Inicio » Destacado » Alemania recibe críticas por honrar al embajador de un régimen “bárbaro”

Alemania recibe críticas por honrar al embajador de un régimen “bárbaro”

Enlace Judío México e Israel.- Un traductor es acusado de espiar en nombre de Irán en Alemania. 

BENJAMIN WEINTHAL

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, enfrentó una nueva ola de críticas por glorificar al régimen iraní en una ceremonia el viernes en Berlín dando la bienvenida al nuevo embajador de la República Islámica de Irán.

Gran honor para un régimen bárbaro“, decía el titular del periódico Bild sobre la bienvenida de Mahmoud Farazandeh.

Steinmeier se vio envuelto en un presunto escándalo de apaciguamiento en febrero porque envió un telegrama a los gobernantes de Irán felicitando al régimen en el 40 aniversario de su revolución islámica.

Estados Unidos clasifica al régimen clerical de Irán como el principal patrocinador estatal internacional del terrorismo.

Según Bild, una portavoz de Steinmeier dijo que “está constitucionalmente regulado que el Presidente Federal acredite y reciba enviados“.

El gobierno alemán celebró una ceremonia de izado de la bandera, con la bandera del régimen iraní, en la residencia del presidente en el Palacio Bellevue en Berlín.

Bild preguntó: “¿Debería el embajador de un régimen asesino realmente recibir una bienvenida como cualquier otro embajador?

Ulrike Becker, una portavoz de la ONG Stop the Bomb, dijo a Bild: “Es deprimente, con qué perseverancia el gobierno federal y la presidencia federal ignoran la catastrófica situación de los derechos humanos en Irán y las políticas terroristas y antisemitas del régimen iraní y repetidamente engañan a su propio público“, con el fin de integrar el régimen en Teherán.

Ella dijo que el gobierno de Alemania finge que puede haber “normalidad diplomática” con el régimen de Irán. Becker agregó que el gobierno debería rechazar los negocios habituales con un régimen “que obliga a los homosexuales y las minorías religiosas a ser ejecutados, obliga a las mujeres bajo el velo y cuyo objetivo es destruir a Israel“.

Becker señaló que “mientras el régimen sea recompensado con diálogos, recepciones y conferencias, se mantendrá en su política de lograr los objetivos de la política exterior con el chantaje y el terror“.

Dijo que el régimen ha apuntado con planes de ataque a “disidentes iraníes en el exilio y representantes de grupos judíos y pro israelíes“.

Becker dijo que “el presidente debe honrar la lucha de la oposición iraní por la democracia y la libertad e invitar a sus representantes a Bellevue“.

Julian Reichelt, editor en jefe de Bild, el periódico más vendido de Alemania, tuiteó que “el Palacio Bellevue iza la bandera iraní en honor del nuevo embajador. Se puede llamar a eso protocolo; yo lo llamo reverencia a un régimen antisemita de terror que quiere acabar con Israel, oprimir a las mujeres y colgar a los homosexuales“.

La supuesta política exterior de Alemania a favor de Irán se ha enfrentado a críticas casi diarias de grupos de derechos humanos, periodistas y políticos.

El decano asociado del Centro Simon Wiesenthal, el rabino Abraham Cooper, le dijo a The Jerusalem Post que, “con el debido respeto, es hora de que el ministro de Relaciones Exteriores alemán abandone su afirmación de que fueron las lecciones de Auschwitz las que lo impulsaron a la vida pública. Claramente no ha aplicado ninguna de las lecciones a la situación actual. En lugar de debilitar el régimen tiránico y genocida en Teherán, está haciendo todo lo posible para fortalecer a Irán. Sus instrucciones al embajador alemán de la ONU no son las de un amigo de un estado judío“.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, socialdemócrata, anunció el año pasado que se metió en política “por Auschwitz“.

Cooper dijo que, “Antes de que [Maas] invoque a Auschwitz nuevamente, debería volver a releer la historia. Esperábamos mucho más del Ministro de Relaciones Exteriores, Maas. Desafortunadamente, lo encontramos en el lado equivocado de las amenazas existenciales que Israel enfrenta todos los días“.

Mientras tanto, el viernes, los fiscales alemanes acusaron a un afgano alemán llamado Abdul S., que trabajaba como traductor y asesor de las fuerzas armadas alemanas, por proporcionar material confidencial a la agencia de inteligencia de Irán. El funcionario del fiscal dijo que Abdul estaba involucrado en traición.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *