Inicio » Entretenimiento » Deportes » “Es complicado”, dice Enrique Burak sobre la situación del deporte en México

“Es complicado”, dice Enrique Burak sobre la situación del deporte en México

Enlace Judío México e Israel – En el marco del encuentro “Deporte sin Límites”, organizado por la Oficina Comercial de la Embajada de Israel en México, el popular comentarista Enrique Burak, que fue uno de los invitados especiales, conversó con nosotros sobre el origen de su pasión por las transmisiones deportivas, su carrera y la situación del deporte en México. 

 

 

“A mí me encantan los medios desde niño, y los deportes también”, dice Enrique Burak, una de las voces y los rostros más emblemáticos del periodismo deportivo en México, cuando le preguntamos por los orígenes de su larga y fructífera carrera como cronista y comentarista de la cadena Televisa.

“Entonces, sobre todo por las grandes voces de aquella época, de los setentas estoy hablando, de Ángel Fernández, de Sony Alarcón, de Fernando Von Rossum… mi habilidad atlética nunca me dio pero me gustaban mucho las transmisiones deportivas y esas voces. Entonces poco a poco me fui involucrando, yo tendría 11 o 12 años, iba haciendo mis programas, los iba grabando (…) mi papá me regaló una grabadora de esas pequeñitas, portátiles de aquella época (…) entonces grababa mis programas, hacía mis guiones, hacía mis grabaciones también, jugando un poco y soñando también con algún día poder hacerlo de manera profesional”, recuerda.

Luego nos cuenta que fue Fernando Schwartz quien le abrió las puertas de Televisa, y “el camino se fue dando poco a poco desde entonces.” Muchos años han pasado desde que un joven Burak presentaba la sección Deporte Juvenil, en un programa llamado Reporte Juvenil, que se transmitía en el Canal 8 de televisión abierta. No recuerda cuál fue el primer partido que narró pero sabe que se trataba de un duelo de futbol americano colegial y que lo hizo en 1983.

Desde entonces, Burak ha vivido un sinfín de experiencias que han marcado su vida. “El viajar y conocer lugares que, si no fuera por este trabajo (…) nunca lo hubiera hecho. El conocer a deportistas que fueron mis ídolos de niño y, más adelante, tener relación inclusive de amistad con algunos de ellos; y el cumplir sueños, de estar en grandes eventos como Super Bowl, Series Mundiales, Juegos Olímpicos…. en realidad son muchas cosas las que me ha dado esta carrera.”

De entre todos los partidos que ha transmitido, uno de béisbol es posiblemente el más especial de su vida:

“Puede ser la Serie Mundial de 2016 porque jugaban los Cachorros de Chicago contra los Indios de Cleveland, y los Cachorros tenían 108 años de no ganar el título, y se fueron a siete partidos, y además el partido se suspendió por lluvia; iba ganando Chicago, empató Cleveland, se suspende por lluvia y ganan los Cachorros…. entonces fue un evento verdaderamente histórico.”

Pero otro momento memorable de su carrera es “haber compartido transmisión con Nadia Comaneci. Ella irrumpe en los Olímpicos de Montreal ’76 y con su 10 en la gimnasia y todo esto… y tuve la oportunidad de transmitir con ella y junto con su esposo, Bart Conner, también es un gran, gran gimnasta que ganó medalla de oro para Estados Unidos en el ’84… haber transmitido dos Juegos Olímpicos con ellos también fue algo sensacional.”

El evento en que convergemos con Burak es un encuentro organizado por la Oficina Comercial de la Embajada de Israel en México, donde diez empresas israelíes han venido a presentar sus proyectos de alta tecnología aplicada al mundo de los deportes. Respecto a Israel, Enrique Burak dice que pasó mes y medio ahí cuando terminó la secundaria, pero que al terminar la preparatoria y tener que decidir si se iba de Hajshará un año, como ya había iniciado su camino en Televisa, decidió quedarse.

Respecto a la situación del deporte mexicano, el rostro de Burak deja adivinar cierto pesimismo. Dice que “es complicado”, que “habrá que ver cómo se dan las cosas” y recuerda que estamos en la antesala de los Juegos Panamericanos de Lima, que serán una prueba para nuestros atletas. La primera desde que Ana Guevara asumió el cargo al frente de la CONADE (Comisión Nacional del Deporte).

“Y luego, el año próximo, vienen los Juegos Olímpicos en Tokio. Entonces… para medir… La edición anterior, en Río, la primera semana fue muy mala y la segunda semana fue cuando se repuso todo el camino (…) y hay algunos atletas que están molestos por la forma en que se están manejando los apoyos hacia ellos, esperando que esto no tenga una repercusión en ellos, y la cuestión también de los eventos deportivos, a nivel internacional que vienen a México… pues la Fórmula 1 está sufriendo, y la NFL también está sufriendo por la cuestión de los apoyos gubernamentales… Ojalá se puedan mantener porque son eventos que representan una buena derrama económica para nuestro país, además de la buena publicidad en el exterior”, dijo.

Ante la proximidad de los Juegos Macabeos Panamericanos, le preguntamos a Burak si pensaba asistir, y aunque no sabe si tendrá la oportunidad si tiene una historia que compartir al respecto:

“Pues a ver… Yo me acuerdo de unas Macabeadas aquí en nuestro país, que fueron en el ’79, la Macabeada Panamericana, y compitió mi papá; él estaba en boliche, era muy bueno mi papá, pero fíjate que todavía compitió hasta enfermo, y se lo llevaron de emergencia al hospital porque tenía neumonía, y bueno, ahí se acabó la Macabeada para nosotros. Pero bueno, ojalá tenga la oportunidad de darme una vuelta.”

Como dijo al principio de la entrevista, la habilidades atléticas de Burak nunca fueron tan grandes como para hacerlo destacar en algún deporte. Recuerda haber practicado futbol en el CDI, “bastante malito”, natación y tenis, que “no me daba para Wimbledon, definitivamente, pero bueno…”

Finalmente, le preguntamos qué mensaje le daría a los jóvenes que quieren dedicarse a lo que hace él:

“Que es un medio fantástico, es maravilloso, te da muchísimas oportunidades, puedes conocer gente, puedes conocer lugares… pero que también sepan que no es una cuestión de ‘quiero salir en la tele y ya’, porque sí es una carrera que tiene muchos sacrificios, que tienes que estar mucho tiempo fuera de la casa, que no hay fines de semana porque es cuando más se trabaja, en fin, que es una carrera muy noble pero que sí tienes que estar consciente que debe ser tu vocación.”

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *