Inicio » Noticias » Israel » ‘Nos sentaremos con Lieberman si se pone Tefilín y cuida Shabat’: líder de partido ultraortodoxo

‘Nos sentaremos con Lieberman si se pone Tefilín y cuida Shabat’: líder de partido ultraortodoxo

Enlace Judío México e Israel – Yaakov Litzman, líder del partido Yahadut Hatora, uno de los dos partidos religiosos del campo político israelí actual, recalcó esta semana luego de los comicios en Israel su negación a unirse a un gobierno donde Yisrael Beitenu, dirigido por Avigdor Lieberman, esté incluido.

Al ser cuestionado el pasado miércoles sobre si podría incluirse a un gobierno con Lieberman, Litzman respondió de manera irónica: “¿Quién es Lieberman? No lo conozco. ¿Es un ministro del gobierno?”, de acuerdo al sitio de noticias israelí Kipa.

“Estoy listo para sentarme [en un gobierno] con Lieberman si se coloca Tefilin y si cuida Shabat”, manifestó el funcionario en el gobierno de Netanyahu, cuyo futuro como primer ministro se mantiene en vilo ante la situación política dejada por las recientes elecciones.

Yahadut Hatora e Yisrael Beitenu son dos partidos cuyas ideologías chocan directamente por enarbolar uno políticas religiosas y el otro un holgado secularismo, lo que los mantiene en una hostilidad firme.

Ambos formaron parte del último gobierno de Netanyahu, aunque una disputa entre Yisrael Beitenu y los partidos religiosos alrededor de un proyecto de ley para enlistar a la población jaredí de Israel fue justo uno de los factores que llevaron a la disolución de la Knéset a finales de 2018 y la convocatoria a elecciones en abril.

Y esta misma disputa fue un factor importante que impidió a Netanyahu conciliar a dichos partidos para formar un gobierno luego de los nuevos comicios, y que lo llevó a tomar la extraordinaria medida de convocar a nuevas elecciones el pasado 17 de septiembre para tratar de solventar este obstáculo. Hecho que aparentemente fracasó.

El domingo pasado, dos días antes de los comicios, durante un evento de campaña de Yahadut Hatora, un rabino jasídico sugirió su equiparación personal de los políticos anti-religiosos israelíes, como Lieberman o Yair Lapid del partido Kajol Lavan, con el mismo Hitler, informó el sitio The Times of Israel.

Yisroel Hager hizo notar a su audiencia que las elecciones del 17 de septiembre coincidieron con la fecha hebrea del 17 de Elul, la misma en que en el calendario religioso ocurrió la invasión de Polonia por Hitler.

“Para nuestro pesar, los destructores de la religión, aquellos que quieren arruinar la religión también quieren, desafortunadamente, traernos encima un Holocausto, Dios no lo quiera”, manifestó, en una alusión entendida contra figuras como Lapid y Lieberman.

Inmediatamente después de conocidos los resultados electorales preliminares el pasado martes, Lieberman hizo un llamado a un gobierno de unidad entre su partido, el Likud y Kajol Lavan de Benny Gantz. Sin considerar quedaron Yahadut Hatora y su colega ideológico Shas, así como el bloque de derecha Yamina, todos aliados de Netanyahu.

Yahadut Hatora y los demás partidos excluidos por Lieberman este jueves firmaron un documento en el que se comprometieron a recomendar a Netanyahu como primer ministro ante el presidente de Israel. Asimismo, se comprometieron a forjar una coalición de gobierno como una única unidad.

Poco después, Netanyahu hizo un llamado a Gantz para reunirse y abordar el tema de un posible gobierno de unidad entre el bloque de derecha y su partido, Kajol Lavan.

Sin embargo, Gantz rechazó por el momento la oferta y aseguró que el próximo gobierno en Israel será liderado por él, con un abanico de medidas liberales.

Ante ello, Lieberman criticó a Netanyahu por ir tras lo que consideró su “gobierno de ensueño” con sus aliados religiosos e insinuó que la insistencia del mandatario en esto solo llevará a Israel de nuevo a elecciones, de acuerdo a The Times of Israel.

“Formar un ‘bloque halájico’ de 55-56 legisladores del Likud, los partidos jaredíes y mesiánicos, y llamar a Benny Gantz a unirse a un gobierno de unidad con ese bloque, no es más que un engaño y una distorsión para sentar las bases de una tercera elección”, escribió en un mensaje de Facebook.

“De nuevo exhorto al primer ministro a detener sus juegos políticos, trucos y maromas. Sentémonos, usted, yo y Benny Gantz, y formemos un gobierno amplio de unidad nacional para el futuro de Israel”, agregó.

Yisrael Beitenu sostendrá una reunión el próximo domingo con miras a convenir sus próximos movimientos de cara a las negociaciones para formar gobierno, según The Times of Israel.

De acuerdo al conteo de votos más actualizado este viernes, con arriba del 99 por ciento de los votos registrados, según el periódico Israel Hayom, el partido más grande en la Knéset sería Kajol Lavan con 33 escaños, seguido de Likud con 31 escaños.

Con ello, y excluyendo a Lieberman, el bloque de centro-izquierda y sus 57 escaños aventaja al bloque de derecha con sus 55 escaños. Ambos aún a unos escaños de lograr la cifra de 61, con la que se asegura una formación de gobierno.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *