avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El líder del partido Hayemin Hajadash, Naftali Bennett, prometió presentar una ley que permita a los principales rabinos municipales realizar conversiones al judaísmo como una forma de afrontar lo que describió como la “bomba de tiempo” del matrimonio mixto judío en Israel.

JEREMY SHARON

El tema de la conversión es la principal preocupación del rabino Haim Amsalem, exdiputado de Shas, actualmente el número dos en la lista electoral del Partido Zehut con el que Bennett quisiera unir a su facción de derecha.

En una reciente publicación de Facebook, Bennett observó que un gran número de ciudadanos israelíes de la antigua Unión Soviética que se han integrado a la sociedad, son descendientes de judíos y se casan con judíos israelíes, pero no son judíos según la halajá (ley judía).

La cuestión de los matrimonios mixtos potenciales ha preocupado a la comunidad nacional-religiosa, desde la gran ola de judíos rusos que emigraron a Israel de la antigua Unión Soviética a principios de la década de 1990 tras el colapso de La Cortina de Hierro.

Este viernes, Bennett destacó el tema en su publicación de Facebook y arremetió contra el Gran Rabinato, por haber reducido la autoridad de los rabinos municipales para realizar conversiones, haciendo que el proceso de conversión sea más estricta y menos acogedor.

El ex ministro de Educación dijo que de ser elegido en el próximo gobierno, resolvería el tema al presentar una legislación que restablecería la autoridad de los principales rabinos municipales para convocar tribunales de conversión, algo que dijo que conduciría a demandas menos estrictas y un enfoque más amigable hacia la conversión. Según él, la medida elevaría el número de conversiones de alrededor de 2.000 a 10.000 cada año.

“Tenemos un problema grave, una bomba de tiempo, de medio millón de israelíes que viven como judíos exactamente como nosotros, se sienten judíos, serven en unidades de combate de las FDI, pero sin embargo no son judíos según la ley judía, y por lo tanto no se consideran judíos”, escribió Bennett.

También hizo algunas declaraciones radicales, como que los inmigrantes no judíos de la antigua Unión Soviética y sus hijos “quieren y están dispuestos a aceptar todo lo que la ley judía requiere para convertirse al judaísmo. El Gran Rabinato, que hoy está en manos de los ultraortodoxos, simplemente les permite convertirse de acuerdo con la ley judía”.

Bennett también insistió en una interpretación liberal de los requisitos de la conversión, afirmando que “lo más importante en la conversión es el deseo de unirse al pueblo judío y ser parte de nuestro destino común”.

Asimismo, concluyó que la “rigurosidad” en las conversiones está fomentando el matrimonio mixto. Los que supuestamente son estrictos están causando un daño masivo al pueblo judío”, dijo.

La propuesta de Bennett de permitir que los rabinos de municipales realicen conversiones se deriva de una legislación presentada por el rabino Elazar Stern en 2013, apoyada por rabinos y organizaciones nacional-religiosas de tendencia liberal, que no incluía a partidos ultraortodoxos.

La legislación fue aprobada en su primera y segunda lectura , pero luego de la intensa presión del Gran Rabinato, los partidos ultraortodoxos y los elementos conservadores de línea dura en la comunidad nacional-religiosa, acordaron aprobar la medida simplemente como una resolución del gabinete y no como legislación.

Al comienzo del último gobierno, los partidos jaredíes y los líderes rabínicos de línea dura de la comunidad nacional-religiosa forzaron un cambio en la resolución, que otorgó al Gran Rabinato la autoridad sobre los principales rabinos municipales que podían formar tribunales de conversión, permitiendo al Gran Rabinato ejercer el derecho de veto sobre los rabinos liberales que desean aumentar las conversiones para resolver el problema de los matrimonios mixtos.

Bennett y su aliada Ayelet Shaked votaron en contra de la moción en el gabinete, pero no intentaron detenerla políticamente.

El exministro agregó que en el próximo gobierno promoverá la medida a través de una legislación completa que no pueda ser modificada o anulada por una decisión del gabinete.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí