Inicio » Opinión » Historia Judía » El mayor debate que dividió al pueblo judío

El mayor debate que dividió al pueblo judío

Enlace Judío México e Israel – Antes de la formación del estado de Israel, los judíos que habitaban Palestina se enfrentaron a un importante debate: aceptar la partición del territorio en dos estados y renunciar a Jerusalén como capital, u oponerse a la resolución de la Comisión Peel. 

 

Los años pasaron con una cotidiana violencia y de pronto un hombre que apoyaba las ideas sionistas llegó a ocupar un importante cargo en Palestina. Se trataba del comandante británico Orde Charles Wingate, quien fue asignado en 1936 como capitán de la inteligencia militar. Wingate demostró su empatía por el sionismo entrenando militarmente a los jóvenes de la Haganá. Su entrenamiento y apoyo tuvo repercusiones importantes, no sólo en la revuelta árabe de 1936, sino que además colaboró al entrenamiento de un ejército que lucharía por la independencia una década después.

Debido al caos en Palestina los británicos ordenaron a la Comisión Peel analizar el problema para darle una solución, y fue así como, por primera vez en la historia, la idea surgió: salomónicamente, se consideró pertinente dividir el territorio en dos. Los árabes rechazaron de manera inmediata los consejos de la Comisión Peel, pues no podían tolerar la idea de un Estado judío ni siquiera en una parte del territorio, así que los árabes palestinos mostraron su total inconformidad, y se volcaron a la violencia con más rigidez, insistencia y agresividad. El reto era claro y conciso: planeaban expulsar del país a los judíos antes de que el territorio fuera repartido.

Del lado judío se originó un polémico debate: mostrar aceptación a esta solución era aceptar lo otorgado, pero también implicaba renunciar a la ciudad de Jerusalén, que tenía un tremendo valor para los judíos tanto histórico como sagrado. David Ben Gurión y Jaim Waizman trataron de poner orden al debate y se esmeraron por convencer a los judíos de que aceptar ese pequeñísimo territorio significaría para toda la diáspora del mundo el más valioso refugio.

Finalmente la partición se llevó a cabo, pero el conflicto en vez de solucionarse apenas estaba iniciando.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *