Inicio » Destacado » Trump: No creo que los israelíes nos estén espiando

Trump: No creo que los israelíes nos estén espiando

Enlace Judío México e Israel.- Trump minimiza el informe sobre el presunto espionaje israelí en Washington.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, restó importancia el jueves a un informe sobre presunto espionaje israelí en Washington.

No creo que los israelíes nos estén espiando. Realmente me resultaría difícil de creer”, dijo a los periodistas.

Si bien el Presidente agregó que “todo es posible“, reiteró que no lo cree.

El jueves temprano, un alto funcionario de la administración de Estados Unidos dijo que el informe en Político es “completamente falso“.

El informe dice que una investigación realizada por las fuerzas de seguridad en los Estados Unidos ha llevado a sospechar que Israel está detrás de la colocación de dispositivos de vigilancia en miniatura, conocidos coloquialmente como “StingRays“, en las cercanías de la Casa Blanca.

Los dispositivos en cuestión imitan las torres celulares regulares para engañar a los teléfonos celulares y darles su ubicación e información de identidad. Según Politico, también pueden capturar el contenido de las llamadas y el uso de datos.

Según el análisis forense, el FBI y otras agencias que trabajan en el caso confiaron en que los agentes israelíes habían colocado los dispositivos, según los ex funcionarios, varios de los cuales según el informe sirvieron en los principales puestos de inteligencia y seguridad nacional.

El jueves, el primer ministro Binyamin Netanyahu negó el informe de Politico cuando aterrizó en Sochi, donde se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Netanyahu dijo: “Mentiras. Absurdo. Tengo una directiva clara: no hay recopilaciones de inteligencia en los Estados Unidos, y esta directiva se aplica por completo“.

El ex funcionario de inteligencia de Israel también arroja dudas, diciendo que la relación especial y los recuerdos de las consecuencias del escándalo de Pollard evitan que Jerusalén escuche demasiado de cerca a DC.

Un alto funcionario estadounidense negó el jueves un informe de que Israel probablemente estaba detrás de la colocación de dispositivos en las cercanías de la Casa Blanca que pueden capturar llamadas de teléfonos celulares.

La historia “es completamente falsa. Absolutamente falso Lo comprobé”, dijo Noga Tarnopolsky, reportera del Los Angeles Times, según citó el funcionario de alto rango de la administración.

El medio de comunicación Politico informó el jueves que el FBI había determinado que Israel era responsable de la colocación de equipos de vigilancia de teléfonos celulares cerca de la Casa Blanca y en otros lugares sensibles en Washington, DC. El primer ministro Benjamin Netanyahu y otros altos funcionarios israelíes rechazaron rápidamente la acusación como una “mentira descarada“.

Existe un compromiso de larga data y una directiva del gobierno israelí de no participar en ninguna operación de inteligencia en los Estados Unidos. Esta directiva se aplica estrictamente sin excepción“, decía una declaración de la Oficina del Primer Ministro.

Además, una operación de espionaje israelí contra el gobierno de los Estados Unidos en suelo estadounidense representaría una desviación dramática de la política israelí de hace décadas, dijo un ex funcionario de inteligencia.

Según Chuck Freilich, ex asesor adjunto de seguridad nacional, eso no fue una negación pro forma por parte de un gobierno atrapado haciendo algo que no debería, sino una verdadera descripción de la política israelí.

El ex asesor adjunto de seguridad nacional Chuck Freilich. (Cortesia)

¿Puedo decirle por conocimiento personal que no está sucediendo hoy? No. ¿Podría alguien haberlo perdido por completo en algún escalón superior del gobierno? No lo sé. Pero según todo lo que sé, es totalmente falso“, dijo Freilich a The Times of Israel.

Un ex alto funcionario estadounidense con conocimiento de la supuesta operación israelí le dijo a Político que se suponía que los dispositivos estaban instalados para espiar al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y sus principales asesores, aunque no estaba claro si el intento fue exitoso.

Según Freilich, quien sirvió durante más de dos décadas en el establecimiento de defensa israelí, se tomó una decisión en Israel después del escándalo de Jonathan Pollard para evitar espiar a los Estados Unidos.

En 1985, Pollard, entonces analista de inteligencia de la Marina de los EE.UU., fue arrestado y acusado de espiar para el servicio de inteligencia del Mossad israelí. Se declaró culpable un año después y cumplió un total de 30 años en prisión antes de su liberación en 2015. El incidente sigue siendo una fuente de controversia entre los servicios de inteligencia israelíes y estadounidenses en lo que por otra parte se considera una de las relaciones de defensa más cercanas del mundo.

Jonathan Pollard, fotografiado el 17 de diciembre de 1997, en la Institucion Correccional Federal en Butner, Carolina del Norte. (Foto AP / Ayala Bar)

Pollard fue una aberración, y después de él se decidió que esto nunca volvería a suceder“, dijo Freilich.

El ex asesor adjunto de seguridad nacional, que ocupó el cargo desde 2000 hasta 2005, dijo que el potencial retroceso diplomático de una operación fallida representaría un desincentivo significativo para llevar a cabo dicha misión.

Si no puede permitirse que lo atrapen, no lo haga“, dijo Freilich.

Sin embargo, agregó que la naturaleza de la relación israelí-estadounidense, en la que Jerusalén depende más de Washington, significa que esto no impide que los servicios de inteligencia estadounidenses investiguen a sus homólogos israelíes.

Estados Unidos está espiando a Israel todo el tiempo. Pero hay una pequeña diferencia. Cuando otorgamos US $ 4 mil millones al año y evitamos que se aprueben sanciones y muchas otras resoluciones antiamericanas en el Consejo de Seguridad de la ONU, entonces tal vez podamos comenzar a espiar a los Estados Unidos”, dijo.

Como regla general, es probable que todos estén espiando a todos. ¿Pero [Israel espiando a los Estados Unidos] en Washington? No“, dijo.

Según el informe de Politico, que se basó en conversaciones con tres ex altos funcionarios estadounidenses con conocimiento del caso, los pequeños dispositivos, conocidos como “StingRays“, engañan a los teléfonos celulares para que revelen su ubicación e identifiquen información al imitar una torre celular. Se dijo que un “análisis forense detallado” realizado por el FBI reveló que los dispositivos fueron plantados por Israel.

Estaba bastante claro que los israelíes eran responsables“, dijo un ex alto funcionario de inteligencia de Estados Unidos.

El jueves por la tarde, el autor de la historia de Politico, Daniel Lippman, dijo que respaldaba el informe, a pesar de las negaciones inequívocas del gobierno israelí.

La Casa Blanca al amanecer en Washington el 18 de abril de 2019 (AP Photo / Andrew Harnik)

El ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, negó categóricamente que Israel realice operaciones de espionaje en los Estados Unidos.

Estados Unidos e Israel comparten mucha información de inteligencia y trabajan juntos para prevenir amenazas y fortalecer la seguridad de ambos países“, dijo Katz.

Amos Yadlin, ex jefe de Inteligencia Militar de Israel, dijo que el informe era “noticias falsas condimentadas con antisemitismo“.

La supuesta intercepción de teléfonos celulares reportada el jueves no es la primera instancia de espionaje reportado entre los dos aliados cercanos en los últimos años.

En 2014, el denunciante Edward Snowden filtró un documento de la NSA, en el que el servicio de inteligencia estadounidense acusó a Israel de espiar a los Estados Unidos.

Los israelíes son socios extraordinariamente buenos [de Inteligencia de Señales] para nosotros“, dijo el documento de la NSA, como se informó en Newsweek, “pero por otro lado, nos apuntan a conocer nuestras posiciones sobre los problemas de Medio Oriente“.

El año anterior, Netanyahu condenó las revelaciones “inaceptables” de que Estados Unidos y el Reino Unido habían apuntado a la dirección de correo electrónico de su predecesor, Ehud Olmert. Los documentos también filtrados por Snowden y publicados por The Guardian revelaron que Olmert estaba usando la cuenta de correo electrónico mientras estaba en el cargo.

Los documentos también dicen que una Estimación de Inteligencia Nacional de 2013 sobre amenazas cibernéticas “clasificó a Israel como el tercer servicio de inteligencia más agresivo contra Estados Unidos“, detrás de China y Rusia.

 Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *