muchos en todo el mundo se han negado a garantizar nuestro derecho básico a vivir seguros.

Somos personas desinteresadas, pero no debemos ser complacientes. Incluso mientras seguimos contribuyendo, debemos pedir más al mundo. Hoy, hago un llamado a todos los jefes de Estado, a todos los líderes de empresas, a las personas que manejan los medios y las compañías de medios sociales, a embajadores y artistas y a aquellos que influyen en la opinión pública – a rechazar el antisemitismo, unirse contra la opresión y el fanatismo dondequiera que levanten sus cabezas, y trabajar para impedir los delitos de odio contra los judíos y contra todos los pueblos.

Los judíos siempre nos hemos mantenido en pie, incluso cuando nos hemos visto obligados a luchar solos. Pero hoy no debemos estar solos. Hoy, permitan que personas de buena conciencia de todo el mundo se unan a nosotros.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

1 Comment

  1. Roberto Rodríguez dice:

    El pueblo judío podría hacer mucho contra sus enemigos, teniendo al Todopoderoso de su lado pero no lo hace porque entiende que su misión aquí en la tierra no es de guerra sino de Paz. !Shalom, Israel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *