avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El presidente de la Asociación Israelí de Judo dijo el jueves que el judoka iraní Saeid Mollaei fue obligado a perder su pelea de semifinales contra el belga Matthias Casse en el Campeonato Mundial de Judo en Tokio para evitar enfrentarse al israelí Sagui Muki en la final.

Irán prohíbe a sus atletas competir contra israelíes. En mayo, la Federación Internacional de Judo dijo que había llegado a un acuerdo con Irán para poner fin a su boicot, aunque el jefe del Comité Olímpico Nacional de Irán lo negó más tarde.

Mollaei ha sido acusado de fingir lesiones y de perder intencionalmente peleas en el pasado para evitar enfrentarse a Muki.

El jefe de la AIJ, Moshé Fonti dijo a la Radio del Ejército que una hora antes de las semifinales, el equipo israelí escuchó que Mollaei “tenía la intención de continuar la competencia aunque tenga que enfrentar a Sagui Muki en la final. Escuchamos que le había pedido al jefe de la Asociación Iraní de Judo que se asegurara de que su familia estuviera a salvo”.

En las semifinales, Mollaei fue emparejado con Casse y Muki se enfrentó al egipcio Mohamed Abdelaal. Después de que Muki derrotó a Abdelaal, quedó claro que si Mollaei vencía al belga se enfrentaría al israelí por el oro.

“Por lo que entendemos, en poco tiempo funcionarios de inteligencia iraníes llegaron tanto a su casa en Irán como a la arena de judo y le advirtieron”, dijo Fonti.

El medallista de oro Sagui Muki de Israel en el podio de la categoría masculina de menos de 81 kg durante el Campeonato Mundial de Judo 2019 en el Nippon Budokan de Tokio el 28 de agosto de 2019. (CHARLY TRIBALLEAU / AFP)

“No sé qué pasó allí, pero finalmente perdió ambas batallas”, dijo Fonti, refiriéndose a la pelea contra Casse y la batalla posterior por el bronce contra Luka Maisuradze de Georgia. “No llegó a la final con Sagui y no subió al podio”.

La comentarista israelí de judo Miri Nevó dijo que estaba claro que Mollaei simuló lo que ella llamó “una derrota calibrada”, para asegurarse de que perdiera en la semifinal. “Si los iraníes fueran tan patriotas y hostiles a Israel, deberían intentar vencernos en los deportes”, dijo.

Muki finalmente derrotó a Casse y fue nombrado campeón mundial, el primer atleta masculino israelí en llegar a la cima. Mollaei, quien había ganado el campeonato mundial del año pasado, terminó la competencia en quinto lugar. Si hubiese tomado al menos el cuarto lugar, habría tenido que subir al podio mientras se tocaba el himno nacional de Israel “Hatikvah” en honor a Muki.

Fonti no culpó a Mollaei por sus acciones, y dijo que aunque “le había prometido al jefe de la Federación Internacional de Judo que competiría … había gente en la casa de su familia en Irán. No se puede juzgar a un atleta en una situación así”.

Muki dijo el miércoles que Mollaei era un deportista excelente y el entrenador del equipo israelí, Oren Smadja, agregó que era “un tipo estupendo”.

La derrota de Mollaei frente a Casse para evitar enfrentarse a Muki destacó en los medios que cubrían el concurso.

El sitio web Inside the Games observó que después de “haber lucido imparable en las preliminares”, de pronto Mollaei afirmó haber sufrido una lesión en la cabeza antes de su pelea con Casse y llegó “con una venda enorme en la cabeza”. Apenas intentó un lanzamiento durante el combate, antes de ser lanzado por ippon”.

El belga Matthias Casse (de azul) celebra su victoria en la semifinal contra el iraní Saeid Mollaei en la categoría masculina de menos de 81 kilogramos durante el Campeonato Mundial de Judo 2019 en el Nippon Budokan de Tokio el 28 de agosto de 2019. (CHARLY TRIBALLEAU / AFP)

El sitio francés RMC Sport dijo que Mollaei “perdió en la semifinal al ver que Muki calificó para la final”.

También informó que “en la sala de calentamiento, Saied Mollaei estaba sumamente agitado y al borde de las lágrimas, temiendo por su familia”.

Hubo informes de que antes de perder su pelea contra Casse, Mollaei había amenazado con renunciar durante las primeras etapas de la competencia si lo emparejaban con Muki.

Deportistas iraníes suelen perder partidos intencionalmente para evitar enfrentar a los israelíes. El año pasado, un luchador iraní fue suspendido por seis meses por perder deliberadamente un combate para evitar enfrentar a un oponente israelí.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí