Enlace Judío México e Israel – Después de que 40 miembros del Likud firmaran una declaración de lealtad en apoyo a Benjamín Netanyahu como única opción para primer ministro, la presidenta de la Derecha Unida, (Unión de Partidos de Derecha), Ayelet Shaked, anunció que los miembros de su partido firmarán una “declaración de lealtad a los valores de la derecha”.

El documento a firmar incluye la implementación de la Ley del Estado-Nación, el desarrollo del asentamiento en todo el país, la aplicación de la soberanía israelí sobre el Área C en Cisjordania, gobernanza, responsabilidad social y más. El documento se presentará hoy a los candidatos del partido y confirmarán su compromiso con el mismo. Shaked se negó a comentar la declaración de lealtad a Benjamin Netanyahu, firmada por los miembros del Likud, diciendo que no interfiere en los asuntos de otros partidos.

En una entrevista a la radiodifusora pública Kan, Shaked se refirió a la anexión de palestinos sin otorgarles la ciudadanía israelí, apoyada por el actual ministro de Educación Rafi Peretz: “La soberanía israelí sólo se aplicará al Área C, donde hay alrededor de 450,000 israelíes y 100 mil palestinos. Israel puede otorgar ciudadanía a 100 mil palestinos”, aseguró. “El Estado de Israel puede contener tal cantidad y ciertamente no aplicar la soberanía sobre las áreas A y B”.

“No tenemos intención de anexar a dos millones de palestinos. Queremos aplicar la ley israelí a un área donde la mayoría absoluta de sus residentes son ciudadanos del Estado de Israel y no viven bajo nuestras leyes”, puntualizó.

En cuanto al transporte público en Shabat, el día de descanso según la tradición judía, Shaked afirma: “Estoy de acuerdo con lo que está escrito en la Convención Gavison-Meidan sobre el transporte público en Shabat, que ciertas líneas del transporte privado local se puedan operar en ciudades específicas. Ninguna de las partes debe forzar su propia opinión sobre la otra”, aseveró.

A pregunta expresa sobre la nueva colaboración con el partido Habait Hayehudí, que abandonaron en las últimas elecciones, Shaked afirmó: “Nuestro objetivo era bueno, ampliar el bloque de derecha y pensamos que lo mejor era dividirnos para ganar el apoyo del sector liberal. Pero aprendimos de los errores y tuve una discusión de tres semanas con Naftali Bennett, quien consideró que esta vez era mejor mantener a ambos partidos y yo pensé que lo correcto era unirnos”.

“Cuando no logramos superar el umbral electoral, decidí dejar la política y apoyar al Likud”, reveló. “Pero ante la nuevas elecciones, pensé que lo correcto es liderar un amplio bloque ideológico que integre la derecha ideológica con el sionismo religioso”.

“Después de las elecciones recomendaremos al candidato de derecha para primer ministro, que por el momento parece ser Benjamín Netanyahu. Lo importante para nosotros es asegurar la victoria de la derecha con 61 escaños. Lo que Netanyahu debe hacer es ampliar el bloque”.

“Soy parte de un equipo que incluye al rabino Rafi Peretz, Smotrich y Bennett. Trabajamos juntos como equipo y queremos hacer todo lo posible para que el bloque de derecha obtenga 61 escaños. No habrá otras elecciones, no habrá una tercera vez, si no obtenemos los 61 puestos en la Knéset, nadie sabe lo que sucederá”, concluyó.

Texto de la Declaración

Nacionalidad – Implementación de la Ley Básica: Israel es el Estado-Nación del pueblo judío y evitar cualquier cambio a la ley, mientras continúa garantizando los derechos individuales y la igualdad para todos los ciudadanos de Israel.

Integridad del la Tierra de Israel: somos el único partido que se opone al establecimiento de un Estado palestino y a cualquier retirada de los territorios del Estado de Israel. Trabajaremos para desarrollar el asentamiento en todo el país.

Identidad judía: trabajaremos para fortalecer la identidad judía del Estado de Israel y fortalecer la conexión de los alumnos israelíes con la Tierra de Israel y el legado de Israel.

Soberanía: la aplicación de la soberanía israelí y el Estado de Derecho de manera equitativa a todos los ciudadanos de Israel y sus residentes, que incluye la aplicación de la soberanía israelí a los territorios de Judea, Samaria y el Valle del Jordán.

Lucha decidida contra el terrorismo: combatir el terrorismo con determinación y sin compromiso, desde la frontera de Gaza hasta los subsidios de los terroristas. El retorno de los soldados de las FDI desaparecidos. Una resistencia total a la liberación de terroristas.

Inmigración: la implementación de una política que promueva la inmigración judía, elimine las barreras innecesarias a la inmigración, y evite la inmigración ilegal de trabajadores migrantes en Israel, así como el abuso de las políticas de reunificación familiar.

Competencia y libertad: promover la competencia de los monopolios legales. Abrir la economía a la competencia internacional y reducir la planificación central en la economía. Promover la competencia de la vivienda, la liberación de tierras para la construcción y políticas fiscales que estimularán el desarrollo. Mejorar la regulación, reducir la carga sobre los empresarios para fomentar el empleo y la productividad, y crear un ambiente cómodo para una economía colaborativa y de alta tecnología.

El derecho al trabajo: demanda de representación laboral absoluta, arbitraje obligatorio en servicios esenciales, transparencia en las organizaciones laborales.

Gobernanza: fortalecer los valores de gobernanza y democracia, así como el estatus de la Knéset como autoridad legislativa y restablecer la confianza en la corte como poder judicial de conformidad con la ley.

Responsabilidad social: protección económica y médica para discapacitados y ancianos. Integración de personas con discapacidad en la educación, la sociedad y el mercado laboral.

Fuente: Kan / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈